Por Mundoagro.cl el 11 junio, 2018

Bien preparados

La ley de modernización de la inocuidad de los alimentos de EE.UU. —FSMA— sube la vara de calidad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
SONY DSC

La inocuidad alimentaria es  un  tema  que  ha  ido  tomando  no  sólo  mayor  relevancia  sino  también  mayor  complejidad,  con  lo  cual  se  ha  convertido  en  un  tópico  ineludible  a  tratar  en  diferentes  destinos  de  exportación.  Tal  es  el  caso  de  Estados  Unidos  con  la  implementación  de  la  Ley  de  Modernización  de  la  Inocuidad  de  los  Alimentos  (FSMA,  por  su  sigla  en  inglés),  frente  a  la  que  los  países  productores  deben  estar  preparados  para  poder  asegurar  su  posición  en  este  mercado.  Chile  no  puede  quedar  ajeno  a  esta  realidad,  considerando  que  Estados  Unidos  corresponde  a  uno  de  los  principales  destinos  de  nuestras  exportaciones.  Pero  FSMA  cobra  aún  más  relevancia  para  la  industria  frutícola  considerando  que  se  trata  de  un  mercado  que  representa  un  tercio  de  los  envíos  de  frutas  de  nuestro  país,  según  indica  Andrés  Rodríguez,  representante  de  PMA  en  Chile.  Así  es  necesario  conocer  las  implicancias  de  la  normativa  para  las  exportaciones  nacionales  y  cómo  se  encuentra  Chile,  temáticas  que  se  abordaron  en  un  seminario  organizado  por  esta  entidad.

Implicancias de la normativa

Prevención,  fortalecimiento,  inspecciones  y  seguridad  de  las  importaciones  son  los  principales  ejes  de  la  normativa  implementada  por  EE.UU.  Respecto  del  primer  punto  FSMA  establece  los  denominados  controles  preventivos,  que  implica  que  todos  los  alimentos  que  no  cuentan  con  HACCP  —Análisis  de  Peligros  y  Puntos  Críticos  de  Control—  deban  someterse  a  un  control  de  este  tipo,  según  explica  Gonzalo  Ibáñez,  Analista  Regulatorio  Internacional,  Oficina  de  la  FDA  en  Chile.  Por  su  parte,  el  fortalecimiento  se  refiere  más  bien  a  la  construcción  de  capacidades  con  los  organismos  regulatorios,  es  decir,  que  exista  una  cooperación;  mientras  que  en  el  siguiente  punto  se  incrementan  notablemente  las  inspecciones.  El  experto  destaca  que  el  hito  en  cuanto  a  la  seguridad  de  las  importaciones  puede  ser  el  FSVP  —Foreign  Supplier  Verification  Program—,  un  programa  orientado  al  importador.  “Esta  norma  exige  que  los  importadores  sean  responsables  de  asegurar  que  los  proveedores  de  alimentos  extranjeros proporcionen  el  mismo  nivel  de  protección  de  la  salud  pública  que  se  requiere  de  los  productores  de  alimentos  en  Estados  Unidos”,  señala  Ibáñez.

De  esta  manera  lo  que  hace  FSMA  es  subir  la  vara  en  cuanto  al  nivel  de  inocuidad,  una  tarea  para  la  que  Chile  se  encuentra  preparado.

Chile, un país preparado

El  sector  productor  y  exportador  de  frutas  de  Chile  se  había  preparado  sin  saber  que  venía  FSMA,  hace  unos  quince  o  veinte  años,  cuando  de  manera  bastante  proactiva  empezó  a  certificarse  en  los  distintos  protocolos  de  buenas  prácticas  agrícolas  que  son  bastante  avanzados.  Así  es  como  resume Ricardo  Adonis,  gerente  de  Desarrollo  de  la  Fundación  para  el  Desarrollo  Frutícola,  la  posición  de  Chile  frente  a  esta  normativa,  agregando  que  lo  anterior  “ha  constituido  una  muy  buena  base  que  tiene  nuestro  sector  para  poder  cumplir  estos  requerimientos  más  avanzados  que  constituyen  el  FSMA”.  Como  interesante  califica  Ronald  Bown,  presidente  de  Asoex,  la  trayectoria  de  Chile  en  inocuidad  alimentaria,  lo  que  a  su  juicio  ha  sido  reconocido  en  el  proceso  de  este  año,  en  que  los  importadores  podrían  haber  actuado  de  forma  bastante  rígida  respecto  de  pedir  inspecciones  adicionales  o  auditorías.  “En  la  gran  mayoría  de  los  casos  no  ha  pasado  absolutamente  nada  en  ese  sentido.  Se  ha  requerido  información  y  ha  sido  absolutamente  suficiente  para  cumplir  con  las exigencias”,  destaca.

Sin  embargo  un  punto  en  el  que  falta  por  avanzar,  consigna,  es  en  la  homologación  del  sistema  de  inocuidad  nacional  con  el  de  Estados  Unidos.  Respecto  de  lo  que  falta  por  hacer  en  este  sentido,  Bown  comenta  que  la  Agencia  Chilena  de  Inocuidad  Alimentaria  no  está  reconocida  oficialmente,  aspecto  por  el  que  se  seguirá  luchando  y  que  a  su  juicio  se  va  a  lograr,  lo  que  daría  una  mayor  fortaleza  a  lo  que  se  tiene  como  país.  Pero  eso  no  es  todo,  dado que  los  requerimientos  bajo  una  norma  de  este  tipo  van  a  ser  mínimos,  lo  mismo  que  con  las  inspecciones.  “Todo  esto  gravita  en  que  no  sólo  se  va  a  beneficiar  los  productores  o  el  país  en  su  conjunto,  sino  que  también  va  a  ir  ampliándose”,  cuenta  Ibáñez  y  recuerda  el  caso  de  Nueva  Zelanda.  Este  país  partió  con  un  par  de  productos  y  hoy  se  encuentran  trabajando  para  que  también  se  pueda  considerar  el  conjunto  de  alimentos  que  están  siendo  enviados  a  Estados  Unidos.  De  esta  manera  los  productores  y  exportadores  se  encuentran  trabajando  proactivamente  para  saltar  con  éxito  la  nueva  vara  impuesta  por  este  mercado,  uno  de  vital  relevancia  para  nuestro  país  y  que  requiere  estar  en  constante  avance.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
tapaMA102-CMYK+laca copy