Por Mundoagro.cl el 10 junio, 2019

Cómo eliminar la indeseada humedad en cámaras frigoríficas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir

Por: Juan Carlos Troncoso Urzúa, Ingeniero en calefacción, refrigeración y aire acondicionado de la Universidad Austral De Chile, jctroncoso@ductostextiles.com

 

Para conservar por mayor tiempo frutas, verduras, quesos, carnes y otros alimentos, se los debe enfriar ingresándolos a una cámara frigorífica. Pero, al hacerlo, el producto queda expuesto a las condiciones internas de la propia cámara, lo que podría ser un problema.

En Chile nos hemos acostumbrado a ver dentro de las cámaras frigoríficas escarcha en pisos, paredes, puertas y equipos de refrigeración, como si esto fuera algo normal e inevitable. De hecho, los tradicionales equipos de refrigeración consideran este problema y cada cierto tiempo realizan un desescarche, es decir un calentamiento en la unidad de refrigeración que está al interior de las cámaras con el objetivo de desbloquearla. Además no es raro ver a operarios golpeando la puerta de la cámara frigorífica con un martillo, para así poder ingresar a pesar de la congelación. Todo esto es una aberración técnica, ya que calentar una zona que es fría resulta contraproducente y poco eficiente hacerlo.

Cuando existe humedad excesiva dentro del recinto se generan distintos tipos de problemas como riesgos de caídas para el personal, los lectores de códigos ubicados en las cajas no logran leer la información del producto, entre muchos otros inconvenientes.

Figura 1. Cómo funciona la tecnología de deshumidificación

¿Por qué hay humedad dentro de las cámaras frigoríficas? En forma natural el aire contiene humedad, y al abrir la puerta del recinto para ingresar o sacar productos, este ingresa sin control. También las personas generamos humedad producto del metabolismo, lo que sumado a la propia humedad de los productos refrigerados, puede tornarse algo incontrolable al interior de estos recintos.

 

Entre más baja sea la temperatura de operación de la cámara, más probable es que se acreciente el problema de la humedad. En verano además hay que considerar dada la mayor evaporación de mares y lagos aumenta la humedad en el ambiente, por lo que hay más probabilidad que se agudice este inconveniente. Debemos recordar que un buen control de la humedad asegura: que el alimento no se deshidrate (pierda peso) ni, en el otro extremo, acelere su maduración y/o deterioro por exceso de esta.

Sin ahondar en el tema de por qué se abren con tanta periodicidad las puertas o si el apilamiento al interior de la cámara es el adecuado, en esta ocasión me referiré a cómo atacar la causa raíz del problema.

Alternativas de instalación

ELIMINAR LA HUMEDAD

Una alternativa eficiente para controlar la humedad son los deshumidificadores, los cuales reducen significativamente la formación de hielo dentro de la cámara de refrigeración, asegurando la correcta operación durante todo el año. Estos eliminan la humedad antes de que pueda acumularse como hielo, para lo cual utilizan avanzada tecnología desecante.

Algunas de sus ventajas son un menor costo operativo del recinto, mejor calidad del producto, aumento de la eficiencia de los evaporadores (equipos de refrigeración), disminución de las averías mecánicas en el sistema y reducción de los costos de mantenimiento.

Claro está que no cualquier deshumidificador es adecuado para este tipo de prestación. Resultan ideales aquellos de alta eficiencia que se pueden instalar dentro de la cámara frigorífica ya que atacan el problema donde se genera, logrando una acción rápida, higiénica y fiable.

Con esto evitamos los continuos desescarches y colocar resistencias eléctricas en las puertas (para que no se congelen). Una vez instalado el sistema de deshumidificación (como el IceDry u otro), el hielo y la escarcha acumulada se evaporarán gradualmente, hasta que la cámara quede por completo libre de hielo.

TECNOLOGÍA DE DESHUMIDIFICACIÓN

El rotor desecante funciona mediante el principio de absorción por el cual un desecante quita el vapor de agua directo del aire mientras el rotor gira. Cuando el desecante (con alto contenido de humedad) pasa por el sector de regeneración, el vapor de agua se transfiere a una corriente de aire calentado, que se expulsa hacia el exterior. Este proceso es continuo, por lo que permite una deshumidificación ininterrumpida y altamente eficaz.

Los sistemas de deshumidificación por rotor desecante se caracterizan por su elevada eficiencia energética, su diseño modular y el uso de rotores con silicagel u otros desecantes. Hay que tener en cuenta que la energía de reactivación en el sistema se producía originalmente por electricidad, aunque en la actualidad también están disponibles opciones por gas o vapor.

Es obvio que en este tipo de sistemas la calidad del rotor cobra mucha importancia, ya que es el corazón del sistema de deshumidificación. Por lo que debe asegurar operación continua e higiénica para no provocar un problema mayor, como formación de bacterias, hongos o moho.

UN ROTOR PARA CADA TIPO DE PRESTACIÓN

Gel de sílice de alto rendimiento (HPS, High Performance Silicagel)

El rotor HPS es un producto que está formado por gel de sílice de titanio resistente al agua. Es una estructura fuerte y estable, que ofrece un rendimiento de secado ideal en una amplia gama de aplicaciones.

  • Desecante inerte, estable y no tóxico que puede soportar más del 40% de su peso seco en agua (si se encuentra en equilibrio con el aire en saturación).
  • No emite partículas al aire procesado.
  • Aun si se expone a un aire con 100% de humedad relativa, el desecante de gel de sílice no se elimina.
  • Resistente a los ácidos, los productos sulfurados y la mayoría de los químicos.
  • Completamente lavable en caso de que las vías por las que pasa el aire se bloqueen por el polvo, por ejemplo.

Cloruro de litio (LiCl)

En lo que se refiere al costo operativo, el rotor de LiCl es el sistema más económico ya que es un absorbente muy potente. El innovador diseño de rotor permite conseguir puntos de rocío muy bajos, sin dejar de presentar un consumo energético extraordinariamente reducido. Este rotor fiable, sólido y resistente ofrece un gran rendimiento para industrias de procesos exigentes.

  • Puede soportar más de diez veces su peso en agua (si se encuentra en equilibrio con el aire en saturación) por lo que es uno de los compuestos más higroscópicos que existen.
  • Reduce la cantidad de organismos que se podrían transportar en la corriente de aire, gracias a las propiedades bacteriostáticas del cloruro de litio.
  • Resistente a la mayoría de los contaminantes, como solventes y fenoles.

Zeol

Los rotores Zeol están diseñados específicamente para eliminar los compuestos orgánicos volátiles nocivos de las corrientes de aire. La utilización de adsorbentes de zeolita hidrofóbica permiten ofrecer soluciones para el control de la contaminación del aire con el menor consumo energético.

  • Bajo consumo energético, ya que la escasa caída de la presión en todo el sistema reduce los costos eléctricos al permitir el uso de ventiladores más pequeños.

INSTALACIÓN DE ESTOS SISTEMAS

Como ya mencionamos anteriormente, lo ideal es que estos sistemas de deshumidificación se ubiquen al interior de la cámara, lo cual es perfectamente posible, ya que las temperaturas permitidas de operación de estos equipos van desde los -25 a 0°C.

Para la instalación se debe elegir un lugar donde el deshumidificador cause las menores molestias (al realizar las actividades propias de la cámara de refrigeración), pero que permita el trabajo de mantenimiento, como la sustitución de los filtros de proceso.

El deshumidificador deberá ubicarse de manera que no exista riesgo de formación de hielo en la entrada de proceso y el filtro. Normalmente el hielo se forma cerca de las puertas y las exclusas de aire de la cámara frigorífica, por donde ingresa aire caliente y húmedo. Por lo mismo se debe instalar el deshumidificador de manera que los conductos del aire de reactivación y de aire húmedo sean lo más cortos posibles (menor a 1,5 m).

Por lo mismo asesórese con un especialista en climatización, ya que hay muchos detalles a tener en consideración para un correcto montaje. Por ejemplo, para evitar que el deshumidificador empiece a condensar en su interior, para lo que se debe aislar los conductos de distribución.

Recuerde que el deshumidificador está diseñado para un uso continuo durante un largo período de tiempo, con mínimos requisitos de supervisión y en condiciones de funcionamiento normales, siendo los requisitos de mantenimiento mínimos. Los intervalos de servicio dependen principalmente de las condiciones de funcionamiento y el entorno en el que se instalará la unidad.

Con esta alternativa de deshumidificación no solo atacará el problema desde la raíz sino que además logrará cuidar el producto y mejorar las condiciones de operación del ambiente refrigerado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes