Por Mundoagro.cl el 20 julio, 2018

Contra la ansiedad

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
contra la ansiedad 1

El maíz es  un  cultivo  de  amplia  distribución  en  la  zona  sur  del  país  y  cuyo  principal  destino  es  la  elaboración  de  ensilaje,  el  cual  es  un  importante  componente  en  la  dieta  de  las  vacas  debido  a  que  constituye  una  opción  de  bajo  costo  por  unidad  energética  y  es  el  perfecto  complemento  en  las  raciones  de  los  sistemas  intensivos  de  estabulación,  estabulación  temporal  y  pastoril.  Los  productores  que  establecen  este  cultivo  suplementario,  no  sólo  buscan  alcanzar  un  buen  rendimiento  de  materia  seca,  de  20  a  26  Ton  MS/ha,  sino  que  también  un  alimento  de  alto  valor  nutricional.

IMPORTANCIA  DEL  ALMIDÓN

El  almidón  es  un  compuesto  nutricional  definido  químicamente  como  un  carbohidrato  o  azúcar  complejo,  que  sirve  como  reserva  energética  de  las  plantas.  Está  formado  por  sub-unidades  más  simples  denominadas  amilosa  y  amilopectina,  que  a  su  vez  son  cadenas  simples  de  glucosa  (mono  sacárido).

El  almidón  proporciona  a  las  dietas  una  gran  cantidad  de  energía  de fácil  digestión.  Principalmente  proviene  de  los  granos  de  cereales  y,  en  segundo  lugar,  de  ensilajes  de  granos  tradicionales,  principalmente  del  maíz.

El  contendido  de  almidón  en  los  granos  varía  desde  45%  en  avena  a  72%  en  maíz  (base  materia  seca).  En  cambio,  en  los  forrajes  el  almidón  varía  de  <  15%  en  la  alfalfa  a  valores  como  35%  en  ensilaje  de  maíz.  Por  otro  lado,  la  fermentación  del  almidón  en  el  rumen  es  extremadamente  variable,  con  un  margen  que  va  desde  <50%  a  >  90%.,  lo  cual  es  función  del  tiempo  de  retención  de  las  partículas  que  permanecen  en  el  rumen.

El  almidón  es  muy  importante  para  la  nutrición  de  las  vacas  lecheras,  en  especial  para  aquellas  de  alta  producción.  Pertenece  a  la  fracción  nutricional  de  los  alimentos  conocida  como  Carbohidratos  No  Fibrosos  (CNF),  junto  con  los  azúcares  simples,  fibra  soluble  (pectinas)  y  ß-  glucanos.  Por  otro  lado,  el  almidón  es  la  fracción  más  importante  de  este  grupo  de  nutrientes.  A  medida  que  el  contenido  de  almidón  aumenta  en  la  dieta  y,  por  ende,  el  contenido de  fibra  baja  en  ella,  el  consumo  de  materia  seca  también  aumenta.  No  obstante,  se  debe  tener  en  cuenta  un  límite  máximo  de  almidón  que  permita  mantener  un  rumen  saludable.

TIEMPO  MÍNIMO  DE  APERTURA

Una  de  las  preguntas  más  frecuentes  realizadas,  una  vez  finalizada  la  elaboración  de  los  ensilajes,  es:  ¿cuántos  días  debo  esperar  para  poder  abrir  el  silo?  Las  respuestas  son  variadas,  pero  en  los  ensilajes  de  maíz  es  una  sola:  sesenta  días  después  de  sellado.  La  razón  de  esta  espera  se  relaciona  con  la  digestibilidad  de  la  materia  seca  y  del  almidón  contenido  en  el  ensilaje.

contra la ansiedad 2La  zeína,  o  también  denominada  prolamina,  constituye  hasta  el  60%  de  la  proteína  del  maíz  que  mantiene  ligado  los  gránulos  de  almidón  sin  permitir  su  liberación.  A  partir  de  los  dos  meses,  la  matriz  proteica  se  degrada  liberando  el  almidón,  permitiendo  así  una  mejor  disponibilidad  y  digestibilidad  de  este.

La  apertura  temprana  de  los  ensilajes  de  maíz  reduce  la  posibilidad  de  aprovechar  en  forma  adecuada  los  nutrientes,  en  especial  el  almidón.  Los  productores  de  leche  deben  considerar  que  la  digestibilidad  de  la  materia  seca,  FDN  y  almidón  van  en  aumento  hasta  los  seis  meses  después  de  elaborado  un  ensilaje  de  maíz  y  que  el  ácido  láctico  alcanza  su  máximo  nivel  a  los  cuatro  meses  de  elaborado  el  ensilaje.

Diversos  estudios  han  demostrado  que  las  vacas  alimentadas con  ensilaje  de  maíz  (>  30%  de  la  MS  total)  reducen  la  producción  de  leche  cuando  no  se  respetan  los  tiempos  de  ensilabilidad  de  maíz.  Por  lo  tanto  en  los  sistemas  que  poseen  ensilajes  de  maíz  almacenado  deben  esperar  hasta  dos  meses  después  de  sellados  los  silos.  El  no  considerar  este  esquema  de  manejo  y  producción  de  maíz  reduce  la  expresión  del  potencial  productivo  de  este  cultivo.

Escrita por: Ronaldo Demanet, Dr. Ingeniero Agrónomo de la Universidad de la Frontera. Plan Lechero Watt’s.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
1