Por Mundoagro.cl el 19 enero, 2018

Objetivos de una nueva etapa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
Foto de Julio Rodiño Durán Director Editorial Mundoagro
Julio Rodiño Durán
DIRECTOR EDITORIAL

Comienza el 2018 y comienza también un nuevo ciclo para nuestro país. Estos últimos años han sido de incertidumbre y desconfianza, y por lo tanto disconformidad y división. Todos sabemos lo mal que esto le hace al país desde todo punto de vista y me llama profundamente la atención que, de ambos lados del espectro político y debido a la polarización de ideas y posturas, se haya dejado vislumbrar una especie de intención de sabotaje al sistema político económico que hemos elegido para Chile y una especie de menosprecio a nuestras instituciones y a lo que hemos logrado como país.

Así como existieron comentarios desde un sector en el sentido de que si ganaba Piñera esto significaría un profundo retroceso para todas las políticas públicas de índole social, a la par existieron declaraciones desde algunos empresarios en el sentido de que si ganaba Guillier nos convertiríamos en una Venezuela y hasta algunos pocos llegaron a decir que en ese caso hasta que se irían del país.

Uno de los políticos del sector triunfante, que incluso tiene algunas diferencias sabidas con el presidente electo, con justa razón tildó de traidores a estos empresarios que manifestaban su intención de emigrar. Otros, aunque pertenecientes a la coalición perdedora, tuvieron que reconocer que se sentían más afines a las ideas del candidato ganador. Es absolutamente legítimo que tengamos nuestros matices e incluso profundas diferencias sobre cómo llevar a cabo las trasformaciones que necesita Chile de aquí en adelante. Sin embargo, tenemos que estar conscientes de que debemos entrar, como sistema político-económico, en un nuevo estado de desarrollo, y que para continuar este proceso necesitamos recuperar la unidad en las diferencias.

La seguridad jurídica de nuestro sistema político económico, la transparencia e integridad del sistema electoral, la solidez de nuestras instituciones, la seguridad y estabilidad del sistema económico y político son todos atributos que hemos conseguido a lo largo de estos últimos treinta años y que se nos reconocen a nivel internacional como país.

En definitiva, se trata de superar la desconfianza en nuestras capacidades para sobrellevar las diferencias y saber que nuestro sólido sistema político económico no permite apartarse de este camino de desarrollo y que el compromiso que adquiere cada uno va más allá de las diferencias políticas coyunturales.

Nuestra visión es definitivamente optimista, y como siempre hemos predicado, Chile necesita de transformaciones que se aúnen en una visión de país. Más específicamente necesitamos entrar en un estado de desarrollo en que todos, desde sus lugares de trabajo, podamos contribuir al bien común y al desarrollo dentro de un nuevo pacto social y económico. Chile debe ingresar en la etapa de buscar soluciones para innovar en la incorporación del conocimiento a su sistema político-económico y productivo. Esperamos ver cumplidos todos los deseos de nuestros lectores, no sólo en lo que se refiere al nuevo gobierno sino también a este 2018 que recién comienza.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
tapaMA104