Por Mundoagro.cl el 6 febrero, 2018

Sobre buena base

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
sobre buena base

El simposio del nogal, el cajú y el pecano, recientemente realizado en el país, nos da una oportunidad de analizar, a nivel global y con los más connotados científicos mundiales, las tendencias de investigación y desarrollo que se llevan a cabo en distintas latitudes. Al analizar la industria del nogal, por la importancia de Chile en el rubro, se puede ver que la tecnología enfrenta diversos desafíos, tanto para superar los inconvenientes del cultivo, como para aumentar el conocimiento y lograr progresos que, sin los permanentes avances tecnológicos, sería impensado considerarlos.

En relación al mejoramiento genético, se pudo conocer los avances de los programas de California y Francia. En California aparecen nuevas variedades liberadas cada cierto tiempo, especialmente para ampliar los períodos de cosecha. Francia, mostrando un vuelco desde el mejoramiento convencional, se mueve hacia el mapeo genético, que lleva al mejoramiento asistido por marcadores, para trabajar con mayor precisión en los caracteres que se desea introducir a la progenie que se obtiene cada año.

Muchas de las presentaciones internacionales mostraron notables avances en genética y en genómica, situación que, por cierto, no es abordada por el medio nacional. Esta es una brecha que debe cubrirse, para mantener al país en la corriente científica que apoye efectivamente a la industria nacional.

Obtener material genético resistente a enfermedades, heladas y lluvias en la estación de crecimiento, así como altamente productivo, con fruta de alta calidad, es el objetivo de los programas de mejoramiento que se llevan a cabo en Europa. Los logros que se consigan facilitarían a nuestro país el desarrollo de la nogalicultura, especialmente en las regiones del sur, donde las condiciones ambientales obligan a utilizar una fuerte presión de agroquímicos.

Dos estudios a considerar

Dos estudios puntuales nos alertan y deben ser considerados cuidadosamente en Chile. El primero dice que la variedad Chandler requiere una “selección masal” para propagar el mejor material. Es decir, en un huerto se podrá encontrar, dentro de la masa de plantas, aquellas que, si bien genéticamente son iguales, poseen una tendencia a producir más que el promedio del mismo huerto. Estas plantas especiales deben ser utilizadas por los viveristas para propagar. Lo que en la práctica ocurre es que los árboles con poca fruta tienen más material para propagar (yemas o púas), puesto que la falta de fruta no limita el crecimiento de brotes de donde se obtiene este material. Por tanto, en muchos casos se podría estar haciendo una selección inversa.

El segundo estudio demuestra que en Australia existe aborto por exceso de temperatura al momento de la floración, que inhibe la fecundación de parte de las flores. Esto en Chile permite explicar la diferente productividad de huertos en el Valle Central (Los Andes, San Felipe, Buin), respecto a sectores con influencia costera (Melipilla, Limache, Ovalle). Además, nos obliga a cuantificar la respuesta a días cálidos y de baja humedad relativa, de modo de estudiar labores paliativas para este fenómeno.

Portainjertos probados en Chile

De la misma forma, California muestra el programa de obtención de portainjertos y las respuestas que se obtienen en sus condiciones, respecto a la tolerancia o resistencia a plagas y enfermedades como nematodos, Phytophthora spp. o agalla del cuello. Esto justifica plenamente los trabajos iniciados en Chile, evaluando estos materiales bajo las condiciones nacionales, labor que comenzó esta temporada y tendrá resultados durante los seis años que se mantendrá el proyecto. Estos trabajos se complementan con la propagación “in vitro” de los portainjertos, experiencias que también comienzan en Chile y que aseguran, en el corto plazo, disponibilidad de los materiales que la industria requiera para evitar los problemas sanitarios señalados.

Desde el punto de vista de la propagación clonal, en el mundo hay una diversidad de situaciones. Mientras países como China e Irán tienen importantes superficies con plantas propagadas por semilla, otros, incluyendo Chile, sostienen su industria en plantas propagadas clonalmente. Es decir, plantas injertadas que dan uniformidad a la producción. Los primeros, por ejemplo, son fuente de material genético valioso para la humanidad y los otros, aseguran una calidad uniforme y conocida de su producto en los mercados.

Radiografía de los huertos nacionales

Respecto a la conformación de los huertos, Chile muestra una proposición generalizada en el uso de huertos en alta densidad, conduciendo la planta en el concepto de “eje central, con poda mínima”, que se diferencia de la estructura de “ramas madres” que aún prevalece. A lo menos tres especialistas nacionales presentaron los resultados de sus experiencias, con auspiciosos resultados.

Este tema fue también analizado en el campo; directamente en huertos nacionales visitados por los científicos que concurrieron al evento. Los resultados dan cuenta de una proposición nacional innovadora que se adapta bien a las condiciones nacionales. Además, se presentaron trabajos que muestran experiencias similares que se inician en California y en España, por ejemplo.

En relación a la situación de plagas y enfermedades, aunque con problemas sanitarios de compleja solución, como la “peste negra”, Botryosphaeria, Phytophthora y agalla de cuello, Chile está libre de moscas de la fruta, polillas distintas a la del nogal, pero que afectan gravemente a la especie, bacterias y hongos que atacan raíces, flores, frutos y madera, que requieren gran atención y costosos programas de control en otras latitudes.

En términos de productividad, Chile muestra niveles muy competitivos con otros países productores, cuando un huerto adulto de ‘Chandler’ produce seis toneladas o más por hectárea. Esto muestra los avances tecnológicos que esta especie ha incorporado, para transformarse en una de las más plantadas a nivel nacional.

Los trabajos científicos en nutrición y fertilización del nogal ocupan un importante segmento de las discusiones técnicas. Tanto los elementos nutricionales, como las formulaciones y los momentos de entrega a la planta son estudiados para hacer más eficiente el funcionamiento de la planta, así como evitar contaminaciones ambientales y costos de manejo.

El empleo de reguladores de crecimiento en la especie es liderado por Chile, ya que se utilizan comercialmente desde cianamida hidrogenada, pasando por inhibidores de esteroles y estimulantes de crecimiento y desarrollo, con éxitos que llamaron la atención de los especialistas extranjeros.

Otro aspecto analizado es el adecuado manejo de la fruta en post-cosecha, tema en el que Chile también debe involucrarse pues, si bien la fruta chilena se despacha relativamente rápido después de cosechada a su destino final, el aumento de los volúmenes comercializados irá haciendo más complejo el manejo de las diferentes partidas y se requiere cada vez ir más lejos con los productos, de modo de abarcar nuevos y más sofisticados mercados.

Con todo, el simposio dejó inquietudes a los especialistas nacionales, pero también la idea que el mercado chileno de la nuez está bien apoyado por tecnología que, junto al empuje de los productores, ha posicionado nuestro producto en el mundo y da confianza para mantener un sano crecimiento de la oferta nacional en el tiempo.

Escrita por: Gamalier Lemus, INIA Rayantué.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
1