Por Mundoagro.cl el 9 julio, 2019

Viaje con escalas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir

Por: Víctor Costa Barros, Ingeniero Agrónomo-Enólogo, Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos Enólogos de Chile  

De un tiempo a esta parte han aparecido en el mercado internacional del vino un grupo de países no productores de vino, que los encabeza el Reino Unido (RU), con una exportación que alcanzó en 2018 más de 700 millones de euros, sobrepasando ese año a Argentina y Sudáfrica. A RU lo siguen Singapur, Hong Kong, Holanda, Letonia y Lituania, que desarrollan una activa distribución en algunas áreas del mundo, y entre todos exportan más de 2.300 millones de euros, que alcanzan los 2.600 millones si se incluyen otros países menos importantes (Ver Gráfico 1).

La sorpresa aparece en el Gráfico 2, donde RU figura entre los 12 principales países exportadores de vino del mundo, en el décimo lugar, con un crecimiento de 9,6%, comparando 2017 con el año 2018. Otro dato llamativo es el de Francia, que en 2018 importó 60,78 millones de euros desde Reino Unido mientras que desde Chile sólo lo hizo por un valor de 35,66 millones, en la partida 2204. Lo más interesante es que el Reino Unido aventaja a Chile en las exportaciones a Francia en las diferentes partidas arancelarias derivadas de la 2204, incluyendo los vinos espumantes.

REINO UNIDO

Históricamente la producción de vino del Reino Unido (RU) ha sido anecdótica. No obstante, en los últimos años ha habido un desarrollo de ese sector que generó un continuo crecimiento y que sólo en 2017 plantó un millón de vides (ver Gráfico 3).

De la producción un 66% corresponde a vinos espumantes, 24% a blanco y 10% entre tinto y rosado, proyectando que con el crecimiento de la superficie del viñedo de la isla se llegue en 2020 a una producción de 10 millones de botellas. Junto a esto, es relevante considerar que en 2017 el Reino Unido importó 4.034,3 millones de euros y exporta por 768,1 millones, lo que hace interesante investigar los destinos de esos vinos, dado que se trata de un país que exporta una cantidad mucho mayor de lo que produce. Para obtener esos datos hubo que acceder al documento 2017 Comext Wine Trade Results, publicado por Eurosat de la Comisión Europea (ver Tabla 2).

SINGAPUR

El mercado del vino en Singapur tiene características especiales. Se trata de un país no productor, lo que implica que debe importar vino de múltiples y variados orígenes como Australia, Nueva Zelanda, Chile, Sudáfrica, EE.UU. y Francia, que luego es un 45% consumido internamente y un 55% reexportado hacia otros países de la zona. Los principales mercados de origen de las importaciones de vino tranquilo de Singapur, en litros, son Australia y Francia. En 2016 ambos países en conjunto acapararon el 52% de la cuota total (ver Gráfico 4). El mercado del vino en Singapur ha estado creciendo durante los últimos años. Según estimaciones de la OCDE, Eurostal y Euromonitor, se espera que el gasto en vino en Singapur siga aumentando en mayor proporción que el resto de bebidas alcohólicas, a una tasa del 3,9% hasta 2020.

HONG KONG

Hong Kong cuenta con una población de 7,41 millones de habitantes de gran poder adquisitivo (US$ 46.200 per cápita) y recibió durante 2017 a más de 58 millones de turistas. Además, es un puerto franco y carece de aranceles e impuestos sobre el vino, lo que le ha servido para convertirse en un centro reexportador de la zona: casi el 37% de las importaciones (el 40% en volumen) son reexportadas a otros destinos, principalmente a China continental, Macao y Vietnam.

Durante 2017 Hong Kong importó US$ 1.553 millones de vino de todo el mundo, lo que muestra un enorme crecimiento en los últimos diez años, desde un total de US$ 367,5 millones en 2008. Durante los años más recientes de 2013-2017, la tasa de crecimiento anual compuesta de las importaciones brutas de vino alcanzó el 10,3% en valor y el 4,9% en volumen. En 2017 las importaciones de Hong Kong disminuyeron 1,2% en valor y 3,3% en volumen respecto de 2016. Y aunque también disminuyeron las reexportaciones, algunos comerciantes creen que el papel de Hong Kong como centro de reexportación no ha disminuido en su importancia ya que se continúa utilizando como centro de compras y distribución en la región, principalmente en China continental, para minimizar el riesgo y disfrutar de la flexibilidad de consolidar los envíos. Hong Kong tiene una cantidad de producción local de vino anecdótica, por lo que importa esencialmente todo el vino consumido. Se espera que el mayor proveedor, Francia, que representa alrededor del 60% de los valores de importación de vino de Hong Kong, consolide aún más su posición de liderazgo debido a su fuerte inversión a largo plazo en promociones. En 2017, el segundo y tercer proveedor por valor fueron Australia y el Reino Unido, respectivamente; Estados Unidos fue el cuarto mayor proveedor por valor con un 5% de la participación. Chile sólo alcanza a un modesto 1% en valor y 9% en volumen, ocupando el 6° y 4° lugar respectivamente. Por último, las perspectivas en cuanto a la evolución de este mercado son positivas. Se prevé que el mercado siga creciendo durante los próximos cinco años. Además, no se debe olvidar que es un escaparate inmejorable para abordar el mercado del vino de China (5º país en el ranking mundial de consumo de vino).

LITUANIA

Lituania es un país pequeño, de menos de tres millones de habitantes, con escasa tradición vinícola, en lo que respecta a vino de uva, ya que también consideran vino a otros fermentados de frutas de los bosques y otras bayas. La falta de tradición vinícola junto con las medidas gubernamentales que pretenden desincentivar el consumo de bebidas alcohólicas se ha traducido en una reducción del 45% en el consumo de vino en el periodo 2013-2017 (un 21% sólo en 2017). Sin embargo el volumen de las importaciones ha seguido una tendencia creciente en los últimos cuatro años. Durante 2013-2018 creció un 27,7%. Esto se debe a que gran parte del vino importado por Lituania es posteriormente reexportado a países vecinos, como Rusia, Kazajistán, Bielorrusia, Letonia y Ucrania, que son los principales países receptores de las exportaciones vinícolas lituanas. Como se puede ver en la tabla 4, las exportaciones cayeron en 2015 y 2016, teniendo una recuperación en 2017 y 2018, pero aún no se recobra el nivel de 2014. En el mismo cuadro se observa que Rusia aglutina el 89,7% de las exportaciones, seguida de Kazajistán (2,5%) y Bielorrusia (1,9%). A pesar de la evidente concentración de las exportaciones a Rusia, se advierte una tendencia a la diversificación ya que en 2015 Rusia acaparaba el 93% del total.

HOLANDA

Las exportaciones de vino desde Holanda alcanzaron un valor de 303,36 millones de euros en el año 2017 (ver Tabla 5). En 2017 hubo un aumento del 5,93% respecto al año 2016 (el ejercicio anterior el aumento también fue del 12,39%). Y es importante mostrar que en el periodo analizado Holanda importó 1.296,2 millones de euros en vino y exportó 327,1 millones de euros.

CONCLUSIONES

Es necesario profundizar la investigación en este tema, que nos muestra que los vinos dan muchas vueltas por el mundo antes de llegar al consumidor final. El fenómeno de las reexportaciones hace menos eficiente la distribución y la oferta de nuestros vinos en esos destinos. A los países anteriormente analizados hay que agregar a Bélgica con exportaciones por 195 millones de euros, Estonia con 25,6 millones, Irlanda con 12,2 millones, Letonia con 188,8 millones, Luxemburgo con 27,6 millones, Finlandia con 26,6 millones, y Suecia con 41,4 millones, todas cifras correspondientes al año 2017.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes