Por Mundoagro.cl el 4 septiembre, 2018

Mañana llega la 1° Cumbre Internacional de Bioinsumos

Te esperamos mañana en el centro de Conferencias Monticello, para conocer la relevancia de la industria en Chile y la experiencia de Estados Unidos y Argentina.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
voces OK

Los  cambios  de  paradigma  no  vienen  solos.  Nuevas  ideas,  nuevas  formas  de  percibir  la  agricultura  y  nuevos  desarrollos  que  permitan  poner  todo  eso  en  práctica  implican  la  necesidad de  hacerse  una  larga  lista  de  preguntas.  Y  eso  ocurre  con  los  bioinsumos,  la  tecnología  de  base  biológica,  que  es  complementaria  al  uso  de  agroquímicos  y  de  la  cual  se  espera  que contribuya  a  la  protección  de  los  cultivos  en  una  forma  altamente  eficiente  y  también  más  sostenible  y  amigable  con  el  medio  ambiente.  Para  sentar  las  bases  de  esta  tecnología  es  que  la  I  Cumbre  Internacional  de  Bioinsumos  reunirá  a  once  expertos,  de  los  cuales  aquí  presentamos  cuatro  para  echar  luz  sobre  los  desafíos  que  se  presentan  y  los  posibles  caminos  a  transitar.

MARK  TRIMMER, Socio  de  la  consultora  especializada Dunham  Trimmer  LLC.

¿Cómo  deben  los  países  como  Chile  adaptar  sus  regulaciones  para  estimular  la  masividad  de  los  bioproductos?

La  mayoría  de  los  países  ya  reconocen  que  los  bioplaguicidas,  desarrollados  a  partir  de  extractos  de  plantas  o  microbianos,  son  naturalmente  menos  tóxicos  para  el  usuario  y  el  medioambiente  que  los  pesticidas  químicos  sintéticos.  A  pesar  de  esto,  solo  unos  pocos  países  han  adaptado  sus  sistemas  reguladores  para  los  bioproductos  de  manera  efectiva.  La  EPA  (Agencia  de  Protección  Ambiental)  en  EE.UU.  fue  líder  en  este  sentido  al  crear  la  División  de  Bioplaguicidas  en  1994  junto  con  directrices  diseñadas  específicamente  para  bioproductos  que  reconocen  su  seguridad  y  eliminan  muchos  de  los  estudios  requeridos  para  los  productos  químicos  sintéticos.  Esto  ha  resultado  en  la  aprobación  de  más  productos  de  bioplaguicidas  en  los  EE.UU.  que  en  cualquier  otro  país  importante.  Mi  sugerencia  para  Chile  es  que  sería  inteligente  estudiar  cómo  la  EPA  estableció  su  sistema  para  promover  el  desarrollo  del  mercado  de  bioplaguicidas  como  un  buen  ejemplo  de  cómo  estimular  el  crecimiento  del  mercado.

¿Cuáles  son  las  principales  diferencias  entre  el  uso  de  productos  químicos  y  biológicos,  en  términos  de  eficiencia?

Casi  todos  los  bioplaguicidas  tienen  un  mejor  rendimiento  cuando  se  aplican  de  manera  preventiva.  Es  fundamental  que  los  usuarios  obtengan  formación  sobre  cómo  utilizar  mejor  los  bioplaguicidas  para  gestionar  sus  problemas  de  plagas.  El  umbral  económico  para  la  aplicación  con  un  bioplaguicida  puede  ser  diferente  al  de  un  producto  químico,  por  lo  que  es  importante  que  el  usuario  entienda  esto  para  obtener  el  mejor  rendimiento.  En  segundo  lugar,  los  bioplaguicidas  y  los  productos  químicos  funcionan  mejor  cuando  se  usan  juntos  en  un  sistema  integrado.  Los  productos  biológicos  aportan  modos  de  acción  complejos  y  son  muy  útiles  para  prevenir  el  desarrollo  de  resistencia  a  los  pesticidas  químicos.  Al  usar  ambos  productos  juntos,  el  ciclo  de  vida  del  producto  químico  puede  extenderse.  Además,  los  productos  biológicos  pueden  usarse  para  gestionar  los  residuos  de  plaguicidas,  permitiendo  a  los  productores  producir  frutas  y  verduras  con  menos  aplicaciones  de  pesticidas  químicos,  cumpliendo  así  con  los  requisitos  cada  vez  más  estrictos  para  los  residuos  de  plaguicidas  impuestos  por  las  autoridades  reguladoras  gubernamentales  y  por  las  organizaciones  de  comercialización  de  alimentos.

DR.  GERMÁN  CEIZEL, Coordinador  del  Comité  Asesor  en  Bioinsumos  de  uso  Agropecuario Ministerio  de  Agricultura  (Argentina)

¿Cómo  ha  sido  el  proceso  para  consolidar  la  industria  de  bioinsumos  en  Argentina?

El  proceso  de  consolidación  de  la  industria  de  los  bioinsumos  en  Argentina  se  inició  con  la  expansión  del  cultivo  de  la  soja  en  los  años  90.  Para  ese  momento  el  incremento  en  el  rendimiento  de  este  cultivo  asociado  a  la  utilización  de  inoculantes  era  incuestionable,  lo  que  llevó  a  que  la  demanda  por  este  bioinsumo  creciera  exponencialmente.

Esto  no  sólo  contribuyó  a  la  consolidación  de  esta  industria,  sino  también  a  allanar  el  camino  para  el  desarrollo  de  nuevos  bioinsumos.  En  esta  línea,  el  afianzamiento  de  estos  últimos  depende  de  numerosos  factores  que  requirieron  de  la  acción  integrada  y  coordinada  de  los  sectores  público,  privado  y  académico.  En  este  sentido,  fue  central  la  creación  del  Comité  Asesor  en  Bioinsumos  de  Uso  Agropecuario  (CABUA),  órgano  intersectorial  de  gestión,  concertación  y  formulación  de  proyectos  asociados  a  los  bioinsumos.  Desde  el  año  2013  éste  ha  funcionado  como  un  espacio  para  la  coordinación  institucional  que  articula  a  todos  los  sectores  involucrados,  permitiendo  la  concertación  de  un  plan  integral  para  el  desarrollo  y  la  consolidación  de  esta  industria.

¿Qué  puede  aprender  Chile  al  respecto?

Resulta  central  contar  con  la  participación  e  interacción  entre  los  diferentes  sectores  y  la  generación  de  una  agenda  de  trabajo  público-privada  común  con  metas  claras  a  mediano  y  largo  plazo.  Para  ello,  es  esencial  contar  con  una  plataforma  adecuada  de  trabajo  como  la  que  proporciona  el  CABUA.  Asimismo,  para  promover  el  desarrollo  de  la  industria  es  necesario  generar  políticas  de  fomento.  En  este  sentido,  mediante  el  proyecto  Prospectiva  Biotecnología  Argentina  2030  y  la  reciente  reglamentación  de  la  ley  de  promoción  y  desarrollo  de  la  biotecnología  (Ley  26.270),  el  Estado  Argentino  ha  mostrado  su  compromiso  con  la  industria  biotecnológica.    Esto  es  de  gran  valor  para  impulsar  la  I+D+i  de  los  Bioinsumos,  así  como  también  su  consumo.  A  modo  de  ejemplo,  la  creación  del  “Programa  de  Fomento  del  uso  de  Bioinsumos  Agropecuarios  (PROFOBIO)”  desarrollado  para  promover  y  facilitar  el  uso  de  los  Bioinsumos  por  parte  de  los  productores  agropecuarios  de la  República  Argentina,  ha  dado  excelentes  resultados.  Desde  la  experiencia  de  Argentina,  el  afianzamiento  de  la  industria  se  apoya,  en  parte,  en  el  trabajo  del  CABUA  desde  su  creación.  Este  ha  sido  el  eje  central  para  engranar  los  diferentes  sectores,  impulsando  la  elaboración  de  propuestas  y  proyectos  que  permitieron:

•  Afianzar  procedimientos  y  requisitos  para  la  evaluación  y  el  registro  de  los  bioinsumos

•  Implementar  un  plan  concertado  -público-privado-  para  impulsar  la  gestión  estratégicade  la  investigación  y  el  desarrollo  en  temas  estratégicos.

•  Generar  información  y  brindar  capacitación  y  asistencia  técnica  para  losproductores  agrícolas  que  utilizan  los  bioinsumos.

EDUARDO  TAPIA, Doctor  en  Biotecnología Investigador  de  INIA  La  Platina

¿Cuál  es  el  rol  de  los  plaguicidas microbianos?

El  rol  de  los  plaguicidas  microbianos  no  es  sólo  un  reemplazo  de  un  producto  químico  por  uno  biológico:  es  un  cambio  en  la  manera  de  pensar  la  agricultura  junto  al  medioambiente  en  su  totalidad.  Este  cambio  se  basa  en  un  manejo  integrado  de  plagas  y  enfermedades  para  mantener  un  equilibrio  entre  el  creciente  mercado  de  la  demanda  de  alimentos  y  nuestro  ecosistema,  cuyo  balance  debe  abastecer  las  necesidades  de  los  finales  consumidores  y  nuestro  planeta.  Por  lo  tanto,  los  plaguicidas  microbianos  juegan  un  rol  de  herramienta  de  control,  poseen  adaptabilidad  al  cambio  climático,  otorgan  protección  del  medio  ambiente  e  inocuidad  alimentaria  para  los  finales  consumidores.

¿Qué  beneficios  obtienen  los  productores  al  utilizar  plaguicidas  microbianos?

Una  vez  establecido  el  manejo  integrado  de  plagas  y  enfermedades  utilizando  plaguicidas  microbianos,  se  observarán  los  beneficios  de  bajos  o  cero  LMR  (Límites  Máximos  de  Residuos),  lo  que  es  una  mejora  para  la  salud  de  los  trabajadores  de  los  cultivos,  cuidado  del  medio  ambiente,  permite  apertura  de  mercados  existentes  o  nuevos  con  estrictas  barreras  sanitarias  y  de  inocuidad  junto  con  la  salud  de  los  finales  consumidores,  cumpliendo  con  una  cadena  de  valor  que  favorece  a  todos  los  participantes  de  este  proceso.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
tapaMA105-IX REGION-D