Por Mundoagro.cl el 16 diciembre, 2019

Se estima baja de 1,6% en exportación de uva de mesa respecto a temporada anterior

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir

Se dio a conocer el análisis de la estimación de exportación de uva de mesa para la temporada 2019-2020, preparada por iQonsulting y Uvanova.

Se estima que Chile exportará un volumen de uva de mesa en torno a las 643.600 toneladas (78,5 millones de cajas de 8,2 K equivalente). Esto es una reducción de 1,6% con respecto a la temporada pasada.

Esta estimación está basada en la información de plantaciones de variedades tradicionales y nuevas, considera también arranques y edad de los parronales por región y variedad. Los ajustes productivos están basados en la situación de disponibilidad de agua que afecta a la zona centro de Chile. Además suma las mermas producto de heladas ocurridas durante la primera semana de octubre, que afectaron a sectores de la pre-cordillera de Aconcagua, Región Metropolitana y los valles con influencia costera de la VI Región.

Es probable que esta reducción no sea lo que se especula en la industria; sin embargo, es necesario recordar que el gran ajuste en el volumen exportado por Chile ya se produjo la temporada pasada, con una variación de más del 10%. Salieron de la oferta en forma importante variedades como Flame Seedless. En el caso de Thompson y Crimson se contó con variaciones de un 5% a 10% por menor peso de racimos, que fueron consecuencia de rigurosos ajustes de bayas por racimo en la primera, y sobreraleos en Crimson. A todo eso, se sumó semanas completas con ondas de calor que impactaron el calibre y peso final.

Otro aspecto a destacar es que las reducciones en las variedades tradicionales serán en torno al 7,8%, lo que sumado a la baja de la temporada anterior, se alinea más con la sensación que tienen los productores de una baja de 17% a 18% en las variedades tradicionales.

Recordemos que Chile atraviesa por una de las peores sequías en varias décadas. La escasa pluviometría sumada a la falta de infraestructura para acumulación, mala distribución del agua de riego y el aumento de la superficie cultivada, son factores determinantes en la situación actual. Bajo este complejo escenario es que PMA dio a conocer hace unos días un “Protocolo de Manejo en condiciones de escasez hídrica en Uva de Mesa”, en donde se impulsan medidas que puedan atenuar los efectos de la sequía en Chile.

“Con el aporte de investigadores, asesores y los mismos productores que han analizado y puesto en práctica diversas medidas de mitigación, basados en la experiencia de temporadas anteriores con estrechez hídrica, podemos cuantificar y determinar los efectos de que esta sequía genera en las plantas, sugiriendo medidas a nivel predial, de manejo productivo, de distribución de agua en el suelo, de cosechas, así como un cálculo de balance hídrico para cada campo.”, dice el representante en Chile de PMA, Andrés Armstrong.

Por regiones y variedades

La temporada se inició con un estatus óptimo de oferta de racimos, incluso en variedades donde la fertilidad no es alta como son Thompson S y Superior, lo cual se ha repetido en el resto de los valles. Cabe destacar que tanto la III como la IV regiones, están con oferta de fruta y con abastecimiento de agua normales, ya que la mayoría de los embalses presentes en estas regiones está con capacidad para sostener esta temporada sin mayores inconvenientes. Sin embargo, algunos sectores de la IV Región que sólo dependen de los ríos podrán verse afectados y se consideraron en la baja productiva de esa zona del valle en particular. A nivel de regiones, las más afectadas son la V y VI con reducciones de 3,5 y 5,5%, respectivamente.

Las variedades nuevas van aumentando sus volúmenes y gran parte de ellas se encuentran en las regiones donde no hay grandes problemas de abastecimiento hídrico. Además hay que considerar que los productores optarán por favorecer estos huertos en relación a otros más envejecidos o de variedades tradicionales. Este grupo de variedades tendrá un incremento promedio de 22% ubicándose en poco más de 135.000 toneladas de exportación.

A nivel de variedades: Red Globe, Crimson y Thomson serán las más afectadas, con bajas entre 15% y 30% en los casos más extremos. Esta situación se debe a que en las zonas afectadas por la sequía se ha privilegiado concentrar el agua en producción de calidad.

Las reducciones señaladas en las variedades tradicionales, contrastan con la situación de las variedades nuevas protegidas, las que normalmente se encuentran en zonas con mejor acceso al recurso hídrico y la mayoría está en fase de crecimiento, aspecto que se apreciará positivamente este año. Serán varias las variedades que llamarán la atención por la mayor presencia de su oferta, entre ellas, Timco, Sweet Celebration, Arra-15 y Allison, marcarán presencia.

Finalmente podemos concluir que la comparación con el año pasado es errática, ya que los grandes ajustes ya se realizaron y las diferencias que estamos viendo para esta temporada no son de alto impacto, incluso considerando el efecto sequía, que estaría compensado por el aumento de las variedades nuevas y mayor oferta de racimos en las tradicionales.

Sin embargo, estas cifras podrían verse incrementadas en mermas similares a la temporada anterior producto del posible efecto que tendría una menor disponibilidad, y no falta de agua, en los diferentes estados fenológicos, que se traduzcan en menor potencial productivo. La experiencia de la temporada pasada nos enseñó que esta variación podría llegar a ser entre un 5% a 10% menos por condiciones climáticas adversas.

Estimación de exportación de uva de mesa por región y variedad
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes