Estás leyendo
Bienvenido al club

Bienvenido al club

Bienvenido al club

El mundo de la uva de mesa está viviendo un proceso en que las variedades club aparecen como protagonistas. Y es que se tratan de variedades con altos rendimientos y apetecidas comercialmente, por lo que Chile no se puede quedar fuera.

A ello se suma el hecho de que ofrecen soluciones a los problemas que enfrentan los productores: existen variedades más fértiles, variedades más sabrosas e incluso con mayores rendimientos.

Dragomir Ljubetic2Todo ello es lo que a ojos del director de Uvanova, Dragomir Ljubetic, justifica que Chile no pueda quedar fuera de este nicho. “Como industria de la uva de mesa y con los potenciales que tenemos no podemos quedarnos fuera bajo ningún punto de vista de tener estas nuevas variedades y ofertarlas en la época que somos los que estamos tomando el mercado, no nos podemos dar ese lujo, tenemos que estar ahí”, destaca.

Buenas características

Scarlotta, Timco e Inia Grape One forman parte de la canasta de variedades de Compañía Frutera Santa María, empresa que ha optado por los clubes por tratarse de variedades más productivas que generan fruta de mayor calibre y mejor sabor.

En Gesex —que posee la licencia de las variedades Arra 15, Magenta, Krissy y Timco— coinciden con esta postura y señalan que lo que se busca con los clubes son variedades con un buen rendimiento, de rico sabor y buen nivel de azúcar.

Pero otro factor quAndrés Mocarquer2e suman las empresas corresponde a que se tratan de variedades más amigables para trabajar, especialmente en mano de obra. Andrés Mocarquer, gerente agrícola de Frutícola y Ganadera Santa Marta —una de las dueñas de Gesex— indica que a nivel general lo que se busca con la escasez de la mano de obra son variedades que signifiquen menos jornadas por hectárea.

 

Contar con fruta de mayor calibre es uno de los aspectos que destaca Christian Urban, gerente de exportaciones de Compañía Frutera Santa María. Explica que el mercado está pidiendo frutas sobre 20-21 mm, lo que es difícil de conseguir con las variedades convencionales, pero fácil con las nuevas. “Una variedad tradicional puede tener entre un 20 y 30% sobre calibre 20-21 mm, mientras que una variedad nueva tendrá el 80% o 90% sobre este rango”, aclara.

A juicio del experto otro beneficio pasa por el hecho de que permiten una mejor posición en los mercados. Según cuenta, en EE.UU. y Asia se está comenzando a ver una preferencia hacia este tipo de variedades, por lo que advierte que a la larga “van a desplazar a las Crimson y Flame. Crimson es una variedad christian urban2muy productiva, pero las nuevas son comercialmente mejor aceptadas, producen mucha fruta y tienen costos directos menores porque se trabajan menos manualmente”.

Asimismo, se trata de variedades que se venden mejor: Urban aclara que hoy en día se recibe entre US$ 3 y US$ 4 más por caja. A todo esto, Ljubetic suma el efecto positivo en la imagen de la compañía, ya que se ven como empresas modernas que trabajan con variedades nuevas y ofrecen al mercado cosas diferentes.

Uvas premium

Te podría interesar
ASOEX expuso ante Comisión de Agricultura del Senado

Timco, Arra 15, Sweet Celebration e Inia Grape One destacan entre las principales variedades club de uva de mesa. Según explica Ljubetic, la primera de ellas se trata de una variedad roja de la época de Crimson y de la que en nuestro país se han vendido entre 1.000 y 1.400 hectáreas. A juicio del experto, si bien Crimson es una estupenda variedad y no hay motivos para cambiarla si el productor es exitoso con ella, en los sectores donde toma mal color, Timco es una muy buena alternativa porque es roja, de la misma época pero con la ventaja de contar con calibres muchos más grandes.

“Una variedad blanca, un poquito más temprana que Thomson, de muy bonito calibre, de muy buen sabor, crocancia y una fertilidad muy alta”. Así es como Ljubetic se refiere a Arra 15. Si bien la Thomson se trata de una variedad muy requerida en los mercados, Mocarquer advierte que necesita una gran cantidad de mano de obra, por lo que la Arra busca un poco reemplazarla con una fecha a lo mejor para esa zona un poco más temprana. En cuanto a Sweet Celebration, Ljubetic destaca que se trata de una variedad de un color rojo atractivo, de la época de Thomson, de buen sabor y buen viaje.

Santa María también posee Inia Grape One (desarrollada en Chile), la que Urban califica como una variedad negra, muy productiva y con buenas condiciones de viaje.

Como reemplazo de la Flame, una de las mencionadas es Magenta. “Aunque es un poco más tardía nos gustó que tiene un sabor diferente, a moscatela. Es productiva y de fácil manejo”, comenta Mocarquer y advierte que aún queda por investigar en términos de variedad versus patrón. En cuanto a Krissy señala que es muy rendidora, de mucho calibre y en la que se debe observar el comportamiento con respecto a partidura.

 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.