Estás leyendo
Chile produce el vino más austral del mundo

Chile produce el vino más austral del mundo

Mundoagro
Chile produce el vino más austral del mundo

Keóken es el nombre del vino, que significa amanecer en lengua Tehuelche, fue producido con uvas Sauvignon Blanc en su versión de vino blanco, y uvas Pinot Noir para vino tinto, cepas que fueron plantadas en el centro experimental de INIA  en Chile Chico hace 8 años.

En el lanzamiento del vino, participó, el Ministro de Agricultura, Carlos Furche indicando “es la primera producción de vino en la Patagonia Chilena, sumando aún más diversificación productiva a la agricultura regional. Sin duda, este vino tiene unas cualidades únicas, propio de la región, por la pureza de las aguas, del suelo, del aire, por las condiciones de humedad y temperatura tan singulares, así que esto es una nueva demostración del gran potencial de producción que tiene la región de Aysén”.

Por su parte el Director Nacional del INIA, Julio Kalazich comentó que es un vino de una calidad sorprendente, representando fielmente el espíritu de la Patagonia; ampliando la frontera de la vitivinicultura nacional. “Así como el INIA aportó al desarrollo frutícola de esta zona, en especial en la producción de cerezas, hoy estamos demostrando que es posible producir vinos de calidad en Chile Chico, en la latitud más austral del mundo donde hasta ahora se ha producido vino en origen”.

La producción del vino más austral, fue gracias al trabajo realizado por parte de varios centros regionales y experimentales del INIA, encabezado por los investigadores Diego Arribillaga de INIA Tamel Aike, Marisol Reyes de INIA Cauquenes y el Coordinador Nacional de Fruticultura, Gabriel Selles, a quienes se sumó el enólogo Diego Morales. Kalazich  agregó “a todos ellos y a todas las personas que colaboraron en este gran logro los quiero felicitar y al mismo tiempo les quiero agradecer su labor y dedicación”.

Es un desarrollo experimental, que demuestra la factibilidad técnica de crear y elaborar un vino en esta zona con microclima de la Provincia del General Carrera, en la Región de Aysén, diversificando así la oferta productiva al incorporar una nueva alternativa frutícola.

Frente a los positivos resultados, INIA tiene nuevos pasos a seguir, de acuerdo a lo expresado por los expertos de la institución, contemplan el establecimiento de 4 unidades de validación con al menos 8 variedades de uva vinífera en dos portainjertos. En cada unidad se evaluará el establecimiento, crecimiento, fisiología, fenología, uso eficiente del agua, identificación y control de plagas y enfermedades, manejo de follaje, entre otros parámetros. Cuando la producción de fruta sea óptima, se realizarán análisis de calidad de bayas, mosto y vino, mediante la implementación de una línea de procesamiento de la fruta (vinificación) para determinar las propiedades únicas y características de la fruta obtenida en cada zona. Del mismo modo el proyecto contempla un estudio económico con la prospección del rubro en la región de evaluación y la capacitación de futuros emprendedores que estén interesados en implementar un paquete tecnológico de producción vitivinícola en esta zona de la Patagonia chilena.

Te podría interesar
Investigadores desarrollarán un nuevo fertilizante para el manejo del tizón de la papa

 

 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.