Estás leyendo
Corteva realiza Seminario Online de Uva de Mesa y analiza factores clave del cultivo

Corteva realiza Seminario Online de Uva de Mesa y analiza factores clave del cultivo

Mundoagro
4 propuestas para el futuro de la Uva de Mesa

La uva de mesa destaca hoy en día como una de las principales frutas exportadas por nuestro país. Si bien es apetecido, se trata de un producto que ha requerido, y requiere todavía, de algunos cambios y análisis. Conocer quién es el consumidor objetivo es un factor clave, dado que éste ha cambiado sus exigencias. Bajo este escenario es que el recambio varietal ha surgido como una necesidad, por lo que es fundamental tener un conocimiento de cada una de las nuevas variedades.

En Estados Unidos, por ejemplo, están desarrollando frutas que sean una nueva experiencia para el consumidor, que estén comprometidas con el sabor, que haya una distribución limitada, que cuenten con una alta inversión en marketing estratégico y que estén enfocadas en el consumidor, es decir, ir más allá del mercado y pensar en quién es el consumidor objetivo. Así lo explicó Vicente Valdivieso, asesor y miembro de Uvanova, quien participó del “Seminario Online de Uva de Mesa”, organizado por Corteva, instancia en la que también se refirió a los parámetros que se exigen.

Corteva realiza Seminario Online de Uva de Mesa y analiza factores clave del cultivo
Vicente Valdivieso, asesor y miembro de Uvanova

Recordó que realizaron una especie de encuesta entre clientes del mercado y frigoríficos y el factor número uno a considerar era la firmeza de la fruta. “Con fruta firme se puede hacer una conservación mucho más segura, se puede hacer un reembalaje o colocar la fruta en el envase y no tener pérdidas importantes y por supuesto que la sensación de comer es algo completamente diferente. Es el parámetro que en todos lados se exige”, comentó y agregó que las características como forma, sabor, tamaño y color son muy importantes, pero ninguna tan relevante como la firmeza.

Bajo este escenario es que las nuevas variedades adquieren un rol central. Sin embargo, como todas, poseen tanto ventajas como desventajas, por lo que es muy relevante conocer su comportamiento y proyección. 

MÁS QUE UN NUEVO NOMBRE

Dos factores se han podido evidenciar durante la temporada: los recibidores en general han tenido una preferencia hacia las variedades nuevas versus las tradicionales y las diferencias de precios se han ido estrechando. Así lo indicó en su presentación el asesor Dragomir Ljubetic, quien agregó que se trataba de una diferencia dada por los calibres y la calidad de la fruta, más que por tratarse de una nueva variedad.  

De esta manera es que a su juicio el negocio del productor, en un futuro cercano, no va a estar dado porque tenga una nueva variedad, sino que por lograr rendimientos por hectárea, calidad, calibre y condición de fruta, que sí se está obteniendo en algunos casos en estas nuevas variedades.

Corteva realiza Seminario Online de Uva de Mesa y analiza factores clave del cultivo
Dragomir Ljubetic, asesor técnico

Como ejemplo de ello el experto se refirió a lo sucedido en la temporada con las variedades blancas. “Hasta la mitad de la temporada las variedades blancas tradicionales se vieron desfavorecidas y la preferencia principalmente del mercado asiático fue hacia las nuevas variedades producidas en Perú, porque en esa época tenían un mejor calibre, una mejor presentación y porque se trataba de una novedad. Las diferencias de precios se mantuvieron para esa fecha en un promedio de entre 30 y 40 centavos más por kilo, lo que se traduce en entre 2,5 a 3 dólares por caja”, sostuvo.

Distinto fue lo sucedido en Estados Unidos, mercado en que las variedades provenientes de Perú y Brasil calificaron de mala manera en términos de sabor por lo que se dio una preferencia a la uva de mesa chilena, principalmente Thompson y Superior.

Existen diferentes variedades nuevas a las que los productores pueden apuntar para llevar a cabo sus recambios y cumplir con las exigencias de los mercados de destino. Pero también hay una serie de aspectos que deben considerar a la hora de seleccionar una nueva variedad.

Entre ellos Ljubetic menciona los mercados objetivos, la competencia con otros países, los volúmenes propios y concentración de oferta y la calidad y condición, aspectos fundamentales sin los que no existe un negocio. A ellos suma la productividad, facilidad de manejo y que cuenten con una baja necesidad de mano de obra. Finalmente comenta la distribución de cosecha y eficiencia del packing.

“Debo tener una distribución de cosecha en el tiempo para tener una mayor eficiencia con el packing cosechero, pero no debe ser la prioridad. El mercado debe ser la prioridad. Si no debo tener una variedad temprana porque no soy competitivo, no la tengamos. No plantemos algo que reemplaza a Flame solo porque en realidad quiero partir antes con el packing”, advirtió.

Una larga lista se puede encontrar al mencionar las variedades nuevas más importantes en nuestro país. Entre muchas otras, en variedades negras se encuentran M. Beauty, Sable, S. Favor y Maylen, mientras que entre las rojas se pueden observar S. Celebration, Timco, Kressy, Jack Salute y Allison. En tanto, entre las variedades verdes Ljubetic mencionó Arra-15, Timpson y Sweet Glob. Cada una de ellas cuenta con ventajas y desventajas, por lo que es relevante conocer su comportamiento.

Corteva realiza Seminario Online de Uva de Mesa y analiza factores clave del cultivo

El experto concluyó que el gran problema que enfrentan las nuevas variedades es la deshidratación del escobajo, frente a lo que existen una serie de manejos en pre cosecha que buscan reducirla. Entre éstos destacó la elección de la variedad, el manejo de riego y la luz, una nutrición adecuada, la aplicación de reguladores de crecimiento y el uso de techos, aspecto donde el uso de mallas ha permitido mejores resultados que con plásticos.

Asimismo agregó que se deben evitar dos factores: por un lado la sobremadurez de la fruta, dado que los altos contenidos de ácidos solubles y baja acidez son un enemigo importante para la vida del escobajo, y las cosechas en horas de altas temperaturas y baja humedad relativa.

Te podría interesar
Comprometidos con la leche

Más allá de conocer las características de cada variedad, los productores deben manejar los tratamientos para enfrentar las plagas y enfermedades que afectan a sus cultivos. En estas temáticas participaron del seminario Karina Buzzetti, quien se refirió a los “mitos y avances en el manejo de las plagas en vides” y Alejandro Toro, quien se refirió al “manejo fitosanitario para un programa exitoso”.

UN CONTROL TEMPRANO

En un programa fitosanitario cobra vital relevancia todo lo relacionado a la técnica de aplicación, además de contar con los equipos apropiados y seleccionar los productos en función de las tolerancias y carencias con que cuenten. Así lo explicó Toro durante su presentación, quien agregó que durante los últimos años las plagas han tenido un comportamiento más errático que ha obligado a hacer algunas modificaciones en los programas, por ejemplo en los momentos y números de intervenciones.

Corteva realiza Seminario Online de Uva de Mesa y analiza factores clave del cultivo
Alejandro Toro, gerente técnico de Agriscience

Los chanchitos blancos son, según explica, una plaga difícil de controlar, entre otros aspectos, dado que rehúye la luz y genera muchos individuos en la temporada y la población va aumentando a medida que ésta avanza. Asimismo, existen condiciones predisponentes, como el exceso de vigor, o el hecho de que les gusta la sombra, por lo que se esconden en otras especies.

Por todo ello es importante partir temprano con los controles, para lo que hoy en día se disponen de algunos productos. El experto destacó los insecticidas verdes de Corteva, entre los que se encuentra Closer, una herramienta que calificó de importante y que ya está cumpliendo con las tolerancias que esperaban. “Hoy día lo podemos utilizar ampliamente en los programas, cuenta con un poderoso efecto de contacto, que es una de las cualidades importantes que separan a muchos de los otros que hoy en día se usan en el mercado”, comentó y agregó que actúa por ingestión, pero que también tiene actividad traslaminar.

Otro de los aspectos positivos de este producto es que entrega protección por varias semanas, lo que es importante para no tener que intervenir tan seguido. Añadió que “tiene una solubilidad de prácticamente alrededor de 600 ppm, lo cual lo hace uno de los insecticidas más solubles y lo cual implica que es muy móvil dentro de la planta, se asperja y llega muy rápidamente a los puntos aplicables a los crecimientos nuevos. Tiene  todas las tolerancias que queremos para los mercados importantes y con carencias cortas. Normalmente hablamos de alrededor de una semana para antes de exportar cosa que en la práctica no nos sirve, porque una semana antes es muy tarde; nosotros en realidad, la última intervención importante deberíamos hacerla previo al cierre de racimo, es decir antes que las ninfas ingresen al racimo”.

Toro también se refirió a Avenue, un fungicida desarrollado para combatir el oídio de la vid, formulado con altos estándares de seguridad para el medioambiente y los aplicadores, de alta eficacia y notable protección de los tejidos susceptibles de la fruta. “Avenue no afecta polinizadores ni a la fauna benéfica, respetando el medioambiente. Tampoco se traspasa al vino y no afecta al proceso de vinificación ni altera sus cualidades organolépticas. Para la producción de uva de mesa, protege desde el inicio sus racimos para los mercados más exigentes”, profundizó.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.