Estás leyendo
1° Cosecha mecanizada de ciruelas D’Agen en todo Chile

1° Cosecha mecanizada de ciruelas D’Agen en todo Chile

1° Cosecha mecanizada de ciruelas D'Agen en todo Chile

Diferentes desafíos son los que enfrentan hoy en día los agricultores. Entre ellos se puede nombrar el cambio climático o la disponibilidad de agua. Pero en los costos de producción existe un problema aún más grande y que representa el principal ítem: la mano de obra. Bajo este escenario es que la innovación y el uso de maquinarias han pasado a ser el camino para ser eficientes.

Precisamente la eficiencia es uno de los grandes lemas que posee el fundo de la familia Schurter, ubicado en la comuna de Peralillo, en la VI Región, donde casi todas las tareas se han mecanizado. Bajo este lineamiento y en busca de mejorar las falencias del sistema antiguo, es que a mediados de febrero optaron por utilizar la máquina automotriz New Holland, modelo Braud VX 7090, para realizar la primera cosecha mecanizada de la ciruela D’ agen y destinarla a agroindustria.

Si bien el uso de maquinarias para facilitar y agilizar las labores en el huerto corresponden hoy en día a una innovación cada vez más necesaria y, por ende, ya habitual, ésta en particular cuenta con otra característica que la hace especial: se trata de una tecnología creada para cosechar uva vinífera y que también ha funcionado de buena manera en olivos.

COSECHA EFICIENTE

El proceso de cosecha está asociado al tiempo que lleva realizar dicha labor, además del costo que implica, factores que con el uso de esta maquinaria se ven disminuidos. En un huerto tradicional de ciruelas esta tarea se realiza generalmente con la máquina side by side, que cosecha tres hectáreas al día con al menos seis personas dentro de la operación. Así lo explica Mauricio Zúñiga, responsable comercial de la filial de Agromillora en Chile, quien agrega que “este tipo de cosecha, a la velocidad de cosecha (3 km/h), podría recolectar entre diez a doce hectáreas en turnos de día y noche con dos personas, el conductor de la máquina y el tractorista que recibe la fruta en el carro”.

cosecha eficiente 2El ahorro que implica en términos de tiempo es precisamente uno de los factores que Juan Pablo Mac-Kay, gerente de Sun Sweet Chile, califica como muy interesantes, ya que con este tipo de máquina la cosecha se realiza en alrededor de una hora y media por hectárea, a diferencia de la máquina side by side, que realiza tres hectáreas al día, es decir, tres hectáreas en alrededor de doce horas.

Otro punto a favor que suma esta máquina es el menor costo que implica res- pecto de lo que cuesta contratar el servicio de la americana. Y es que cosechar con la primera puede costar hasta US$500 por hectárea, versus la side by side de tipo americana, cuyo arriendo por hectárea alcanza un valor de unos US$ 1.200.

Así lo explica Rosario Larraín, agrónomo zonal de Prunesco en Colchagua, quien agrega que el costo de la cosecha y, posteriormente, el secado, es muy alto, a lo que se suma además la poda. En estos sistemas de alta densidad, la poda es totalmente mecanizable, y se puede realizar con un cortaseto tanto en cortes de altura como en cortes laterales, y así la poda está lista. Así lo explica Larraín, quien agrega que “en los huertos convencionales, si bien se están haciendo pre-podas con máquinas, todavía se utiliza mucho la poda manual con escalera, con gente, lo que tiene un costo altísimo”.

Otra diferencia pasa por la manera en que ambas máquinas cosechan. Según aclara Andrés Schurter, gerente agrícola del fundo, con la New Holland, modelo Braud VX 7090, los rendimientos en los diferentes frutales son básicamente los mismos, no así con la side by side, donde depende mucho del frutal y de la densidad ya que cosecha planta por planta. En cambio, ésta lo hace de manera continua.

Así las cosas, el uso de esta maquinaria les reduciría a los productores el problema de costos con que cuentan. Sin embargo, para poder implementarla con éxito, es necesario hacer algunos cambios en el huerto, seguir la tendencia de plantaciones y focalizarse en los huertos de alta densidad.

AJUSTES NECESARIOS

Auspiciosos. Así es como ven en la industria los pronósticos en cuanto al uso de esta máquina en este tipo de frutal. Si bien el funcionamiento fue evaluado como positivo, coinciden en que se debe contar con un huerto de alta densidad. Precisamente el predio de la familia Schurter cuenta con plantaciones de este tipo, de acuerdo a un modelo desarrollado por Agromillora Chile. Esta compañía, referente en producción y comercialización de árboles frutales y plantas de olivo, ha desarrollado un programa de mejora genética de frutales que ofrece nuevos portainjertos mejor adaptados a una fruticultura más tecnificada, con alta productividad, mejor adaptación al suelo y de menor vigor.

Y es que el diseño tiene un impacto en el rendimiento. A ojos de Rosario Larraín, se necesita contar con un huerto de alta densidad, ya que son plantas más chicas en tamaño, por lo que se requiere aumentar la densidad de plantas por hectáreas para poder tener un buen rendimiento en kilos de fruta. Además, tiene que ser con un patrón especial ya que el normal de plantas muy vigorosas.

Dos factores interesantes en términos de diseño son los que advierte Mac-Kay. El primero de ellos corresponde a que la mayoría de los huertos de ciruela se encuentran en terrenos de no tan buenas condiciones, por lo que se hacen con camellones. Sin embargo, comenta, este tipo de patrón es enanizante, por lo que no necesita camellón. Y lo otro es que permite tener las hileras más pegadas. En este huerto se encuentran a 3,5 x 1,5 metros, pero según la opinión de los expertos funcionaría 3,0 metros con2,7 metros de alto.

Mantener una estructura de árbol delgada y alineada son los factores más relevantes a considerar en cuanto a diseño según comenta Zúñiga. Ello permite obtener buena luminosidad productiva, además de una correcta entrada de la máquina para que dañe lo menos posible los árboles.

Te podría interesar
Olivicultores buscan optar a mecanización en cosecha ante escasez de mano de obra

Es de esta manera que a ojos de los expertos el uso de esta máquina no genera un daño relevante en la fruta. Así lo ve Juan Pablo Mac-Kay, quien suma otro aspecto positivo: el hecho de que deja bastantes hojas arriba: “Lo ideal después de una cosecha es que el árbol se mantenga con hojas por lo menos un mes más para que así siga generando reservas para la próxima floración”.

Para Ely Chernilo, gerente general de Agromillora Sur, si bien se ha visto una buena calidad de la fruta aún hay un aspecto por afinar, que pasa por la estructura del huerto. A su juicio se debe contar con un huerto más angosto en cuanto al ancho del árbol para que se llene mejor el espacio sobre la hilera.

ARREGLOS FUTUROS

Agromillora tiene una “fijación”, que pasa por ver la agricultura desde el punto de vista de la eficiencia; es decir, entienden la fruticultura como algo cambiante que tiene que ir adaptándose a los medios y que debe entregar un producto que el mercado realmente utilice. Esta es la visión que posee la compañía y con la que, según indica Chernilo, se explica el hecho de que se utilice una máquina viñatera para la cosecha de fruta.

La máquina está diseñada para trabajar en viñas y con olivos, y sin embargo, se observa un buen trabajo. Esta es la impresión que recogió Braulio Labarca, asistente técnico de Sigdotek, quien cree que el único factor que se podría mejorar pasa por cómo repartir la fruta. “El operador tiene que estar parando cada cierto tiempo y levantar la tolva para poder tirar la fruta hacia atrás. Ahí habría que hacer una mejora e incorporar algún dispositivo”, cuenta.

Hoy en día se trata de una cosecha de frutas destinadas principalmente a agroindustria — olivos, almendros, ciruelas, duraznos y avellano, entre otros—, pero los planes a futuro son más ambiciosos. Y es que según consigna Zúñiga, se podrían implementar algunos ajustes como espumas, gomas y cobertores puestas en la máquina para que la fruta para fresco tenga menos daño. De todas maneras, según comenta, el planteamiento es hacer huertos de doble propósito: una primera cosecha peatonal a mano para fruta de exportación y/o consumo fresco, y una segunda cosecha mecanizada para fruta agroindustrial. Y es que el lema de Agromillora pasa por el hecho de que la innovación está en su naturaleza.

UIMM (Unidad de Inteligencia de Mercados Mundoagro)

Ver comentarios (2)
  • Efectivamente la agricultura está cambiando cada año. En mi caso después de 15 años de haber egresado de la universidad, en los ultimos 5 años he podido ir incorporando mayor tecnología en el manejo agronomico como es el caso del uso de sensores remotos como imágenes NDVI para monitorear el estado de vigor en etapa de cosecha en arándanos, con grandes sorpresas y ventajas.

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.