Mundoagro

Cargando...

Director Editorial

Edición

De todo y de todos

La integración de herramientas tecnológicas de hardware y software en un modelo conceptual de ingeniería de procesos no es otra cosa que una metodología para sistematizarlos y registrarlos.

Esto exige que el componente humano para su correcta aplicación esté ampliamente capacitado no sólo en el uso adecuado de las herramientas que lo integran, sino en tener claro el objetivo o el fin del sistema en su conjunto.

La trazabilidad es un buen ejemplo de cómo la necesidad de información fidedigna y, por lo tanto, la concepción de un sistema que provea datos rigurosos y oportunos acerca de la cadena de procesos que involucran la elaboración productos, se integra dentro de un sistema apoyado en las tecnologías de la información.

Chile es fuerte en la definición de estos procesos y, sobre todo, en lo que respecta a la aplicación de tecnologías para implementarlos. No es tan así en su rigurosidad conceptual.

Así como en ocasiones se dice que los arboles no dejan ver el bosque, con la trazabilidad también se puede perder la visión del todo, del fin último de un sistema, a través la enorme e interminable cantidad de pequeños subprocesos que la conforman. Es indudable que por tratarse de un registro en cadena, cada uno de los subprocesos de la trazabilidad adquiere una enorme importancia dentro del resultado final. Pero una cosa es esto, y otra muy distinta es que todas estas herramientas, que son sólo un medio, se conviertan muchas veces en el fin último.

Hablando estrictamente de su integración tecnológica horizontal, la mayoría de los registros en traza están formados por subprocesos que son pre-requisitos de otros. Sin embargo, hay otros que dependen de una verificación humana, documental o presencial, que involucra la buena fe, el criterio de aplicación o simplemente la certificación visual de un ser humano. Resulta incompresible la decisión de detener, suspender o lo que es peor, malaplicar un subproceso.

Esto invalida todo e interrumpe esta delicada cadena de registros que no sólo consigna los eventos, sino que también certifica o acredita que los procesos han estado sujetos a rigurosas normativas exigidas en los mercados de destino.

Las opiniones de expertos en el tema indican que se debe ir cada vez más hacia un sistema donde casi se extinga la intervención humana en lo que respecta al criterio de aplicación y certificación presencial. Sistemas basados en tecnologías de sensores y de dispositivos electrónicos y ópticos que registren en cadena, las trazas de acontecimientos dentro de un proceso, por muy extenso que este sea. Que todos estén normados en su aplicación y que no exista la posibilidad que si se interrumpe el rastreo, la certificación de ese lote, siga su curso.

Todos los involucrados en la cadena productiva agrícola y pecuaria queremos que Chile tenga éxito en los mercados externos exigentes. Todos, y en especial la autoridad e instituciones destinadas a velar por el cumplimiento de estos procesos, debemos exigir que hagan bien su trabajo y entiendan conceptualmente que se trata de un todos y de un todo.

directoreditorial @mundoagro.cl

03 Comentarios

Vestibulum euismod, leo eget varius gravida, eros enim interdum urna, non rutrum enim ante quis metus. Duis porta ornare nulla ut bibendum

Robert Edition

6 minutes ago

Únete a la conversación