Estás leyendo
Desarrollo de nuevas variedades de frutas chilenas

Desarrollo de nuevas variedades de frutas chilenas

Desarrollo de nuevas variedades de frutas chilenas

La Universidad Católica de Chile, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y el Consorcio Tecnológico de la Fruta realizaron una jornada de presentación de los avances de los programas de mejoramiento genético (PMG).

La reunión comenzó con un recorrido por las instalaciones y huertos de cerezo, guiado por la Directora del Programa, Marlene Ayala; quien además fue la encargada de comenzar con las exposiciones. Indicó “dentro del programa estamos realizando las primeras evaluaciones, llevamos dos años evaluando los híbridos que obtuvimos desde 2010 a 2011, los cuales están dando fruta hace dos años, pero con mayor cantidad el 2016, y este año estamos empezando a evaluar su producción, y calidad de esta fruta. Estamos en la etapa de selección de individuos con características interesantes en producción, fecha de cosecha, entre otros aspectos, y estamos haciendo los primeros injertos de las selecciones”.

“Hoy, tenemos aproximadamente 23 mil híbridos, de los cuales 21 mil están plantados en Pirque, y los otros a la espera de ser plantados. De éstos, alrededor de 8 mil ya están produciendo fruta desde el 2015”, agregó la profesional de la Universidad Católica.

El Director del PMG de Manzano, Pablo Grau profesional de INIA, destacó la variable de sustentabilidad que conlleva el proyecto que dirige, al buscar el desarrollo de variedades resistente a Venturia, y por lo mismo que requieran menos tratamientos con pesticidas.

Grau, agregó “tenemos en este momento 5 selecciones en huertos comerciales desde la sexta a la novena regiones, de las cuales tres de ella cumplen en calidad y dos en resistencia a Venturia; y 15 selecciones que tenemos propagadas que tienen atributos interesantes, y del año pasado tenemos 33 selecciones con potencialidades que estamos evaluando. Creo que de aquí a tres años deberíamos tener material o al menos una futura denominación de variedad”.

En el caso de la uva de mesa, Patricio Arce, Director del PMG, destacó la resistencia a hongos que busca su proyecto en el desarrollo de una nueva variedad chilena de uva de mesa. “Actualmente estamos evaluando la fruta en características de poscosecha, en diferentes áreas de producción de esta fruta en el país, con la finalidad de ver, también cómo funcionan en cosecha. Estamos con 30 a 40 días de almacenamiento en frío, y aquellos que respondan mejor tendrán mayor probabilidad de convertirse en variedad, con un alto potencial para el mercado de Asia”.

Te podría interesar
Cerezas: variedades tempranas de cosecha que pueden complementar nuestra producción

Agregó que actualmente tiene 14 selecciones avanzadas. De éstas, hay 8 que han sido evaluadas durante 3 años, y las otras por un periodo de 2 años, por lo que pensamos que una de ellas podría convertirse, perfectamente, en variedad. Todas ellas son selecciones sin semilla.

Juan Pablo Zoffoli, Director del PMG de Carozos se refirió a la importancia de lograr una muy buena poscosecha en las nuevas variedades de fruta, especialmente considerando que los mercados de destino se encuentran lejos de Chile, y desean recibir fruta con la apariencia, textura y sabor que motiven su consumo y proyecten frescura. Actualmente luego de un periodo de selección que implicó evaluar 20 posibles variedades entre ciruelas, nectarines y duraznos, se llegó a la selección de 4 variedades de ciruelas que presentan muy buena resistencia a pardeamiento, luego de 45 días de poscosecha. En el caso de los nectarines se seleccionaron 3 individuos con alto potencial de convertirse en variedades, los cuales evidencian una gran conservación de la calidad luego de 60 días de poscosecha, y finalmente fueron seleccionadas 2 variedades de duraznos con 40 días de poscosecha.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.