Mundoagro

Cargando...

Director Editorial

Edición

Dueños de la información

La innovación es una palabra que trae a la mente la idea de nuevas empresas pequeñas y ágiles, que hacen cosas inteligentes con tecnología de vanguardia, mientras los agricultores solíamos estar entre los más conservadores hombres de negocio del mundo. Se podría decir incluso que éramos algo retrógrados en cuanto a administración y gestión. Nuestro sector agrícola no se destaca precisamente por ser gran innovador. Sin embargo, hoy en día no existe ninguna razón para que en agricultura no se den grandes casos de innovación en todos los aspectos, ya sea en la aplicación de tecnologías como en gestión.

A nivel de campo, tendremos que entender las nuevas tendencias en gestión de una manera más amplia. En el caso de los agricultores será la capacidad para adaptarse a los cambios tecnológicos, comprenderlos y hacerlos suyos. Están saliendo al mercado, hoy más que en ninguna otra época, innovaciones que tienen que ver con tecnologías de información integradas a la maquinaria agrícola. Los tractores, las cosechadoras y las sembradoras y cultivadores se están convirtiendo, poco a poco, en una especie de recolectores de datos que mediante la integración de sensores de tecnología inteligente entregan información precisa al fabricante sobre características de suelo, humedad, textura del suelo, propiedades físicas y químicas del suelo. Además en épocas de cosecha recolectan datos milimétricos sobre los rendimientos del cultivo en cada centímetro del campo. De esta manera, la maquinaria se puede adaptar de manera autónoma a las condiciones de un determinado lugar y cambiar todos sus parámetros de trabajo para sacar el mayor rendimiento al suelo. La maquinaria agrícola del futuro le ahorrará al agricultor horas de estar analizando datos y decidiendo cómo asignar los recursos para sacar mejor provecho de sus campos. Tomará decisiones basadas en el tipo de cultivo, las características de la semilla, los parámetros de clima y suelo, disponibilidad y tipo de fertilizante para finalmente integrar todo esta información con lo que en economía financiera se llama la ley de rendimientos crecientes y decrecientes para generar el mejor rendimiento de ese suelo. Es decir, la maquinaria en el futuro tomará decisiones de gestión de una manera mucho más precisa.

Pero esto plantea profundas preguntas sobre quién es dueño de la información.  ¿Será el agricultor dueño del campo o será la empresa de maquinaria que mediante un contrato venderá esta información al agricultor para ser más eficiente? ¿Será el Estado quizás que pueda intervenir y hacer que esta información permanezca disponible para todos públicamente? En respuesta a esta preocupación, la American Farm Bureau, la mayor organización de agricultores y ganaderos de Estados Unidos, está elaborando un código de conducta, que dice que los agricultores son los dueños de los datos y por lo tanto deben poseerlos y controlarlos, y que las empresas sólo pueden utilizar esta información con la finalidad más de hacer más eficiente su trabajo y que no deben por ningún motivo venderla ni transferirla a terceros.

directoreditorial @mundoagro.cl

03 Comentarios

Vestibulum euismod, leo eget varius gravida, eros enim interdum urna, non rutrum enim ante quis metus. Duis porta ornare nulla ut bibendum

Robert Edition

6 minutes ago

Únete a la conversación