Estás leyendo
El árbol que puede salvar al mundo

El árbol que puede salvar al mundo

Mundoagro
El árbol que puede salvar al mundo

Así fue definido el Paulownia tormentosa, más conocido como kiri. Y no faltan cualidades para comprender los motivos de semejante afirmación. Originario de China, suele crecer hasta unos 27 metros de altura, con troncos de entre 7 y 20 metros de diámetro y hojas que llegan a los 40 centímetros de ancho. Pero lo que lo convierte en una especie tan especial es su capacidad de tolerar factores extremos como el fuego, ya que pueden regenerar sus raíces y vasos de crecimiento de forma rápida. Además, tolera la contaminación y no exige suelos fértiles.

Por eso es que se lo utiliza como planta pionera, es decir que provee materia orgánica y nitrógeno, y sus raíces previenen la erosión, con la particularidad de que es el árbol de crecimiento más rápido del planeta: en apenas ocho años, una semilla de kiri llega al tamaño de un roble de cuarenta; en sólo un año llega a los 4,5 metros de altura.

Por si fuera poco, el kiri absorbe diez veces más dióxido de carbono que otros árboles y emite grandes cantidades de oxígeno. Si bien durante sus primeros años es bastante sensible al frío, a partir del tercero ya es capaz de resistir temperaturas de entre -20°C y hasta 50°C.  

Todo esto es lo que motivó en Texas, EEUU, el inicio de lo que fue llamado “La revolución kiri”, que es la plantación de un millón de estos árboles para purificar suelos contaminados, no productivos, y que recuperen sus propiedades. Y no sólo en Texas, sino que en diversos puntos del planeta se están estudiando sus condiciones para poblar terrenos en los que se espera que algún día puedan producirse alimentos.

Te podría interesar
Cosecha de fuego

 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.