Estás leyendo
El nuevo cielo

El nuevo cielo

Mundoagro
El nuevo cielo

Si hace algunos años, los huertos protegidos eran sinónimo de productores high tech o bien de campos experimentales, en el último tiempo se han convertido en moneda corriente, lo que en un punto resulta muy llamativo, dado los altos costos que estas estructuras todavía representan.

Tres factores han dinamizado este fenómeno: la inestabilidad climática (que llegó para quedarse), la buena rentabilidad de cultivos como la cereza (y que permiten aprovechar los retornos para este tipo de inversiones) y, sin dudas, los diversos estudios que surgieron en los últimos años y que validan su uso, con datos confiables respecto de los efectos y su manejo agronómico.

Aunque está claro que todavía en términos de superficie es por ahora incipiente, sirve como horizonte ver lo que ocurre en otros sitios. Así, por citar un caso, la viticultura en Italia es líder en el uso de coberturas, donde hay 55.000 hectáreas de uva de mesa trabajadas bajo plástico o malla.

Te podría interesar
Héroes silenciosos

Suena lejano, pero el futuro llega más rápido cuando hay buenas perspectivas. Y ese parece ser el caso.
Fotografía: Biogreen.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.