Estás leyendo
En Ñuble mejoran genética de pavos criollos para aumentar su productividad

En Ñuble mejoran genética de pavos criollos para aumentar su productividad

Mundoagro
En Ñuble mejoran genética de pavos criollos para aumentar su productividad

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA), más conocida como FAO, informó que la demanda de carne de cerdo, aves y huevos para consumo crecerá hasta un 64% al año 2030. Por ese antecedente, veterinarios de la Universidad de Concepción (UdeC) inician innovación que permite mejorar el valor genético de los pavos criollos – crianza liderada casi en 100% por mujeres – a través de un proceso de selección.

El proyecto, impulsado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura y financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad Regional FIC-R de Ñuble, consiste en identificar genética superior de pavos locales para la reproducción; mediante la identificación, registro de crecimiento, características de canal y postura en parvadas. A fin de aprovechar su resiliencia, rusticidad y adaptabilidad a condiciones ambientales del secano interior de Ñuble, contribuyendo a conservar una población patrimonial in situ y en condiciones productivas.

“En cada generación evaluamos entre 15 y 20 machos de los cuales unos 5 o 6 los transformamos en reproductores. Ellos, se cruzaron con hembras tomadas de la población, incubando unos 300 huevos. Ese proceso se repitió dos veces más en el núcleo, de manera que las aves que se entregaron a las campesinas como reproductoras son la segunda generación obtenida por selección. En el marco del proyecto alcanzaremos a producir una tercera generación”, dijo el veterinario de la UdeC y coordinador general del proyecto, Mario Briones.

Para el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, “este tipo de innovación representa a muchas mujeres que hoy aportan ingresos a la pequeña agricultura familiar campesina, que, con trabajo y esfuerzo, se preocupan y ocupan de conservar tradiciones patrimoniales, como es la cazuela de pava. Además, queremos invitar a que las personas de nuestro sector se abran a la tecnificación y conocimiento para mejorar la competitividad en la producción de alimentos nacionales y entregarles las herramientas necesarias para seguir potenciando su actividad”.

Te podría interesar
Puerto de San Antonio aclara que paralización sólo estaría afectando al 10% de la carga

Entre los objetivos específicos del proyecto —que aún se encuentra en desarrollo— está también analizar el impacto de la intervención genética sobre la sustentabilidad del sistema campesino, la biodiversidad y la seguridad alimentaria. Sobre el tema, se refirió el director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre. “Una de las líneas estratégicas de FIA es que los procesos de innovación perjudiquen lo menos posible al ecosistema. Sabemos que la avicultura en sí misma es una práctica con baja emisión de gases invernadero, más cuando los procesos son naturales y con menor uso de agroquímicos”.

La investigación que comenzó en 2016 se realizó en la región, según el estudio preliminar, porque “en comunas del secano interior de la provincia de Ñuble existen numerosas parvadas de pavos que la cultura campesina utiliza tradicionalmente como fuentes de ingresos extras. Un 88% a 96% de los sistemas están manejados por mujeres”. 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.