Estás leyendo
Fascinación de por vida

Fascinación de por vida

Mundoagro
Fascinación de por vida

A los 6 años tuve mi primer contacto con la nieve. Fue en 1962, en el Centro de Ski La Parva. Mi padre, que en paz descanse, fue la persona que me introdujo en este mundo maravilloso de la montaña, la nieve y el esquí. Con qué fascinación escuchaba los relatos sobre su aprendizaje en los años 40, de la mano de un instructor norteamericano que trabajaba en la empresa de mi abuelo. En esos años no existían los andariveles modernos en Farellones y El colorado que conocemos hoy. Subían desde Plaza Italia en camiones. Y al Cerro Colorado subían a pie y se tiraba una vez al día desde la cima. Mi padre, con 16 años, ayudaba al chofer a ordenar la gente, poner las cadenas y facilitar las cosas, con tal de subir gratis. Qué fascinantes relatos de las subidas en tren a Portillo, en compañía de dos primos.

Fascinación de por vida

Desde ese momento, no paré más hasta el día de hoy. Sigo fascinado con este hermoso deporte, y las maravillosas pistas que disponemos en Chile. Durante mis días de estudiante de Agronomía en la Universidad de Chile, en los años 70, tuve una muy intensa participación en el aprendizaje, competición y estadías en el refugio Gastón Saavedra, de Farellones, donde pasábamos unas lindas jornadas de esquí durante los fines de semana y vacaciones de invierno. Ya en los años 80, casado, tuve la dicha de introducir a mis tres hijos a este deporte maravilloso a partir de los tres años de edad. Hoy en día son muy buenos esquiadores, al igual que mi señora.

Fascinación de por vida

Llevo 58 años de historia en este deporte. Agradezco infinitamente a mi padre el haberme enseñado a disfrutar de este lindo pasatiempo, sano, en contacto con la naturaleza y con una riquísima convivencia en familia, con mi hermano que también es un gran esquiador y mis mejores amigos que hasta el día de hoy también lo practican. Este año de pandemia ha sido muy difícil en relación al encierro y no poder disfrutar del esquí, cuando tenemos la mejor nieve de los últimos 15 años. Qué paradójico. La naturaleza nos da y también nos quita. Pero si pudiera una reflexión final, sería: también hay amor en tiempos de pandemia.

Jorge Enrique Parragué Moraga es Gerente Técnico de Rosario Agricultura Sustentable.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.