Mundoagro

Cargando...

Director Editorial

Edición

Fruticultura flexible

La situación de altas tasas de empleabilidad de la agricultura y minería en Chile, y sobre todo los altos salarios de esta última actividad económica, ejercen una fuerte presión sobre algunos sectores de la agricultura nacional, y en especial el frutícola, que obliga a un uso intensivo de mano de obra, ya sea calificada o no.

De alguna manera el sector ha ido asimilado algunos de estos cambios adaptándose medianamente a esta nueva realidad. Existen dos circunstancias muy distintas. En el caso de los huertos que tienen una vida útil de entre 15 y 25 años que ya han sido establecidos desde hace varios años, a los agricultores no les queda otra opción que adaptarse a esta nueva realidad y tratar de acomodar ciertas labores como cosecha, poda y amarre, de manera de utilizar la menor cantidad de horas posible en mano de obra pero también mecanizando otras labores complementarias.

Se han ido importando varias máquinas que ayudan a la semi mecanización de algunas de estas labores. También en el campo de los productos fitosanitarios se están probando algunos inhibidores de crecimiento vegetativo que, sumado a una poda intensiva del huerto e inductores o bioestimulantes de la floración, tratan de imitar el efecto de patrones enanizantes en huertos de alta densidad.

Aquí es donde se despliega toda la astucia y audacia del carácter nacional para tratar de adaptarse a esta realidad. En otra ocasión ya le he contado sobre un fruticultor de arándanos de la zona de Curicó que, al verse enfrentado a un alza importante de la mano de obra en cosecha y viendo cómo los mismos cosecheros perdían, en promedio, veinte minutos en la fila cada vez que querían entregar una bandeja con fruta, desplegó toda su imaginación y conocimiento para automatizar la entrega de la bandeja con fruta mediante cámaras ópticas volumétricas, pesas digitales y códigos de barra de identificación, todo esto integrado a un software que le hizo bajar estos veinte minutos a sólo tres.

La verdad es que en este segmento es de vital importancia usar el ingenio y la tecnología para hacer más productiva y eficiente la gestión general del negocio.

Otra consecuencia de la adaptación es una que va contra toda tendencia. Hasta ahora los tractores bajo los 100HP, habían evolucionado hacia la demanda de tractores con mayor incorporación de tecnología, pensando en que el operador calificado para conducir estos tractores iba a permanecer en el sector agrícola. Sin embargo la consecuencia de la alta empleabilidad y el desplazamiento de la mano de obra mejor calificada hacia la minería ha hecho revertir la tendencia desde tractores más tecnologizados hacia tractores más simples de conducir y operar, con menos tecnología.

La segunda realidad es la de los nuevos huertos frutales y aquí todo cambia. Nuevas variedades, nuevos patrones, nuevos sistemas de conducción, nuevos productos fitosanitarios, nueva maquinaria pero por sobre todo nuevos diseños generales e integrales de huertos que incorporen desde ya la inmensa ponderación de la variable “escasez de mano de obra”.

En este sentido existen avances increíbles en maquinaria agrícola que incorporan la utilización de elementos ópticos de reconocimiento que no sólo le permitirán a un “robot podador”, por ejemplo, saber que está en un huerto de manzanos sino de qué variedad se trata, el estado fenológico en que se encuentra, el reconocimiento del año de la madera y, por supuesto, hacer la distinción perfecta entre yemas frutales o vegetativas, sabiendo entonces donde efectuar el corte, con sus brazos y tijeras.

Estas nuevas maquinarias serán más que nunca el resultado de una integración horizontal de conocimiento desde varios frentes de investigación y desarrollo. Las empresas de maquinaria que seguramente serán los integradores finales, con una participación muy fuerte de empresas de software, óptica e investigación en reconocimiento óptico y digital y de la academia.

Por un camino u otro, lo cierto es que el conocimiento, la tecnología o la mera astucia del productor apuntan a un mismo sentido: adaptar la fruticultura al nuevo escenario que se le presenta.

directoreditorial @mundoagro.cl

03 Comentarios

Vestibulum euismod, leo eget varius gravida, eros enim interdum urna, non rutrum enim ante quis metus. Duis porta ornare nulla ut bibendum

Robert Edition

6 minutes ago

Únete a la conversación