Estás leyendo
Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos

Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos

Mundoagro
Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos

Symborg es una empresa de biotecnología que desarrolla soluciones sostenibles con productos a base de microorganismos. Reconocida mundialmente por ayudar a los agricultores a incrementar sus cosechas en gran parte de los cultivos y en diferentes condiciones, hace 10 años Symborg revolucionó la agricultura con el lanzamiento de Glomus iranicum var tenuihypharum, el primer microorganismo realmente eficiente en las exigentes condiciones que aplica la agricultura intensiva. Su secreto es simple: potencia a la planta para mejorar las cosechas en cantidad y calidad, y lo consigue de una forma 100% sostenible con el medioambiente. Y así lo ha demostrado en campos y cultivos de todo el mundo, ya que los productos derivados de Glomus iranicum están presentes en 34 países, incluidos Chile, Perú, Ecuador, Colombia y Argentina.

80 VECES MÁS DE ABSORCIÓN

Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos
Comparación de mazorcas

Glomus iranicum es una especie de hongo formador de micorrizas arbusculares (HMA) cuyas características lo hacen el mejor aliado de los cultivos: abundante micelio extramátrico o red de hifas externas del hongo (cualidad que le permite a las raíces explorar un mayor volumen de suelo), no esporula en el interior de la raíz (que facilita el transporte, sin interrupciones, de agua y nutrientes desde la raíz al resto de la planta) y tolera condiciones extremas e intensivos programas de fertilización (lo que garantiza su supervivencia y eficiencia en distintas condiciones y situaciones).

“En la simbiosis micorrízica, el hongo entrega más nutrientes y agua a la planta, que a su vez genera una mayor actividad fotosintética, fija más carbono y crea mayores reservas, que son utilizadas no solo para su crecimiento y producción, sino también en la próxima cosecha para el arranque posterior al periodo invernal”, Señala Félix Fernández, cofundador y director del departamento i+D+i.

Con un sistema de raíces más voluminoso, activo y eficiente, y mucha más actividad fotosintética, debido a la presencia del hongo, la planta obtiene mejoras nutricionales, fisiológicas y hormonales que se traducen en mejoras muy significativas en la producción.

Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos
Suelo vivo

Las propiedades de la simbiosis micorrízica de este microorganismo llevaron al desarrollo de MycoUp, un bioestimulante 100% biológico capaz de lograr efectos positivos en las plantas durante los distintos ciclos del cultivo. “Partimos con la formulación de MycoUp, pensando que fuese fácil de aplicar, por riego y sin cambiar los programas de fertilización de los productores. Luego avanzamos con otras formulaciones según las necesidades de nuestros clientes: Resid MG (una formulación microgranulada para aplicarse a la siembra), Resid HC (un formato de alta concentración para el tratamiento de semillas) y acabamos con MycoUp Activ (un producto con doble acción, pensado para potenciar en cultivo aun en presencia de nematodos). Eso sí, todos ellos con el mismo factor común: Glomus iranicum, el verdadero responsable del éxito”, recuerda Fernández.

Uno de nuestros ensayos más recientes ha sido en trigo, cuenta García. “Trabajamos por dos años seguidos con la Universidad de Concepción y el INIA, donde los sectores aplicados tuvieron 14 quintales más por hectárea (pasando de 111 q/ ha a 115 q/ha), un 13% más de producción. El hongo indujo un mejor desarrollo de las raíces, por lo que se mejoró la capacidad de las plantas para capturar nutrientes y agua, lo que provocó un mayor número de granos y de espigas en términos de volumen y cantidad”.

“FUIMOS PIONEROS”

A diez años del lanzamiento del primer producto, Symborg tiene actividad en 34 países, y cuenta con resultados técnicos y validados en casi todas las especies. De acuerdo con García, haberse mantenido coherentes en el tema de la sostenibilidad ha sido uno de los mayores logros.

Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos
Maíz tratado vs testigo

“Cuando llegamos a Chile hace 5 o 6 años, fue un gran reto convencer a los productores de que había que mirar abajo para poder mejorar arriba. Fue difícil convencer a nuestros clientes que trabajar el sistema radicular y darle vida al suelo, era una apuesta segura por la mejora del cultivo. Ahora hablar de sostenibilidad y de suelo vivo es común, pero antes no lo era. Fuimos pioneros”, recuerda.

Te podría interesar
Cambio de folio: 2015 marcará un antes y un después en la fruticultura chilena

Ha sido un camino largo y costoso, señala García, pero en el trayecto se ha sumado una gran comunidad de asesores que han validado los productos y un equipo de más de cien profesionales agrónomos alrededor del mundo, dedicados a estar cerca del productor y asesorarle durante todo el proceso. Y es que, aparte de la innovación, la cercanía es otra de las patas que sustentan este exponencial crecimiento de la compañía. “Nuestros productos nos hacen diferentes, pero nuestro equipo más”, expresa García. “La estrecha relación con el productor y mantenernos siempre atentos a sus necesidades, nos permite estar en este proceso de mejora continua e incluso en el desarrollo de nuevos productos”.

CONCIENCIA DE I+D

Al ser una empresa dedicada la biotecnología, Symborg es consciente de la importancia del trabajo de I+D, como demuestra la amplia experiencia de Félix Fernández, Doctor en Microbiología aplicada: “Dentro de nuestros programas de investigación contamos con un cepario de más de 5.000 microorganismos y más de 10.000 extractos microbianos, porque somos muy conscientes de que en biotecnología la cepa sí importa”.

Hongos que le dan vida al suelo: el mejor aliado de los cultivos

Cada producto tiene un desarrollo previo I+D, validaciones en fincas experimentales y trabajos de campo: “Para nosotros la innovación no acaba cuando se produce el producto. Por eso colaboramos estrechamente con asesores, centros de investigación o empresas de variedades, y contamos con un equipo de agrónomos técnicos en campo, para ir desarrollando el mejor manejo adaptado y lograr que nuestros productos den el máximo en las distintas condiciones de cada región” finaliza García.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.