Estás leyendo
La alianza productiva que certifica a viticultores de uva país y a la viña Miguel Torres

La alianza productiva que certifica a viticultores de uva país y a la viña Miguel Torres

Mundoagro
La alianza productiva que certifica a viticultores de uva país y a la viña Miguel Torres

Con el paso del tiempo la pequeña agricultura ha ido incorporando tecnología y mejorando su producción, sin embargo, aun enfrenta una gran dificultad: el proceso de comercialización. Bajo este escenario es que en el año 2007 surgieron las alianzas productivas, un mecanismo de Indap que tiene por objetivo generar un encadenamiento entre la producción y el proceso de comercialización.

Hace diez años los planes de la viña Miguel Torres Chile apuntaban a la elaboración del espumante Estelado, un rosé elaborado con uva País. El desafío entonces pasaba por el abastecimiento de esta variedad. Fue así como dieron con Viñedos Esperanza de la Costa, una agrupación de 18 productores que trabajaban de manera asociativa esta uva. Comenzó entonces un proyecto de alianza productiva entre ambas partes, basado en viñedos que en promedio superan los cincuenta años y que corresponde a una de las variedades más antiguas introducidas en Chile, en general propiedad de pequeños viticultores.

La alianza productiva que certifica a viticultores de uva país y a la viña Miguel Torres
Eduardo Jordán, director técnico y enólogo de Miguel Torres Chile

Si bien diferentes viticultores se dedicaban a la producción de esta variedad, la viña apuntaba precisamente a un grupo. El objetivo era asegurar un estándar de calidad, ya que cada productor por separado no manejaba las técnicas para llegar a las condiciones de uva que se buscaban, según consigna Eduardo Jordán, director técnico y enólogo de Miguel Torres Chile.

“La uva en los programas de alianza productiva nos servía mucho pero había otros productores que también nos podían haber servido. Lo que pasa es que esto a nosotros también nos facilita el trabajo. La capacitación no tienes que hacerla a cada productor y además ellos mismos, como son una alianza de productores, se preocupan de respetar los estándares que nosotros les solicitamos”, comenta y añade que es muy importante que exista una figura de líder en el grupo, con quien ellos se comunican y se preocupa de que todos dentro de la alianza realicen los trabajos requeridos.

De esta manera, entre los beneficios que obtienen los productores destacan las asesorías técnicas, las que van de la mano con las otras dos ventajas: certificaciones y buenos precios.

BENEFICIOS CERTIFICADOS

La alianza productiva que certifica a viticultores de uva país y a la viña Miguel Torres
Secundina Vásquez, presidente de Viñedos Esperanza de la Costa

Cuando estos dieciocho productores se unieron hace diez años el objetivo era lograr un mejor precio y poder seguir cultivando esta variedad para no tener que arrancar sus viñedos. Según cuenta Secundina Vásquez, presidente de Viñedos Esperanza de la Costa, gracias a la alianza productiva pudieron cumplir esta meta. Y es que por medio de ésta pudieron realizar la certificación orgánica, de la que sólo financian el 10%.

“Eso es lo que nos pone el mayor precio a nuestra uva. La vendemos muy bien gracias a la certificación orgánica, y también al Fair Trade (comercio justo)”, señala Vásquez.

Una posición similar muestra Jordán, quien asegura que el beneficio más directo para los agricultores es la compra de sus uvas a precio “Fair Trade”, el que incluso puede triplicar el valor de mercado por un kilo de uva.

Respecto de los precios, agrega que a nivel general en la temporada 2019 estuvieron muy bajos, alrededor de $80 o $90, mientras que Miguel Torres pagó un valor entre los $210 y $230. “Es un precio con el que el productor gana y tiene una rentabilidad que hemos calculado en alrededor de 10%”, aclara.

Pero al buen precio que obtienen los productores, entre los beneficios se suma la asesoría técnica que reciben. Además del apoyo técnico del área agrícola de la compañía, también cuentan a través de la alianza con un asesor vitícola. “La asesoría técnica durante todo el año le permite al viticultor evolucionar y mantenerse vigente. Pasa de tener conocimientos respecto de un manejo de viñedo convencional a uno orgánico, certificando sus uvas a orgánicas y teniendo viñedos más rentables”, añade Jordán.

Te podría interesar
En beneficio mutuo

BENEFICIOS PARA LA MIGUEL TORRES

La alianza productiva que certifica a viticultores de uva país y a la viña Miguel Torres

El objetivo de la alianza productiva es que ambas parten ganen. En el caso de Miguel Torres el principal beneficio pasa por la distinción y calidad. “Trabajamos la agricultura orgánica y Comercio Justo, certificaciones que nos permiten entregar un producto con un valor agregado y diferenciarnos de los del mercado”, comenta Jordán y resume que lo más relevante es que logran el producto que desean, el que fuera de una alianza sería muy difícil

Hoy en día el total de la producción de uva país de esta asociación tiene un solo poder comprador: Miguel Torres Chile, compañía que requiere una certeza de la cantidad de kilos que va a recibir. Si bien tienen la prioridad —por encontrarse bajo el esquema de alianza productiva—, Jordán aclara que si un productor decide vender un porcentaje a un tercero, es algo que puede ser, siempre que se haya conversado desde un principio.

Sin embargo, ambas partes coinciden en que dado los buenos precios que obtienen los agricultores por sus certificaciones, no les convendría

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.