Estás leyendo
La estrategia del complemento

La estrategia del complemento

La estrategia del complemento

El avance en la tecnología de percepción remota ha puesto al alcance de las empresas equipos que permiten vigilar variables climáticas críticas tales como temperatura del aire, humedad del suelo, precipitación, entre otras. Lo anterior permite construir pronósticos basados en series históricas y alertar de eventos adversos como sequías y heladas. La evolución tecnológica permite hoy en día recolectar datos climáticos desde varios puntos del predio, automatizar reportes diseñados para tomar decisiones y transmitirlos en forma automática al encargado de las decisiones a través de computadoras y celulares.

mano tecnologia2Por otra parte, el proceso irreversible de cambio climático ha generado una reducción de precipitaciones, poniendo a las decisiones de riego como uno de los temas centrales de la discusión. Para graficar este fenómeno revisemos el caso de las praderas del sur de Chile, que si bien es cierto vive un año con sobreproducción, no debemos olvidar lo ocurrido en el verano del año 2015 en la Región de los Lagos.

En dicha oportunidad, la falta de lluvias y la ausencia de sistemas de riego, causaron una disminución promedio de 44 a 3 Kg MS/ha/día al comparar la producción del año anterior (cifras oficiales del informativo Agropecuario N°38). Sin embargo, el año 2016 hubo una disminución de un 26% de precipitaciones en comparación al año 2015 pero el valor promedio del crecimiento de las praderas para la Región de los Lagos, entre noviembre 2016 y enero 2017, fue de 86 Kg MS/ha/día, cifra record si es comparada con los últimos 36 meses. Esto implica que las precipitaciones ocurrieron en periodos de mayor demanda hídrica de la pradera, generando una alta tasa de crecimiento y valores de humedad del suelo en enero 2017 mayores al 20% en comparación con lo ocurrido en enero 2015, cuando el valor promedio fue menor al 15%.

Estos registros históricos de información entregados por sensores de humedad del suelo y precipitaciones, así como sensores que miden el vigor de la pradera pueden ser fundamentales para tomar una decisión en inversión de equipos de riego, fertilización o manejo intrapredial como cuña de pastoreo.

Complementos

Nicolás Magner1Hoy, la información en la sociedad del conocimiento es clave para adaptar un negocio que depende de las variabilidades climáticas actuales y futuras. El monitoreo ambiental de una pradera puede ser llevado a cabo mediante la sistematización de información ambiental y satelital.

En efecto, la oferta de sensores remotos ha crecido en forma exponencial. Aun así, ninguno por sí solo posee todas las ventajas. Algunos son de bajo costo pero muy restrictivos. Otros, en cambio, son de costo prohibitivo para las empresas, más aún si éstas piensan en mediciones periódicas o en tiempo real.

Por ejemplo, los aviones y satélites abarcan grandes superficies, ayudando a labores de planificación predial, pero no ofrecen un sistema de alerta pues no monitorean en tiempo real. Por el contrario, los sensores in-situ abarcan poca superficie y los datos entregados sólo corresponden a un punto, aunque son eficientes para programar alertas que inclusive pueden llegar en forma automática.

La estrategia entonces es complementar. Utilizar, por ejemplo, sensores repartidos en sitios representativos del predio con el fin de recoger datos en tiempo real y complementar esta información con el uso de imágenes satelitales, aviones o drones (según sea la superficie que se necesite abarcar) para modelar las variables climáticas de la superficie entre los sensores instalados en el campo. Con esta estrategia la empresa contará con información climática de alta calidad, frecuente y oportuna (Ver recuadro que resume las características de cada sistema).

Un ejemplo de la tecnología satelital se muestra en la figura 2, que corresponde al vigor de praderas en diferentes meses para una zona correspondiente a Purranque, Río Negro y Puerto Octay. Esta escena corresponde a los datos adquiridos por el satélite Landsat-8, el cual tiene un detalle espacial de 30 x 30 m para cada escena satelital adquirida, observando gran parte de la Región de los Lagos en pequeños cuadrados 900 m2. Esta información se puede automatizar y operacionalizar para diferentes predios con el fin de convertir el vigor en biomasa y ésta en tasa de crecimiento de praderas, la cual puede variar en el espacio y el tiempo.

cristian matta2¿Qué otras ventajas puede entregar esta información ambiental? La posibilidad de almacenar datos, construir series históricas de temperaturas, producción de materia seca, precipitaciones, entre otros parámetros, abre una amplia gama de posibilidades para modelos de pronósticos que estimen la probabilidad de ocurrencia de eventos climáticos adversos, prevean producción esperada y, como consecuencia de esto, se pronostiquen ingresos, costos y gastos.

Lo anterior tiene varias aplicaciones financieras de valor. Con una proyección de ingresos esperados se pueden construir flujos de cajas, útiles para planificar los presupuestos de las siguientes temporadas, negociar mejores condiciones con bancos y evaluar proyectos de inversión.

Te podría interesar
Con otro horizonte

En conjunto con esto, contar con pronósticos de probabilidades de heladas y sequías mejora la posición negociadora de la empresa frente a la contratación de seguros y aumenta las posibilidades de acceso a capital de riesgo y financiamiento bancario.

Puedes encontrar más detalles e información en el sitio www.monisat.cl.

Escrita por: Nicolás Magner, Universidad Finis Terrae.

Cristian Mattar, Laboratorio para el análisis la Biósfera (LAB) Universidad de Chil.