Estás leyendo
Las tres etapas hacia la nueva configuración de mercados: el análisis de Isabel Quiroz

Las tres etapas hacia la nueva configuración de mercados: el análisis de Isabel Quiroz

Mundoagro
Las tres etapas hacia la nueva configuración de mercados: el análisis de Isabel Quiroz

Aún es muy temprano para conocer en detalle todos los efectos que tendrá en los mercados la pandemia del Covid-19. Si bien durante estos primeros meses ya se han percibido algunas consecuencias, deberán pasar varios meses más para que los efectos y el reordenamiento de mercado se haga más evidente. Así lo explica Isabel Quiroz, directora ejecutiva de la consultora iQonsulting, quien señala tres etapas para tener presente: la primera es la situación que transcurre entre el inicio de la pandemia y hasta su control, la segunda es la consiguiente recesión económica y la tercera es la situación post recuperación o la llamada “nueva normalidad”, donde, de acuerdo a la experta, veremos el reordenamiento de los mercados.

Aún nos encontramos en la primera etapa, que comenzó en enero 2020, y que se caracteriza por el lockdown, cierre de puertos y falta de trabajadores. Los cambios en el consumo se advierten con compras desde casa y con productos menos perecibles. El canal Horeca resulta nulo y hay una revaloración de lo saludable y seguro. No se ha percibido en toda su fuerza la recesión económica que se tomará la agenda en la segunda etapa. “Las variaciones en los precios y en el consumo responden mayormente a motivos ligados a la pandemia que a cambios en la conducta motivada por los cambios en el ingreso de las personas”.

Además, “las distorsiones al inicio de año se provocaron por cierre de fronteras y mercados e incertidumbre, que llevó a muchos a bajar el consumo de productos más perecibles”, indica. Las frutas más desfavorecidas fueron las frutillas y fruta de carozo españolas. El cierre de fronteras hizo que bajaran las exportaciones, no solo de Chile, a mercados como China y Europa. Sin embargo, luego de que los países se han reorganizado con la pandemia, los mercados se han abierto y se ha retomado el comercio internacional de productos frescos.

Entre los principales cambios que se han presentado en esta etapa se incluye el aumento mundial del consumo de frutas, causado por la necesidad de alimentarse sano y poder combatir el virus. Debido a esto se ha visto un aumento considerable en el despacho de algunas especies como las naranjas y las conocidas como easy peeler (28% y 17% más que en 2019 respectivamente).

Además, el mayor crecimiento en el retail se ha dado en el canal online. “Es probable que, a fin de año, cuando se haga el balance de cuál mercado fue más fuerte, quién pagó mejor o recibió mayor volumen de Chile, no haya mucha diferencia con 2019. Aunque algún grado de disminución en los precios se observará, los mayores cambios se verán en el período de recesión”, explica Quiroz.

SEGUNDA ETAPA

La segunda etapa, comprendida como recesión económica, se extenderá desde septiembre de 2020 y todo el 2021. A medida que avanza el 2020, el mundo enfrenta la caída en el PIB y las diversas áreas de la actividad económica, paralizadas o semi paralizadas durante los peores días de la pandemia, comienzan a recuperar su actividad lentamente extendiendo la caída del PIB.

Según señala Quiroz, la proyección del FMI para el mundo es una recesión en 2020 con -3% del crecimiento del PIB mundial (de acuerdo al último informe de fines de abril de este año). Esta caída en el consumo se verá más fuertemente en el segundo semestre, cuando los desempleados ya no tengan recursos de ahorro y se sienta la recesión a nivel de hogares. En este punto los países más afectados disminuirán su consumo y/o los precios serán menores a los vistos en las últimas temporadas.

Los mercados más afectados serán Europa, EE.UU. y Latinoamérica. Se esperan caídas de -7,5%, -5,9% y -5,2% en el PIB respectivamente. Si observamos la recesión anterior, netamente económica (crisis subprime, 2008), los mercados afectados reaccionaron bajando el consumo. En este sentido, de acuerdo con Quiroz, Europa tiene la capacidad de “apretarse el cinturón” muy fácilmente, más que EE.UU., sin embargo, este último también realizará cambios.

Te podría interesar
Los efectos del Covid-19 están en marcha: una mirada al mercado de la uva de mesa

En contraste, los mercados que se observan más estables o con caídas en el PIB no recesivas, son los mercados emergentes de Asia, en los cuales se espera un crecimiento escuálido de 1%. Concretamente en China e India se puede estimar que al menos el consumo se retomará a niveles normales. Sin embargo, en un mercado que se aprecia más atractivo en términos de demanda, también atrae más oferta que en períodos normales. En estas condiciones se observará una leve reducción de precios y una mayor dispersión de precios según calidad.

TERCERA ETAPA

 Finalmente, en la tercera etapa es cuando enfrentaremos la “nueva normalidad” y se apreciará un reordenamiento de las economías. Quiroz señala que “no sólo serán más atractivas por la recuperación de sus mercados, sino que se verá la forma en que salieron de la recuperación y desde esta perspectiva las que han sido más resilientes”.

Dos factores serán claves en la llamada nueva normalidad. Por un lado, la sustentabilidad tomará un papel muy importante al momento de estimular la recuperación, por lo que se fortalecerá la demanda por productos sustentables y se favorecerá aquella oferta que cumpla con estos estándares. Por otro lado, aquellos mercados que hayan logrado consolidar los canales e-commerce durante la pandemia y recuperación podrán sortear con mayor fortaleza el movimiento de sus productos. Por lo cual, indica Quiroz, las empresas debe prepararse desde ahora a través de contacto con cadenas e-commerce y repensar el packaging, por ejemplo, en el desarrollo de envases adaptados, directos al consumidor.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.