Estás leyendo
Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta

Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta

Mundoagro
Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta

Más de una década llevan los hermanos Francisco y Sergio Del Sante dedicados a los sistemas de protección de frutales, preocupándose de la estabilidad productiva y financiera de los productores. “Fuimos pioneros en implementar los sistemas de protección. Integramos la venta de insumo con los proyectos en mano, nos preocupamos del diseño y la ingeniería para que los proyectos queden operativos”, explica Sergio Del Sante, socio de la empresa Delsantek Agrosoluciones.

Tanto Sergio como Francisco estudiaron ingeniería agrícola, pero desde mucho antes se involucraron en la innovación. Crear nuevos sistemas, idear accesorios útiles y solucionar problemas son tareas que los apasiona. En eso se centraron cuando conformaron la empresa que hoy dedican a cuidar rendimientos y calidades de los huertos frutícolas y a resolver las problemáticas que surgen a partir del clima como lluvia, heladas, radiación, viento y granizos.

Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta
Sergio Del Sante, ingeniero agrícola; socio de la empresa Delsantek Agrosoluciones

Finalista de los Premios Avonni 2020 en la categoría Agro del futuro – FIA, el producto estrella de los hermanos Del Sante es la malla fotoselectiva que desarrollaron en conjunto con la Universidad de Concepción. Ésta permite disminuir la incidencia de estrés por alta radiación y altas temperaturas en frutales, para así mejorar el rendimiento y la calidad de la fruta.

“Después de tres años de pruebas desciframos la malla, los colores y el porcentaje de sombra correcto para nuestra realidad. Ahora, estamos licenciando la malla en México con excelentes resultados, porque, en Chile, ya se vende a nivel comercial, está patentada y Delsantek tiene la licencia exclusiva para comercializarla”, explica Sergio Del Sante.

Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta
Francisco Del Sante, ingeniero agrícola; socio de la empresa Delsantek Agrosoluciones

El uso de esta malla -que ya ha cubierto unas seis mil hectáreas- ha permitido reducir entre 40% y 60% la pérdida por golpe de sol en manzanos, dependiendo de la variedad. Además, el producto reduce en 10% la demanda hídrica de los huertos y mejora la eficiencia del uso del agua bajo condiciones de escasez hídrica, lo cual, en el actual contexto de cambio climático, es fundamental. Al menos, en Chile la sequía no ha querido abandonarnos, afectando, especialmente, a las comunas comprendidas entre Coquimbo y Los Lagos.

Mediante la selectividad de la transmisión de la radiación solar, la malla patentada por Delsantek logra disminuir esos rayos directos e incrementar la proporción de luz difusa, además de reducir la transmisión térmica. “Son mallas de polietileno de alta densidad donde se combinan colores. Se logró un porcentaje de sombra de 22% aproximado, que baja el golpe de sol, pero sin bajar la fertilidad de la yema. Se mantienen los niveles productivos estables, pero bajas el daño de sol al mínimo, sin perjudicar el potencial productivo”, detalla Sergio Del Sante.

EL PODER DE LOS COLORES

En Chile, las mallas selectivas se han utilizado desde Copiapó hasta Osorno para proteger la fruta y las expectativas apuntan a masificar su uso en el país, ya que debido a su precisión el potencial productivo se amplifica. “El azul fomenta la clorofila en manzanas verdes; el perla ayuda a la difusión de la luz; y el color gris baja la temperatura. Antes, las mallas que se usaban eran verdes o blancas, pero nosotros jugamos con los colores”, añade el socio fundador de Delsantek.

¿Cuánto duran? Depende del lugar en que se instale, pero, en promedio, podría ser cinco o seis años. En México, los pedidos no se han hecho esperar, pues las están ocupando muchísimo para dar protección a las plantaciones de arándanos y moras.

Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta

La innovación de Francisco y Sergio Del Sante fue una de las cincuenta innovaciones con potencial de internacionalización que fue incluida en el catálogo “Transforma Alimentos Innovación Alimentaria” de Corfo. Descrita como una malla monofilamento, bicolor y fotoselectiva, de tecnología patentada, para evitar el golpe de sol en especies frutales y la consecuente pérdida de rentabilidad, fue parte de la convocatoria abierta en septiembre de 2019, en la que se recibieron más de 150 postulaciones. Éstas fueron evaluadas por expertos de ProChile, entidad patrocinante, y las instituciones colaboradoras Ganesha Lab Chile, Fraunhofer Chile Research y UC Davis Chile.

IMPACTO DE DAÑO POR SOL

Según el estudio “Uso de mallas fotoselectivas en el cultivo del manzano”, Proyecto de innovación en la Región del Maule de la Fundación para la Innovación Agraria, el daño por golpe de sol es uno de los mayores problemas para la fruticultura, pues reduce su valor comercial.

Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta

En Chile, los huertos de manzanos ubicados en zonas con gran intensidad de radiación solar y alta temperatura se han visto muy afectados por los rayos solares. De hecho, se estima que las pérdidas en la cosecha, por descarte de fruta, pueden llegar hasta un 40% de la producción, consigna el estudio de FIA.

Pero, además de la alta radiación solar y las temperaturas elevadas, existen otros factores que pueden incrementar la incidencia de daño por golpe de sol, tales como: el uso de cultivares sensibles, portainjertos muy enanizantes, la orientación de las hileras de plantación y sistemas de conducción muy expuestos al sol, así como un deficiente manejo del follaje para proteger a la fruta de la exposición solar.

Te podría interesar
"La calidad del arándano será clave para enfrentar la competencia creciente de Perú y México"

Si bien la incidencia de este daño se puede disminuir a través del manejo del follaje, ya sea por medio de riego o protectores químicos, considerando el escenario actual, donde el agua no abunda, cobra relevancia evaluar el uso de mallas. Por eso, FIA cofinanció el proyecto que buscaba desarrollar un tipo de malla fotoselectiva específica para las condiciones climáticas y productivas del país, que permitiera controlar el golpe de sol, a la vez de evaluar su potencialidad y la conveniencia de utilizarla en el cultivo comercial de manzano, con el fin de contribuir a mejorar la competitividad de este rubro. Delsantek fue una de las empresas que participó en la investigación desarrollado en la Región del Maule por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, entre los años 2015 y 2018.

Malla fotoselectiva desarrollada por Delsantek mejora el rendimiento y calidad de la fruta

De esta manera, la innovación que se basa en el diseño y elaboración de mallas con propiedades fotoselectivas fue validada, demostrando que permiten disminuir la radiación directa visible volviéndola difusa, con una capacidad de sombra del orden del 20%. Para esto, se produjeron hilos del tipo monofilamento fusionando polietileno, aditivos y pigmentos, para obtener hilos de colores azul, gris y perla, para los siguientes propósitos, según consta en el estudio:

• El pigmento azul se utilizó para incrementar la transmisión de radiación en el espectro de luz azul (400-500 nm), con el fin de controlar el exceso de vigor de los árboles que se da habitualmente en huertos bajo mallas, y de esta manera estimular la síntesis de clorofila, mejorando la proporción de frutos de color verde intenso, como Granny Smith.

• El pigmento gris se utilizó para bloquear la transmisión de radiación en el espectro de luz infrarojo y mejorar la efectividad de la malla para disminuir la temperatura de la fruta.

• El objetivo del pigmento perla fue transformar la radiación fotosintéticamente activa directa en difusa y obtener efectos positivos sobre el desarrollo del color rojo en variedades Pink Lady® y Fuji. Mediante procesos de tejeduría y urdimbre se obtuvieron tres prototipos de malla monofilamento con las siguientes combinaciones de hilos: perlagris; azul-gris y perla-azul.

En manzanas, se logró un 60% de efectividad en la reducción de daño por golpe de sol en la variedad Fuji gracias a las mallas fotoselectivas, mientras que en Pink Lady consiguieron un 95% de efectividad y un 70% en las Granny Smith.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.