Estás leyendo
Más cerca de Europa

Más cerca de Europa

Mundoagro
Más cerca de Europa

Un balance positivo ha tenido el comercio internacional entre Chile y la Unión Europea desde que en el año 2003 entrara en vigencia el Acuerdo de Asociación entre ambas partes. En el último año el comercio alcanzó los US$ 17.682 millones, mientras que la inversión acumulada del Viejo Continente en nuestro país se estima en cerca de US$ 38.500 millones. Hoy en día algo más del 90% de los bienes se encuentra completamente liberalizado y, en el marco de modernización de este acuerdo, existen una serie de oportunidades para los diferentes sectores del país, entre los que el rubro agroalimentario no queda exento.

Desde el año 2012 la fruta, el vino y la celulosa constituyen más de la mitad de las exportaciones chilenas a este destino. Así es que los envíos agroalimentarios de nuestro país corresponde a uno de los sectores que más ha aprovechado este acuerdo, lo que a juicio de la embajadora de la UE en Chile, Stella Zervoudaki, se atribuye a que existen acuerdos suplementarios como el de materia sanitaria o el de vinos y licores. Pero un punto relevante es que se concluyó el primer acuerdo de reconocimiento mutuo de los productos orgánicos, lo que representa una gran oportunidad dadas las preferencias de los consumidores europeos.

“Los productos de vino, fruta fresca, del mar y pesca de Chile hacia la UE ya han aumentado, casi duplicado sus exportaciones. Yo creo que ahora lo que falta profundizar es toda la exportación de agricultura orgánica y aprovechar el acuerdo de reconocimiento mutuo que acabamos de firmar y que pronto va a entrar en vigencia para poder posicionar a Chile como uno de los países capaces de producir alimentos de alta calidad nutritiva y de alta calidad también del punto de vista de trazabilidad”, señala y agrega que si bien Chile cuenta con uno de los mejores estándares fitosanitarios de trazabilidad de América Latina, con este nuevo acuerdo los términos de referencia de qué se comprende en cada categoría de producto orgánico van a ser más claros y va a facilitar aún más el comercio.

Puntos a tratar

Si bien se trata de un mercado importantísimo, existen algunos puntos que se deben mejorar. Ese es el análisis que realiza Ronald Bown, presidente de Asoex, quien advierte que aún existen cuotas de ingreso para las carnes, que no son recíprocas, además de problemas con el aceite de oliva, que paga un arancel para ingresar a Europa. “Ese mismo aceite de oliva para ingresar a Chile no paga arancel si es que está dentro de un determinado volumen”, indica.

Una armonización en las exigencias relacionadas con la inocuidad alimentaria es otro punto que a ojos de Bown se debe solucionar y se podría tratar en la modernización de este acuerdo. Hay exigencias que todavía no se aplican de forma natural en el comercio europeo, por lo que, según indica, los supermercados asumen esta representación incrementando la exigencia. Si bien lo califica de forma positiva, advierte que se genera una desuniformidad en la exigencia de cada supermercado.

El comercio entre Chile y la UE

Entre el 2003 y 2006 las exportaciones de Chile hacia la UE registraron un aumento en valor de 40%, lo que se atribuye a que recién se estaba abriendo este mercado. Sin embargo, la situación en la actualidad es muy distinta. Existen acuerdos con otros destinos que han generado nuevas oportunidades por lo que se exporta menos que durante el peak de los primeros años. Así lo explica Pablo Urria, director de Asuntos Bilaterales de Direcon. Según cifras actualizadas al 2016, los automóviles, la maquinaria y el equipo de transporte corresponden a los principales productos exportados desde la UE a nuestro país.

Te podría interesar
A la medida para la agricultura

Precisamente productos automotrices y maquinaria para la agricultura son las que importa el Grupo Dercorp. Entre los beneficios de estos últimos, además de su alta calidad, diseño e innovación en seguridad, se destaca que contaminan menos y que tienen una adaptación importante al campo local, ya que allá cuentan con cerros y extensiones más reducidas, como las de Chile. Así lo precisa Felipe del Río, presidente de esta entidad, quien señala además que cuentan con muchos elementos tecnológicos que incrementan la productividad.

Modernizaciones para este gobierno

Si bien hay una serie de aspectos a trabajar en la modernización del Acuerdo de Asociación, la meta es concluir todas las negociaciones sustanciales durante el Gobierno actual, para con el nuevo Gobierno, firmar y ratificar. Así, la meta es comenzar las rondas de negociaciones en septiembre.

“Tenemos muy claro que debemos el acceso mutuo al mercado, las reglas de protección de propiedad intelectual, la facilitación de comercio y que tenemos que avanzar aún más en la protección de inversiones. Ya estamos trabajando grupo por grupo, tema por tema”, profundiza la embajadora de la UE en Chile, Stella Zervoudaki.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.