Estás leyendo
En su medida justa: pautas para un mejor riego de papas

En su medida justa: pautas para un mejor riego de papas

Mundoagro
En su medida justa: pautas para un mejor riego de papas

Las papas tienen una necesidad de agua que puede alcanzar hasta 25 mm/semana durante el crecimiento. Al mismo tiempo, son muy sensibles al bajo y sobreriego, que puede dañar las plantas y, a su vez, los tubérculos. Tienen un sistema de raíces muy poco profundo que les impide alcanzar nutrientes y agua de mayor profundidad. Los tubérculos son muy susceptibles al daño durante la etapa de crecimiento y a las enfermedades.

En su medida justa: pautas para un mejor riego de papas

El manejo preciso del agua es crítico para lograr los mejores rendimientos. En este sentido, estrategias enfocadas en frecuencias de riego altas para optimizar el uso de agua, con emisores de baja carga hidráulica (bajo caudal), 0,5 o 0,25 L/H, espaciados a 10 cm- 15 cm, con precipitaciones entre 3,3-4 mm/H, generan un avance lateral de 10-15 cm de radio en una hora de riego. Experiencias en suelos arenosos con frecuencias de tres pulsos diarios para cubrir 8 mm/día llegan a cruzar los bulbos para un distanciamiento de 75 cm entre hileras. Estos equipos en alta frecuencia son altamente eficientes en el uso de agua, energía y fertilizantes.

Excesos de agua generan saturación del perfil del suelo durante más de 8 a 12 horas y pueden causar daño a la raíz y lixiviar el nitrógeno debajo de la zona radicular poco profunda de la planta. Los déficits de agua reducen el crecimiento de la planta al minimizar la presión del agua en las células de la planta, las cuales son necesarias para la expansión, y se correlaciona directamente con la expansión reducida/atrofiada del tubérculo. Durante el déficit hídrico, la expansión del tubérculo se reduce o incluso se detiene. Una vez que se devuelve el agua y la planta no sufre estrés, se reanudará la expansión del tubérculo; de todas maneras, aumenta la probabilidad de malformación. Cuanto más amplia es la variación, mayores son los problemas de malformación. Si el riego en sí no es uniforme, puede crear una variabilidad en todo el campo causando daños irremediables en el cultivo.

EXPERIENCIAS
Diversas experiencias a nivel global mostraron un aumento promedio del 25% en el rendimiento de la papa en comparación con aquellos que regaron con pivote. En huertos trabajados en Chile, en la zona norte (La Serena) con largo de hileras de 100 a 110 mts, pendientes sobre el 20% y distancia entre hileras de 75 cm con 5.7 mm de agua por hora, con goteros especialmente diseñados para trabajar a bajo caudal (0,65L/H), autocompensados (PC), se obtuvieron rendimientos entre 55-60 t/Ha promedio en 70 Has. Para similares condiciones con aspersión se estima que el cambio a goteo significó entre un 20-30% de aumento en rendimiento, un alza en calidad y calibre, una disminución del 40% de consumo de agua y una caída del 50% del consumo de energía eléctrica.

Las papas a menudo se cultivan en condiciones de viento y una gran desventaja del uso de aspersores para el riego es que no funcionan bien en esas condiciones. Una variación del 10% en la humedad del suelo puede conducir a un desarrollo desigual del tubérculo.

SISTEMAS
La instalación típica consta de centros de 75-80 cm, una línea/cinta de goteo de pared delgada por fila (4 – 8 mil dependiendo de las condiciones ambientales). La separación de goteros de 15 – 30 cm con caudal de 0,5-1 lph por gotero dependiendo de la separación. El objetivo es aproximadamente 3 lph por metro. La aplicación lenta de agua es beneficiosa ya que ayuda a mantener el suelo blando, especialmente en arcilla, donde existe el riesgo de daños en la piel durante la cosecha. Se debe instalar el lateral sobre el tubérculo de siembra y enterrarlo con 2 – 5 cm de tierra. Es mejor hacerlo durante la plantación para evitar dañar los nuevos brotes.

Consejos: La costra superficial es un gran desafío con las papas frescas del mercado. Para minimizar esto, se debe mantener el nivel de humedad suficiente durante el inicio del tubérculo y justo después de la etapa de “enganche” del estolón. Después de esta etapa, puede volverse a una programación de riego más complementaria.

GOTEO ENTRE FILAS
Para los mercados procesados, hay más flexibilidad en los sistemas para elegir. Es posible usar una línea/cinta de goteo por fila de papas, o también puede reutilizar una tubería de riego por goteo autocompensado, instalándola cada dos filas. La instalación típica es con centros de 160 cm, una línea de goteo por dos hileras de papas distanciadas a 80 cm. La línea de goteo se coloca en los surcos.

Te podría interesar
Viñas Colchagua por primera vez abre su “Avant Premiere” a público

En su medida justa: pautas para un mejor riego de papas

Se utiliza una línea de goteo PC de pared gruesa (más de 30 mil de grosor). El alto espesor de la pared permite su reutilización en varias estaciones. La línea de goteo PC proporciona un caudal preciso en amplios rangos de presión (tramos inclinados y extensos). El espacio entre goteros es de 30 cm con gotero de 1 lph. Se recomienda enterrar superficialmente la línea de goteo.

Este sistema es excelente para terrenos arrendados, ya que es portátil y flexible para una gran variedad de configuraciones. No se recomienda para agua salina. Como las papas son sensibles a la salinidad, es mejor usar un sistema de una línea/cinta de goteo por fila, ya que esto «empujará» las sales precipitadas lejos de las raíces y se filtrará al suelo.

Por: Christian Correa Cuellar, gerente superior técnico de Rivulis Irrigation

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.