Estás leyendo
Opciones para agregar valor a las hortalizas

Opciones para agregar valor a las hortalizas

Opciones para agregar valor a las hortalizas

Actualmente los consumidores prefieren formatos listos para ser consumidos, prolongando la vida útil de los productos. Para el investigador de la Universidad de Santiago, Jose Luis Palacios,  integrante del proyecto “Habilitación de Productores Hortícolas de la Región Metropolitana para la Elaboración de Productos IV Gama” busca que pequeños productores transformen su tradicional oferta de hortalizas, en formatos trozados, lavados y listos para consumo bajo condiciones que aseguren la calidad y la salud de los consumidores.

El Subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier comentó que el proyecto tiene incidencia en la salud pública, porque se trata de poder incorporar de forma eficiente, hortalizas de alta calidad e inocuidad a la alimentación de los chilenos. “Además es un momento propicio para el desarrollo de hortalizas de cuarta gama, porque está siendo muy valorado en el sector alimentario”.

El proyecto permitirá que los pequeños productores puedan generar una nueva línea de producción de hortalizas procesadas listas para su consumo, con una oferta diferenciada y pertinente a las necesidades nutricionales de la población, tarea que ya comenzaron con la creación de una asociación gremial y la entrega en comodato de equipos más 17 millones de pesos que les entrega la Universidad, para concretar la iniciativa.

Teresa Hinojosa, de la Agrupación Hortalizas Hinojosa y participante del proyecto indicó “pensé cuando me llamaron que era un curso de ensaladas, pero era mucho más que eso. Nosotros perdemos parte de nuestra producción porque no se vende y con esto tenemos una nueva opción. Surgió la idea, con estos talleres, de vender colaciones saludables a los colegios en el sector de Colina, estamos preguntando y a los directores les encanta la idea”.

Te podría interesar
India aumenta aranceles a las nueces Chilenas

En dependencias de la Universidad de Santiago se realizaron las capacitaciones sobre inocuidad, innovación, transformación y estrategias de comercialización de alimentos. Los productores pudieron también procesar sus propios productos, envasarlos en atmosfera modificada, y comercializarlos en el contexto de mercados simulados, vivenciando la venta e interaccionando con el consumidor para conocer su disposición a pagar y detectar aquellos atributos más valorados. El proyecto se realizó gracias al apoyo del Fondo para la Competitividad del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago.

 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.