Estás leyendo
Regantes piden fortalecer Juntas de Vigilancia

Regantes piden fortalecer Juntas de Vigilancia

Mundoagro
Soluciones en conjunto

Luego de intensos debates las organizaciones de agua analizaron artículo por artículo. Las autoridades destacaron los efectos de la conservación del caudal ecológico, vale decir, un caudal de agua mínimo para la protección de la flora y fauna en los valles; el fortalecimiento de las Juntas de Vigilancia en situaciones de emergencia hídrica y también la mantención del uso, goce y disposición de los derechos de aprovechamiento ya otorgados con anterioridad a la promulgación de la reforma.

Dagoberto Betancourt, Gerente de la Junta de Vigilancia del Río Elqui, señaló que esta es la primera reunión de trabajo que pretende corregir el curso del proyecto de reforma al Código de Aguas. “Damos por sentado que este es un hito, porque estuvimos todas las provincias de la región representadas, las Juntas de Vigilancia y los actores interesados y tuvimos a los senadores disponibles para escucharnos y acoger nuestras inquietudes con argumentos razonables. Lo que estamos tratando de proteger son básicamente dos cosas: el fortalecimiento de las Juntas de Vigilancia y la protección de los derechos de aguas ya otorgados”.

El Presidente de la Junta de Vigilancia del Río Choapa, Luis Lohse afirmó que si bien hubo disponibilidad de resolver dudas y agregar cambios en algunos artículos de la ley, quedan varias instancias para continuar generando proposiciones.

Por su parte el representante de la Junta de Vigilancia Río Grande Limarí, José Eugenio Gonzalez, destacó la importancia de continuar trabajando en desarrollar una reforma que incluya a todos los involucrados. “Estas reuniones son positivas y nos sirven como experiencia en el sentido de que los temas hay que conversarlos y agotar las instancias de diálogo antes de entrar en conflicto”.

El experto en legislación hídrica, Rodrigo Weisner afirmó que el análisis de la reforma debe considerar el desarrollo histórico de la agricultura en la región y que no nace con el código de aguas de 1981. “La agricultura en esta región nace en el siglo XIX e incluso antes y que no nace con el Código de Aguas de 1981 y por lo tanto, cualquier regulación que se haga debe hacerse con respeto a esa historia y por mucho que la reforma tenga objetivos loables como garantizar el consumo humano y el medio ambiente, el problema es que cuando entran en normas que afectan la historia de los derechos de los regantes, eso genera preocupación”.

Políticas agrícolas

Te podría interesar
Comienza Chile Week China 2017

El Vicepresidente de Sociedad Agrícola del Norte, José Corral hizo un contraste entre las necesidades de los agricultores de la región en materia hídrica y la situación real de la agricultura regional. “Lo que necesita la agricultura es eliminar la incertidumbre respecto a esta reforma y otras que afectan al sector y lo único que queremos son reglas claras para el futuro, por lo que pedimos certeza jurídica sobre nuestro bien más preciado que es el agua”.

Agregó que “de alguna forma debemos fortalecer las organizaciones de usuarios del agua que históricamente han dado muestra de ser capaces de dar seguridad del recurso incluso en los momentos más críticos, priorizando siempre el consumo humano. Los problemas de disponibilidad hídrica no se solucionan con cambios legislativos, sino que se requiere una política de largo plazo y de Estado, que mire los desafíos que se presentan al futuro y se trabaje en conjunto, el sector público y privado, para conseguir mantener nuestra actividad en el futuro”.

 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.