Mundoagro

Cargando...

Director Editorial

Edición

Sólo un titular que llame la atención

Si le presentaran los siguientes dos titulares, ¿cuál de ellos le llamaría más la atención y lo atraería a leer el artículo? ¿“Extracto del vino tinto hace que las células cancerosas se reproduzcan más lento en una placa de Petri” o “Media copa de vino al día ayudaría a curar el cáncer”? La respuesta es obvia, ¿cierto? El segundo título tiene una preferencia evidente por lo atractivo y resolutivo acerca de un problema del cáncer. Son dos titulares posibles para un mismo artículo y sin embargo se podría decir, como mínimo, que el primero es correcto pero aburrido y el segundo es impreciso pero atractivo.

En el caso de los medios de comunicación una mayoría aplastante elegiría también el segundo título, pues está claro que si un editor quiere “venderse” bien y atraer la atención no le quedará otra opción. Uno puede entender que esto ocurra con las notas misceláneas, informativas e incluso de origen técnico divulgativo, sin embargo nunca creeríamos que esto pasa con las publicaciones científicas pero la verdad es que ocurre mucho más a menudo de lo que pensamos. ¿Por qué?

Existe hoy más que nunca en nuestra historia la esperanza de que la ciencia pueda resolver rápido los problemas a los que se ve enfrentado hoy el ser humano y nuestro planeta. Sin embargo esta presión tiene sumido al mundo científico en una loca carrera por obtener resultados, publicar y así destacar unos por sobre otros. A esto ha contribuido una necesidad absurda por la inmediatez, por el desarrollo tecnológico que espera de sí mismo que los resultados y los efectos de los avances en investigación puedan ser aplicados a la vida cotidiana para resolver casi con carácter de extrema urgencia los problemas de hoy. Entre las esperanzas del ser humano están descubrir en primer lugar los temas sobre cura de enfermedades, nuevas fuentes de energía, temas ambientales, y también por qué no mencionarlo, dónde viviremos cuando terminemos de destruir este planeta, algo así como un plan B de vivienda, es decir resolver el tema de contar con “una casita en Marte”. Las investigaciones serias sobre estos temas que preocupan al mundo son objeto más que nunca de una simplificación, y aunque suene muy mal, en muchos casos de una tergiversación de las investigaciones.

El tema es que los papers científicos son usualmente largos y tediosos, llenos de términos inentendibles para la mayoría y, por ende, muy poco atractivos. Es así como en la versión noticia de este mismo tema, por cuestiones de espacio y de visibilidad, deben dejarse afuera muchos aspectos centrales de la propia investigación y, en el peor de los casos, lo que queda afuera es sencillamente, la ciencia.

 

directoreditorial @mundoagro.cl

03 Comentarios

Vestibulum euismod, leo eget varius gravida, eros enim interdum urna, non rutrum enim ante quis metus. Duis porta ornare nulla ut bibendum

Robert Edition

6 minutes ago

Únete a la conversación