Estás leyendo
Summit Agro presenta retos y desafíos de la industria vitivinícola y las herramientas para enfrentarlos

Summit Agro presenta retos y desafíos de la industria vitivinícola y las herramientas para enfrentarlos

Summit Agro presenta retos y desafíos de la industria vitivinícola y las herramientas para enfrentarlos

Con el paso del tiempo, las exigencias del consumidor han evolucionado de manera importante, y un claro ejemplo es la tolerancia a los residuos de pesticidas en el vino. Así lo explica el director científico de la Estación Experimental SIDAL Ltda., Dr. Claudio Alister, quien señala que ya no se trata de un tema normativo, sino que se ha vuelto un tema de calidad del producto. A su vez, los activos disponibles en el mercado se están reduciendo y el registro de nuevos se ha hecho cada vez más lento y costoso. Para hacer frente a estos retos, Alister propone diferentes soluciones entre las que destaca el diseño de programas que contemplen el mercado final y la fecha de comercialización, con el objetivo de saber qué moléculas utilizar y en qué momento específicos, considerando los factores de traspaso y velocidad de disipación de los residuos al vino.

En este contexto, Martín Merino, Gerente de Desarrollo y Marketing de Summit Agro Chile, presentó la línea Summit Cero, una serie de productos cero residuos conformados por extractos, sales, minerales, microorganismos y bioestimulantes naturales, que incluyen productos en base a quitosanos que ayudan a lograr altos rendimientos y calidad superior. Para lograr el control de plagas y enfermedades como arañitas, Lobesia, chanchitos, oídio, botrytis y pudrición ácida, que abarcan todo el periodo de producción, desde el receso invernal hasta la postcosecha, existen alternativas Cero residuos que fueron presentadas siguiendo una estrategia que limita el momento de aplicación o que prioriza el uso de herramientas naturales que cumplan con el objetivo buscado sin sumar activos en el vino terminado.

Summit Agro presenta retos y desafíos de la industria vitivinícola y las herramientas para enfrentarlos

Fabien Achard, Jefe de Producto Global de Bioestimulantes de Agrauxine, Francia, explica que la floración es un momento clave para una cosecha homogénea por lo que es importante contar con un bioestimulante que mitigue el impacto de los distintos estreses abióticos que se puedan presentar en todo el periodo.

En relación a lo anterior, se presentó a Biosmart®, un bioestimulante que tiene por objetivo mejorar la tolerancia del cultivo frente a los factores abióticos para optimizar la floración. Está compuesto por metabolitos de fermentación de levadura, derivados de la fermentación de la cepa Saccharomyces cerevisiae, y que contienen distintos elementos como aminoácidos, ácidos fúlvicos, ácidos orgánicos y ciertos minerales, además es apto para su uso en agricultura orgánica. Respecto a su posicionamiento, Achard explica que la eficiencia de Biosmart® se maximiza durante la floración, periodo en el que los estreses abióticos impactan alrededor de un 30% en caídas en el rendimiento, por lo que recomienda la aplicación entre al momento de los racimos separados y principio del cuaje con 2 a 3 aplicaciones, en una dosis de 2-3L/ha.

Te podría interesar
Soluciones AgroFresh para la desinfección de frutas, hortalizas y centrales hortofrutícolas

Finalmente, el consultor Pedro Izquierdo señaló los principales desafíos y oportunidades de la viticultura en el país, entre las que destacan el uso de tecnología, para reducir emisiones de Gases de Efecto invernadero, como mecanización eficiente con equipos multihilera y poda con robots; mejorar el uso de agua a través de un diseño predial que integre la captura de agua en el perfil de suelo, con zanjas de infiltración y tranques de acumulación estacional, riego subterráneo, y el uso de consorcios microbianos que mejoren las condiciones de actividad radicular, entre otros.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.