Estás leyendo
Temporada de kiwis a la espera de una situación más clara en China

Temporada de kiwis a la espera de una situación más clara en China

Mundoagro
Buen complemento en fruticultura

Se han ‘apagado las luces’ de “Fruit Logistica 2020”, en Berlín, Alemania, evento clave para la industria frutícola global y, en la  cual, estuvo presente el Comité del Kiwi chileno (CDK). Allí, se pudo constatar de primera mano las tendencias de mercado que se observan en el Viejo Continente y su posible impacto para los productores chilenos en la campaña que se aproxima.

“Para nosotros estar en Fruit Logistica ha sido muy importante, porque ella tiene lugar justo antes de que comience la temporada en Chile. Eso nos da la oportunidad de visualizar el escenario europeo para los próximos meses y, por lo tanto, de la posible evolución de los volúmenes en Europa así como las tendencias de consumo”, señala Carlos Cruzat, presidente ejecutivo del CDK.

Este año, la feria estuvo fuertemente influenciada por la actual situación en China, y marcada por una numerosa presencia de importadores indios buscando insistentemente el abastecimiento de kiwi de Chile.

En cuanto a las producciones en Europa, Grecia tuvo una temporada superior respecto del año anterior, mientras que en Italia, fue significativamente inferior, manteniendo la tendencia que ambos países han mostrado en los últimos años. En el caso de Italia, su producción se aproximó a las 260.000 toneladas de la variedad Hayward y 60.000 toneladas de amarillo.

En este escenario, la suma de la producción griega e italiana finalmente llega a valores similares a los históricos y a los acostumbrados a consumir en Europa. “Probablemente, habrá menos almacenaje por parte de los griegos e italianos ya que la temporada partió temprano y las ventas fueron inicialmente muy dinámicas, pero de seguro mantendrán fruta hasta mayo y junio”, acota el ejecutivo.

Incierta e influyente situación china

No obstante, la situación en China a raíz del problema causado por la epidemia de coronavirus es la que plantea más interrogantes. En la medida que la producción chilena no tenga salida hacia ese mercado una vez que se inicie la temporada, se traduciría en un compás de espera antes de poder llegar a Europa, que además estará con fruta disponible y con amarillos tempranos.

Además, se debe considerar que la posición de Nueva Zelanda se ha consolidado cada vez más en China aumentando significativamente sus envíos, de forma que, si los tempranos volúmenes de kiwis neozelandeses amarillos no se pueden despachar a China según lo planificado, es posible pensar que enviarán más volúmenes a otros mercados a la espera de que China se reactive.

“La situación chilena se ve hoy como la de un mercado que aún no se define. Cuando se clarifique el asunto en China determinado fuertemente por el coronavirus y se perciba la importante presencia de producción local, entonces se va a despejar un poco hacia dónde se irán los volúmenes iniciales y qué tanto se podría atochar ese mercado o afectar por defecto al mercado mundial. La expectativa sobre el mercado chino afectará significativamente lo que pueda ocurrir más adelante, considerando que Europa aún tendrá fruta, y la tendrá por lo menos hasta fines de mayo”, señala Cruzat.

Te podría interesar
Micoinsecticida para combatir plaga que ataca a los cítricos

Agrega que la situación del kiwi en el gigante asiático responde a dos caras de una misma moneda: así como el coronavirus puede afectar la velocidad y cantidad de compras, los kiwis son frutas altamente ricas en vitamina C, elemento clave para aumentar la capacidad de defensa inmunológica del cuerpo humano, “de forma que el kiwi en China puede ayudar a preparar a la población frente a este virus”.

Situación en el hemisferio Sur

Por su parte, Nueva Zelandia se viene con más kiwi amarillo (300.000 ton) y kiwi verde (260.000 ton), de modo que el hemisferio Sur va a estar ofertando bastante fruta desde temprano.

Por su parte, para una mayor claridad sobre lo que pueda pasar en Chile hay que esperar a que se aproxime más la cosecha. Como sea, hasta ahora la percepción es que la temporada, podría cerrarse con una producción en torno a 150.000 toneladas y de un calibre menor respecto de la temporada anterior, esto considerando el efecto que puede tener las altas temperaturas de este verano, la sequía y los potenciales observados en los huertos. Esto, lleva a estimar que será una producción un poco inferior o igual a la de la temporada anterior, tendencia fuertemente influenciada por algunos productores arrancado huertos y a la sequía que con seguridad se manifestará de manera negativa como ha sido en otras especies.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.