Estás leyendo
Un símbolo que estuvo al borde de la extinción

Un símbolo que estuvo al borde de la extinción

Mundoagro
Un símbolo que estuvo al borde de la extinción

Para los Estados Unidos, el bisonte es mucho más que un animal autóctono. Se trata de un verdadero símbolo de su sentir, incluso de su historia como nación. Para Siglo XVII, el bisonte americano o búfalo tenía a casi a su disposición todo el territorio que hoy forman EEUU y Canadá, y parte de México. Muchas de las tribus nativas lo veneraban al punto de que la caza de este animal era acompañada de un gran respeto que incluía todo un rito a su alrededor. Pero con la llegada de los españoles, y sobre todo de los ingleses más tarde a la costa este del continente, su cacería creció de forma exponencial: el valor de las pieles era bastante elevado y sus huesos pulverizados se vendían como fertilizante.

Si antes de la llegada los europeos se calculaba una población de 60 a 100 millones de animales, hacia 1890 había apenas 750 ejemplares. Por eso en aquel momento fue tan importante la decisión del Zoológico del Bronx de mantener una de las manadas sobrevivientes y reestablecerla en el Parque Nacional Yellowstone (foto) y otras reservas naturales. La actual población de bisontes americanos es de aproximadamente 350.000 ejemplares. Hoy día se ha logrado un equilibrio que incluso permite que sea criado para consumo de su carne, conocida como beefalo y que se destacada por tener menos grasa que la carne vacuna.

Fotografía: Yellowstone National Park 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.