Estás leyendo
Utilizan “enemigos naturales” de insectos para proteger frutas y bayas

Utilizan “enemigos naturales” de insectos para proteger frutas y bayas

Utilizan “enemigos naturales” de insectos para proteger frutas y bayas

Prácticamente toda especie del reino animal tiene su enemigo natural, es decir, otra especie para la cual es su principal fuente de alimentación. De este modo se genera la cadena alimenticia que mantiene las poblaciones en un volumen normal.

Al momento de establecer cultivos se ocupan tierras que antes tenían su flora y su fauna naturales. Muchas de las especies animales de las que esas tierras eran su hábitat, se mantienen en el área y comienzan a alimentarse de los vegetales plantados.

En la agricultura, los cultivos son atacados por pestes (bacterias, hongos) y plagas (insectos, roedores, aves).  A raíz de ello, hoy existen en el mercado productos biológicos que contienen microorganismos y que son capaces de controlar a otros microorganismos patógenos, y a organismos mayores, como nematodos e insectos. La aplicación de estos productos se denomina control biológico.

Metagram es un procuto que en sus fórmulas incluye conidias de una cepa específica de M. anisopliae, y esta cepa es el enemigo natural de un determinado insecto plaga.

Te podría interesar
El gas natural licuado, también debería revolucionar el campo

El uso de Metagram, de aplicación foliar o radicular según la plaga que se trate, permite el control de curculiónidos (ej. burrito de la vid), escarabeidos (ej. pololo verde) y pseudococcus (chanchitos blancos). Los Metagram pueden aplicarse a todo tipo de frutales, berries, hortalizas, cultivos y praderas.

Adicionalmente, estos productos son orgánicos, no tienen carencia y pueden aplicarse en todos los estados fenológicos de la planta, lo que da valor agregado especialmente a los productos de exportación.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.