Por Mundoagro.cl el 14 septiembre, 2018

¿Cómo logró el INIA el control biológico de larvas de jerjeles?

Hasta hace cuatro años, debajo de una roca se escondía en promedio 836 larvas de jerjeles hoy, cero. ¿Cómo logró el INIA el control biológico de esta molesta plaga?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
batalla ganada

Hace  un  par  de  años,  ir  al  valle  de  Lluta  era  sinónimo  de  conocer  los  misteriosos  petroglifos  junto  a  las  rústicas  aldeas  alrededor,  en  medio  de  montañas  y  una  sorprendente  vegetación.  Pero  también  significaba  enfrentar  a  los  molestos  jerjeles,  insectos  que  abundan  en  humedales  y  lechos  de  ríos  y  que  se  caracterizan  por  sus  temidas  picaduras.  Un  problema  histórico  que  afectaba  a  la  agricultura,  turismo  y  población  del  valle.  Sin  embargo,  hoy,  se  logró  reducir  la  presencia  de  este  mosquito  en  un  98%  en  la  región  a  través  del  programa  “Control  de  simúlidos  hematófagos  en  la  provincia  de  Arica”,  financiado  por  el  Gobierno  Regional  de  Arica  y  Parinacota  y  ejecutado  por  el  INIA.  Según  datos  entregados  por  INIA,  en  abril  de  2014  se  podían  encontrar  hasta  836  larvas  de  jerjeles,  en  promedio,  en  una  roca  de  tamaño  mediano.  Hoy  ese  número  es  igual  a  cero.  ¿Cómo  se  logró  el  control  de  esta  molesta  plaga?

ACUÁTICOS  Y  TERRESTRES

Los  simúlidos  pertenecen  al  orden  Diptera,  familia  Simuliidae.  Constituyen  una  de  las  familias  de  dípteros  acuáticos  más  importantes  de  las  aguas  correntosas,  único  lugar  donde  pueden  desarrollarse  sus  fases  inmaduras,  habitando  el  ambiente  terrestre  en  su  estado  adulto,  por  ello  presentan  una  serie  de  adaptaciones  morfológicas  y  de  conducta  de  gran  interés  biológico  y  ecológico.

En  el  ambiente  acuático  los  simúlidos  están  considerados  como  organismos  benéficos  en  la  cadena  alimenticia,  pero  en  el  ambiente  terrestre  adquieren  notoriedad  por  el  impacto  que  causan  en  el  hombre  y  la  fauna.  Como  muchos  otros  dípteros,  se  destacan  por  su  trascendencia  epidemiológica.  Sus  picaduras  provocan  molestias,  causando  reacciones  locales  con  prurito  y  edematización.

Son  cosmopolitas  y  se  encuentran  en  las  grandes  extensiones  de  tierra;  de  forma  general,  la  fauna  de  simúlidos  está  presente  en  todas  las  partes  del  mundo  donde  hay  corrientes  de  agua  de  suficiente  permanencia  para  proveerle  los  requerimientos  biológicos  para  el  desarrollo  de  sus  estados  inmaduros.

DISTRIBUCIÓN E  IMPORTANCIA  ECONÓMICA

Para  nuestro  país  se  incluyen  7  géneros  y  46  especies,  de  las  cuales  se  describen  cuatro  especies  hematófagas:  Simulium  escomeli  (Arica,  Perú,  Ecuador),  Simulium  llutense (Arica),  Simulium  annulatum  (Santiago,  Colchagua,  Linares,  Concepción,  Malleco,  Cautín,  Osorno  y  Llanquihue)  y  Araucnephia  montana(  Choapa ,  Valparaíso,  San  Felipe,  San-tiago,  Melipilla  y  Curicó).

Los  simúlidos  producen  pérdidas  económicas  a  nivel  regional  al  perturbar  las  actividades  agrícolas  y  ganaderas  dado  que  los  trabajadores  rurales  y  agricultores  no  pueden  desarrollar  normalmente  sus  actividades  al  aire  libre,  con  lo  que  reducen  su  productividad.  El  impacto  sobre  la  ganadería  se  traduce  en  que  los  animales  no  se  alimentan  adecuadamente  por  la  acción  de  los  jerjeles  y  provocan  una  disminución  en  la  producción  de  carne  y/o  leche.

MORFOLOGÍA

Huevos: Son  pequeños  (0,1-0,4  mm),  de  cubierta  lisa  y  con  una  forma  que  recuerda  un  triángulo.  El  color  de  los  huevos  frescos  es  claro,  pero  mientras  avanza  su  desarrollo  se  oscurece  a  chocolate  marrón.  Son  depositados  en  masas  o  cadenas  sobre  substratos  en  la  superficie  del  agua,  debajo  de  ella  o  completamente  inmersos  dentro  del  agua.  Para  evitar  la  tendencia  a  ser  arrastrados  por  la  corriente,  todos  los  huevos  están  cubiertos  de  una  capa  gelatinosa  y  pegajosa  que  les  permite  adherirse  a  cualquier  substrato.  La  oviposición  se  realiza en  lugares  húmedos  o  próximos  a  corrientes  de  agua;  los  huevos  se  encuentran  generalmente  en  grandes  masas  ya  que  las  hembras  se  juntan  para  oviponer  en  el  mismo  lugar.  Larva: De  5-12  mm  de  longitud,  en  su  cuarto  estadio,  tienen  un  aspecto  inconfundible.  La  forma  general  del  cuerpo  de  la  larva  es  característica,  la  cabeza  es  la  región  del  cuerpo  más  definida;  el  tórax  y  el  abdomen  están  separados  sólo  por  una  ligera  constricción  del  cuerpo.  El  tórax  es  más  ancho  que  la  cabeza  y  el  abdomen  es  largo  y  redondeado.

Se  adhieren  a  los  sustratos  (ramas,  hojas,  troncos,  piedras)  por  un  disco  adhesivo  que  poseen  en  la  porción  posterior  del  cuerpo  (disco  anal),  ayudadas,  además,  por  un  fino  hilo  de  seda  que  secretan.  En  su  último  estadio  construyen un  capullo  y  allí  se  transforman  en  pupa.

Su  forma  es  constante  y  muestra  tres  rasgos  principales:  un  par  de  largos  abanicos  cefálicos  en  la  cabeza  y  dos  falsos  pies  o  seudópodos  conocidos  como  propata  que  les  evitará  ser  arrastradas,  se  sujetan  mediante  un  hilo  de  seda  a  la  vegetación,  piedras  o  cualquier  otro  tipo  de  sustrato  que  se  encuentre  en  el  cauce.  La  larva,  una  vez  localizada  en  el  lugar  idóneo  para  la  filtración  del  alimento,  se  adhiere  al  sustrato  mediante  un  disco  adhesivo  posterior  y  toma  una  posición  característica.

Los  abanicos  cefálicos  son  órganos  para  la  alimentación  y  las  propatas  son  órganos  de  fijación  y  locomoción.  Las  propatas  son  rasgos  diagnósticos  de  la  familia  Simuliidae,  porque  están  presentes  en  todos  los  estados  del  desarrollo  larval  y  en  todas  las  especies  de  simúlidos  del  mundo;  en  cambio,  los  abanicos  cefálicos  pueden  estar  ausentes  en  mudas  tempranas.

En  todas  las  larvas  está  presente  el  órgano  rectal;  su  estructura  básica  es  uniforme  y  comprende  tres  lóbulos  largos  que  surgen  de  una  base  ancha.  Estos  lóbulos  pueden  aparecer  en  forma  simple  sin  divisiones,  pero  un  gran  número  de  especies  poseen  lóbulos  secundarios  en  forma  de  dedos  o  bananos;  el  número  de  estos  es  equivalente  para  los  tres  lóbulos,  y  más  largos  y  numerosos  en  larvas  que  habitan  corrientes  rápidas  (Castex,  2010).

Pupa: La  pupación  tiene  lugar  en  el  sitio  donde  ocurre  el  estadio  larval.  La  larva  madura  o  prepupa  cesa  de  alimentarse,  se  fija  directamente  al  substrato  y  comienza  a  hilar  la  envoltura,  mediante  secreciones  de  sus  glándulas.  Las  larvas  de  algunas  especies  tienden  a  migrar  hacia  aguas  lentas  para  pupar;  otras,  en  cambio,  pupan  en  aguas  rápidas.  La  forma  del  capullo,  su  consistencia  y  la  trama  del  tejido  son  distintivas  para  cada  especie.

Para  realizar  la  pupación,  la  larva  se  sitúa  en  la  abertura  del  capullo  una  vez  terminado,  y  mediante  movimientos  y  contracciones  se  desprende  de  la  piel  de  la  larva  mientras  libera  los  filamentos  respiratorios  característicos  de  la  pupa.  Ésta,  recién  formada,  es  de  color  amarillento  y  luego  se  oscurece.  En  esta  parte  de  su  vida  no  se  alimenta,  pero  respira  intensamente.

La  cabeza  de  la  pupa  está replegada  ventralmente  sobre  el  tórax  y  éste,  lo  mismo  que  el  adulto,  presenta  una  gran  joroba.  A  cada  lado  del  tórax surgen  los  filamentos  respiratorios;  de  cada  tronco  principal  salen  ramas  secundarias  que  a  su  vez  pueden  también  bifurcarse.  El  número  de  filamentos  y  sus  ramificaciones  son  constantes  para  cada  especie.

Las  transformaciones  que  se  llevan  a  cabo  en  este  estado  tardan  entre  tres  horas  a  treinta  días,  en  función  de  la  especie  involucrada  y  los  factores  ambientales.  La  mayoría  de  los  adultos,  una  vez  que  abandonan  la  pupa,  alcanzan  la  superficie  del  agua  rodeados  de  una  burbuja  de  aire;  emergen  primero  los  machos  y  luego  las  hembras.

Adultos: La  cabeza  es  casi  redonda  y  plana  dorso  ventralmente.  Los  ojos  compuestos  presentan  marcado  dimorfismo  sexual;  los  de  la  hembra  poseen  facetas  pequeñas  y  separadas  en  la  frente  (dicópticos),  mientras  los  del  macho  limitan  anteriormente  (holópticos)  y  están  divididos  en  forma  horizontal  en  dos  partes;  o  sea,  la  región  dorsal  está  constituida  por  facetas  grandes  y  la  ventral  por  facetas  pequeñas.

Las  piezas  bucales  son  cortas  y  comprenden  diferentes  partes,  algunas  de  las  cuales  funcionan  como  verdaderas  tijeras.  La  extracción  de  sangre  dura  no  más  de  4  ó  5  min.  Una  vez  que  la  hembra  ha  iniciado  la  alimentación  es  difícil  desprenderla  de  la  piel.  Las  picaduras  al  principio  suelen  ser  indoloras,  debido  a  las  propiedades  anestésicas  de  la  saliva;  transcurridas  algunas  horas,  la  piel  comienza  a  hincharse  y  aparece  escozor  o  comezón,  que  puede  durar  horas  o  días.  A  causa  de  la  forma  y  largo  de  sus  piezas  bucales,  la  picadura  queda  a  nivel  del  tejido  subcutáneo  y  por  la  acción  anticoagulante  de  la  saliva,  cuando  el  insecto  abandona  la  herida  emana  una  pequeña  gota  de  sangre.  Una  vez  que  los  adultos  emergen,  los  machos  realizan  un  enjambre  dentro  del  cual  ocurre  la  cópula;  después  la  hembra  quedará  lista  para  alimentarse  de  sangre  sobre  un  hospedero  animal  o  humano.  Las  hembras  de  la  mayoría  de  las  especies  requieren  de  sangre  para  la  maduración  de  sus  huevos,  pero  ambos  sexos  pueden  utilizar  como  alimento  el  néctar  de  las  flores  y  sustancias  azucaradas  de  la  naturaleza.  Los  individuos  de  esta  familia  son  a  menudo  conocidos  como  “rodadores”  por  su  hábito  de  chupar  sangre  y  dejarse  caer  después  rodando.  Los  adultos  son  capaces  de  vivir  en  la  naturaleza  por  períodos  bastante  largos  (más  de  treinta  días),  aunque  se  estima  que  la  mayoría  vive  alrededor  de  tres  semanas  en  dependencia  de  los  factores  ambientales.  Las  hembras  producen  200  a  500  huevos  en  un  solo  ciclo  gonotrófico  y  algunas  son  capaces  de  distribuir  sus  huevos  libremente  sobre  la  superficie  del  agua  (durante  el  vuelo)  o  en  masa  en  hojas  o  ramas  cerca  del  agua.  Algunas  hembras  se  arrastran  bajo  el  agua  para  depositar  sus  huevos.  El  período  de  incubación  de  los  huevos  varía  de  4  a  30  días,  dependiendo  de  la  especie  y  la  temperatura  del  agua,  siendo  muy  largo  en  aquellas  especies  en  las  que  los  huevos  se  someten  a  la  diapausa.

Los  adultos  generalmente  permanecen  cerca  de  los  arroyos  en  los  que  se  reproducen,  en  general,  o  en  microclimas  húmedos,  como  árboles.  Pueden  dispersarse  por  sí  mismos  hasta  15  km,  o  incluso  se  alejan  hasta  40  km  de  sus  sitios  de  reproducción  con  la  ayuda  del  viento.

MANEJO  INTEGRADO  DE  SIMULIDOS

La  alimentación  de  la  larva  es  muy  importante  para la  mayoría  de  los  programas  de  control  de  simúlidos,  ya  que  muchos  agentes  de  control  actúan  solo  después  de  su  ingestión.  Algunas  larvas  de  pueden  completar  su  desarrollo  en  unas  semanas,  pero  otras  pueden  requerir  algunos  meses  dependiendo  de  la  especie,  disponibilidad  de  alimento,  tipo  de  corriente,  sitios  de  fijación,  temperatura  de  agua,  pH,  contenido  de  oxígeno  y  velocidad.  El  pilar  más  importante  de  un  programa  de  manejo  integrado  de  plaga  (MIP)  es  el  monitoreo,  porque  permite  estimar  la  densidad  y  distribución  de  la  plaga  en  un  determinado  momento  y  lugar;  registrar  la  fluctuación  poblacional  y  sus  enemigos  naturales;  registrar  las  condiciones  ambientales  y  evaluar  la  efectividad  de  las  medidas  de  control.  Esta  información  será  la  base  para  tomar  una  decisión  respecto  al  método  de  control.

Para  el  monitoreo  de  Jerjeles  se  debe  considerar  que,  para  adherirse,  las  larvas  siempre  requerirán  de  un  soporte  sólido.  Lo  más  frecuentemente  utilizado  son  piedras,  hojas,  ramas,  raíces,  y  a  pesar  de  que  rara  vez  se  adhieren  a  la  vegetación  muerta,  incluso  algunas  especies  pueden  adherirse  a  piezas  de  hierro,  plástico  y  madera.  La  mayoría  de  las  larvas  y  pupas  viven  arrastradas  debajo  de  la  vegetación  en  el  agua  nos  más  profundo  de  50  cm.

Las  estrategias  de  control  están  dirigidas  a  las  larvas,  ya  que  se  limitan  a  áreas  más  definidas,  es  decir,  los  cursos  de  agua  corriente.  Hay  extensas  listas  de  productos  que  han  sido  utilizados  de  manera  eficiente  en  el  control  de  moscas  negras,  pero  por  diversas  razones  como  una  elevada  acción  residual,  efectos  adversos  sobre  especies  de  organismos  no  objetivo  y  resistencia,  muchos  productos  han  sido  reemplazados  por  nuevos  insecticidas  menos  persistentes.  La  técnica  más  conveniente  para  el  control  de  los  jerjeles  es  el  uso  de  agentes  de  control  biológico,  incluyendo  el  uso  de  organismos  vivos  o  productos  que  se  derivan  de  estas  moscas  negras, y  que  están  dirigidos  a  la  reducción  o  eliminación  de  los  daños  causados  por  las  especies  que  son  perjudiciales  para  los  seres  humanos,  animales  domésticos  o  la  agricultura.  El  larvicida  en  base  al  entomopatógeno  Bacillus  thuringiensis  var.  israelensis  (Bti),  resultó  ser  la  solución  ideal.Bti  es  una  bacteria  facultativa  aeróbica  o  anaeróbica  y  con  esporulación.  Puede  permanecer  latente  en  el  medio  ambiente  incluso  en  condiciones  adversas  para  su  desarrollo,  puede  encontrarse  en  la  tierra,  insectos  y  sus  hábitats,  productos  almacenados,  plantas,  bosques,  y  medios  acuáticos.  Esta  bacteria  se  diferencia  de  otras  especies  pertenecientes  a  este  género  por  la  presencia  de  un  cuerpo  de  inclusión  parasporal (cristal)  de  origen  proteico,  formado  durante  la  esporulación.  Durante  la  esporulación  producen  proteínas  con  actividad  tóxica  como  complejo  formando  un  cristal.  La  actividad  de  estos  cristales  tóxicos  (delta  endotoxina)  compuestos  por  varias  proteínas  cristalizadas  (protoxinas)  que  son  sintetizadas  durante  la  esporulación,  minutos  después  que  las  larvas  ingieren  a  los  cristales,  estos  reaccionan  con  el  pH  y  las  enzimas  formando  subunidades  activas  lo  que  provoca  una  parálisis  en  la  pared  del  intestino  medio.  Esto  causa  un  desequilibrio  en  el  balance  osmótico  y  abrasión  de  la  pared  intestinal,  que  provoca  la  muerte  de  la  larva  un  periodo  de  2  a  12  horas.  Tan  importante  como  el  control  biológico  es  el  control  mecánico  (limpieza  mecánica  y  eliminación  de  sustratos),  especialmente  la  vegetación,  a  la  que  las  larvas  y  pupas  de  simúlidos  pueden  adherirse.

Estos  métodos  deben  ser  utilizados  en  conjunto  con  la  aplicación  de  Bti  como  una  forma  integral  de  control. Si  la  vegetación  está  presente,  se  requiere  utilizar  una  dosis  más  alta  y  un  aumento  en  la  frecuencia  de  las  aplicaciones,  mientras  todos  aquellos  canales,  drenes,  bocatomas,  vertientes  estén  limpias  en  sus  orillas,  la  posibilidad  de  que  se  transformen  en  focos  de  cría,  disminuye.  Es  fundamental  que  los  dueños  de  parcelas  realicen  limpieza  de  malezas  a  lo  menos  dos  veces  al  año  (canales,  drenes,  etc.),  para  evitar  focos  de  crianza.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
tapaMA105-IX REGION-D