Por Mundoagro.cl el 12 junio, 2018

El anhelo de la industria de la leche

¿Cómo puede Chile concretar el potencial de producción de 4 mil millones de litros de leche? ¿Qué deben hacer los productores?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
leche ok

En los  últimos  años  la  industria  láctea  nacional  ha  tenido  que  enfrentar  una  tormenta  perfecta:  la  sequía  entre  2015  y  2016,  que  fue  la  peor  en  50  años,  sumada  a  una  baja  importante  en  el  precio  de  la  leche  a  nivel  mundial.  Pero  la  mala  racha  no  es  eterna  y  ese  fue  el  mensaje  que  se  expresó  en  el  Foro  económico  y  políticas  lecheras  que  realizó  el  Consorcio  Lechero.  En  la  oportunidad,  Octavio  Oltra,  Secretario  de  la  institución,  indicó  que  Chile  actualmente  tiene  una  producción  de  2.500  millones  de  toneladas  de  leche,  pero  con  un  potencial  de  4.000  millones  de  litros.  La  incógnita  que  se  busca  resolver  es  cómo  concretar  ese  potencial.  Para  el  presidente  de  Fedeleche,  Rodrigo  Lavín,  “los  productores  necesitan  tener  una  perspectiva  de  la  leche,  por  lo  que  se  requiere  de  señales  acordes  del  sector  industrial”.

Como  camino  para  aumentar  la  producción,  y  con  eso  la  rentabilidad,  Guillermo  Iturrieta,  presidente  ejecutivo  de  Exporlac  Chile,  indica  que  los  productores  deben  incorporar  más  tecnología.  “Deben  aplicar  la  automatización  en  el  proceso  de  ordeña  y  en  toda  la  cadena”.  Sin  embargo,  no  alcanza  con  eso.  Es  fundamental  tener  una  conciencia  de  que,  aunque  cada  uno  con  sus  particularidades,  exis ten  circunstancias  comunes  para  todos  los  productores.  Por  eso  Sebastián  Ganderats,  Gerente  General  del  Consorcio  Lechero,  señala  la  unión  como  una  de  las  premisas  para  lograr  el  anhelo  de  los  4.000  millones  de  litros.  “Es  importante  que  todos  dispongamos  de  información  común  y  transparente;  ello  ayudará  a  generar  confianzas”.

Desafíos por concretar   

La  industria  láctea  nacional  se  encuentra  en  el  momento  de  dar  el  salto  y  llegar  a  la  meta,  pero  para  ello  es  necesario  concretar  algunos  desafíos.  Para  Rodrigo  Lavín,  la  piedra  angular  en  todo  esto  es  el  aumento  en  la  masa  ganadera,  ya  que  según  cifras  de  Odepa,  el  2017  la  producción  promedio  por  hectárea  fue  de  3.885  litros,  siendo  fundamental  aumentar  la  cantidad  de  ganado  en  producción.  Otro  elemento  relevante  es  en  realidad  un  aspecto  transversal  a  todo  el  sector  agrícola:  el  riego.  Sebastián  Ganderats  hizo  énfasis  en  la  necesidad  de  un  mejoramiento  en  las  praderas  que  permita  aumentar  la  superficie  de  producción,  para  lo  cual  aconsejó  incorporar  nuevas  técnicas  de  riego  en  los  predios.

En  lo  relativo  a  la  industria,  se  suma  la  necesidad  de  crear  nuevos  productos.  Esto,  según  Iturrieta,  permitirá  aumentar  el  consumo  de  productos  lácteos.  Además  indica  que  es  necesario  el  desarrollo  de  envases  más  sofisticados,  para  así  agregar  valor  a  los  productos,  especialmente  aquellos  que  son  exportados.  “La  autoridad  debe  implementar  una agenda  de  simplificación  regulatoria,  que  elimine  esos  lomos  de  toro  pronto,  para  no  seguir  perdiendo  competitividad  internacional”.

Ciclos de precios

A  nivel  internacional  en  los  últimos  años  la  industria  láctea  se  ha  caracterizado  por  cierta  volatilidad,  con  ciclos  de  precios  muy  marcados.  Por  eso  se  ha  vuelto  una  necesidad  que  los  productores  identifiquen  ciertas  estrategias  que  permitan  mitigar  el  paso  de  los  precios  altos  a  los  bajos  de  forma  abrupta.  El  Dr.  Andrew Novakovic,  profesor  de  la  Universidad  de  Cornell,  indicó  que  “en  EE.UU.  la  industria  lechera  ha  crecido  pese  a  la  volatilidad  de  los  precios  y  la  inflación”.  Más  allá  de  ciertas  diferencias,  los  productores  chilenos  pueden  aprender  mucho  de  este  caso,  ya  que  en  Estados  Unidos  han  sido  capaces  de  mejorar  la  capacidad  de  producción  con  los  mismos  recursos,  mejorando  la  gestión,  con vacas  más  productivas  y  optimizando  los  recursos.  Novakovic  indicó  que  la  solución  de  la  industria  no  se  encuentra  en  manos  del  gobierno,  sino  en  la  de  los  productores.  “Se  deben  unir  y  trabajar  en  conjunto,  generando  diálogos  entre  los  diferentes  actores  para  encontrar  soluciones  y  de  esta  manera  enfrentar  los  efectos  de  la  volatilidad  de  los  precios”.  Ganderats  coincide  con  este  punto  por  lo  que  aconseja  a  los  productores  reaccionar  rápido  a  los  cambios  de  precio  “por  medio  de  adecuaciones  en  los  sistemas  y  mantener  un  capital  de  trabajo  como  reserva”.

La  industria  debe  realizar  el  traspaso  de  información  de  forma  expedita  hacia  los  productores  y,  a  juicio  de  Novakovic,  generar  acuerdos  de  volúmenes  de  producción  ajustados  a  la  demanda.  Esa  fue  una  de  las  estrategias  que  usaron  en  EE.UU.

Proyecciones positivas   

Cuando  la  industria  láctea  nacional  logró  el  2014  un  peak  productivo,  nada  hacía  presagiar  que  los  siguientes  tres  años  iban  a  llegar  con  semejante  caída  en  los  precios.  El  gerente  general  del  Consorcio  Lechero  comenta  que  “la  crisis  de  los  precios  y  el  cambio  climático  de  los  últimos  años  tuvieron  como  efecto  una  disminución  de  la  producción  en  la  región.  Pero  todas  las  señales  indican  que  tendremos  un  periodo  de  recuperación  paulatina  del  sector”.

Guillermo  Iturrieta  es  igual  de  optimista  y  estima  que  el  presente  año  se  debería  generar  un  crecimiento  de  2%  en  producción.  “Además  hay  una  recuperación  sostenida  del  comercio  exterior,  donde  esperamos crecer  en  un  6%  este  año”.

Los  expertos  indican  que  uno  de  los  síntomas  más  relevantes  es  que  afloran  acuerdos  y  agendas  de  desarrollo  comunes  a  toda  la  cadena  láctea.  A  juicio  de  Iturrieta  “hay  un  ambiente  más  benigno  que  en  años  anteriores  en  la  relación  con  los  actores  y  una  especie  de  conciencia  colectiva  de  defensa  de  la  actividad”.

La  recuperación  paulatina  de  la  industria  ya  está  siendo  palpable:  en  el  primer  trimestre  las  exportaciones  llegaron  a  92,1  millones  de  litros,  comparado  al  mismo  periodo  del  2017,  cuando  alcanzaron  los  86,8  millones  de  litros.  El  presidente  ejecutivo  de  Exporlac  Chile  comenta  “si  proyectamos  ese  crecimiento  al  año completo,  podríamos  estimar  una  exportación  para  el  2018  de  330  millones  de  litros”.  Después  de  varios  años  los  productores  de  leche  escuchan  noticias  alentadoras,  pero  es  necesario  tomarse  las  cosas  con  calma  y  tener  claras  las  estrategias  para  enfrentar  los  ciclos  de  precios.  Ahora  es  el  momento  del  repunte  del  sector,  tal  como  un  ave  fénix;  toda  la  industria  unida  puede  ayudar  a  que  esta  situación  de  mantenga  por  un  periodo  prolongado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
tapaMA107-APROBADA copy-V2