Por Mundoagro.cl el 16 mayo, 2018

“Tenemos que ser protagonistas”

Mario Schindler asumió como Director Ejecutivo de Anrpos y analizó los factores que incidieron en la baja de las exportaciones de semillas y el camino que debe recorrer la industria para recuperar su sitial.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Imprimir
DSC_0026

La industria  semillera  mira  con  nostalgia  los  prósperos  años  del  pasado,  cuando  en  el  2013  tuvieron  exportaciones  por  un  valor  de  651,1  millones  de  dólares.  La  situación  ha  cambiado,  y  los  338  millones  de  dólares  que  se  alcanzaron  en  2017  hacen  repensar  las  estrategias  adecuadas  para  volver  a  la  cumbre.  Si  bien  no  es  una  tarea  fácil  y  que  se  pueda  concretar  de  un  día  para  otro,  a  juicio  de  Mario  Schindler,  Director  Ejecutivo  de  Anpros  (Asociación  Nacional  de  Productores  de  Semillas),  aunque  algo  lenta,  se  ha  visto  una  recuperación  del  sector.  “Ha  cambiado  la  tendencia,  no  están  disminuyendo  las  exportaciones  y  hemos  empezado  a  tener  números  mejores”.

El inicio

El  sector  comenzó  su  declive  cuando  diversos  factores  se  conjugaron  en  el  hemisferio  norte.  Schindler  recuerda  que  Estados  Unidos  tuvo  altas  producciones  durante  tres  años  consecutivos,  gracias  a  condiciones  climáticas  que  no  se  habían  presentado  nunca  antes  en  la  historia.  “Tuvieron  altas  producciones  de  semillas  y  las  empresas  aumentaron  considerablemente  sus  inventarios;  enfrentando  una  situación  en  los  precios  que  se  iban  cayendo  sostenidamente”.  Obviamente  esta  situación  impactó  considerablemente  al  rubro  nacional,  debido  a  que  Estados  Unidos  representaba  más  del  50%  de  las  exportaciones.  Con  la  caída,  la  industria  se  vio  en  la  obligación  de  abrir  nuevos  mercados  y  es  así  como  las  exportaciones  a  Asia  pasaron  de  un  7%  a  un  20%  el  último  año.  “En  Estados  Unidos  y  en  Europa  estamos  consolidados  hace  bastante  tiempo.  Por  lo  que  es  necesario  considerar  la  apertura  de  nuevos  mercados  y  de  mantener  una  buena  presencia  en  ellos.

El  mercado  asiático  está  evolucionando  rápidamente.  Tenemos  mercados  consolidados,  como  Japón  y  Corea,  ya  que  Asia  concentra  el  60%  de  la  población.  Es  una  economía  consolidada,  el  alto  consumo  de  semillas  de  hortalizas  que  existe,  puede  representar  un  horizonte  muy  relevante  para  la  industria”.

Liderazgo en el hemisferio   

Como  en  tantos  otros  rubros,  Chile  posee  condiciones  óptimas  para  la  producción  de  semillas.  Por  eso  es  que  Mario  Schindler  afirma:  “comparativamente  hablando,  somos  un  país  mucho  más  limpio  desde  el  punto  de  vista  fitosanitario  y  de  plagas  en  general”.

También  a  favor  de  nuestra  industria  destaca  las  buenas  condiciones  climáticas  que  favorecen  el  cultivo  de  semillas:  “tenemos  suelos  agrícolas  con  la  mejor  calidad  a  nivel  mun dial,  por  lo  que  destacamos  desde  un  punto  de  vista  agronómico”.

Así,  a  ojos  del  Director  Ejecutivo  de  Anpros,  Chile  posee  un  enorme  potencial  para  lograr  el  liderazgo  en  la  industria  a  nivel  mundial.  “Somos  el  primer  exportador  en  el  hemisferio  sur,  ya  que  abastecemos  las  necesidades  de  las  empresas  del  mundo  y  particularmente  del  hemisferio  norte”.

Mejoras a considerar

La  agricultura  hoy  en  día  se  ve  en  la  obligación  de  fortalecer  la  credibilidad  del  país,  ya  que  sus  productos  son  los  embajadores  tanto  de  los  agricultores  como  de  la  propia  industria.  Es  por  ello  que  cobra  vital  relevancia  la  logística  de  las  exportaciones  y  el  trabajo  de  cada  uno  de  los  servicios.  En  opinión  de  Schindler  los  paros  portuarios  y  de  servicio  son  una  gran  amenaza  a  la  producción  de  semillas  ya  que  afectan  a  la  imagen  que  se  ha  ganado  nuestro  país  en  los  distintos  mercados.  “Tenemos  el  objetivo  de  ser  un  protagonista  de  las  exportaciones  de  alimentos  y  llegar  a  ser  una  potencia  agroalimentaria;  no  tener  la  confiabilidad  que  la  industria  mundial  necesita  para  nosotros  resulta  muy  crítico”.

semillas 1Schindler  enfatiza  en  lo  fundamental  que  es  para  la  industria  poder  internar  las  semillas  a  tiempo,  “porque  nuestras  ventajas  de  producción  son  estrechas.  Los  clientes  extranjeros  necesitan  internar  rápidamente  la  semilla  en  el  campo,  para  que  posteriormente  sea  cosechada  y  despachada  a  su  destino”.  Por  lo  que  es  primordial  que  las  instituciones  funcionen  junto  con  los  puertos  y  servicios  relacionados.

La  industria  semillera  tiene  que  producir  con  eficiencia,  calidad  y  confiabilidad,  elementos  que  se  deben  conjugar  en  el  proceso.  A  criterio  del  Director  Ejecutivo  de  Anpros,  si  se  pierde  la  confiabilidad  “estamos  perdiendo  parte  importante  del  capital  que  nos  ha  costado  ganar  durante  décadas”.

A  todo  esto  se  suma  el  prejuicio  que  se  ha  formado  en  los  mercados  sobre  que  Chile  es  un  país  caro  para  producir.  ¿A  qué  se  debe?  Las  miradas  apuntan  al  tipo  de  cambio,  que  a  juicio  de  Schindler  se  convierte  en  una  amenaza  a  la  competitividad  de  la  industria  semillera.  “El  tipo  de  cambio  estuvo  bajísimo  durante  muchos  años  y  eso  obviamente  tuvo  un  impacto  en  la  percepción  de  Chile  como  un  país  caro,  lo  que  significa  que  hay  un  desafío  importante:  las  empresas  deben  revertir  esa  imagen”.

Tecnología para el desarrollo  

Si  el  uso  de  la  tecnología  en  la  agricultura  se  ha  transformado  en  un  aliado  indispensable,  la  industria  semillera  no  es  excepción.  Y  en  particular  un  elemento  clave  para  incrementar  los  rendimientos  por hectárea  pasa  por  aumentar  la  tecnificación  en  riego.  “Estamos  trabajando  como  gremio  y  creemos  que  es  uno  de  los  factores  técnicos  que  se  pueden  mejorar  muchísimo,  estamos  seguros  de  que  la  mayoría  de  las  empresas  están  trabajando  para  obtener  mejores  rendimientos”.

Otra  de  las  tecnologías  que  se  encuentran  al  servicio  de  la  agricultura  y  que  los  productores  de  semillas  están  utilizando  es  el  uso  de  satélites  y  de  estaciones  meteorológicas,  elementos  para  lograr  uno  de  los  objetivos  primordiales,  como  lo  es  obtener  mayores  rendimientos.

Terreno de investigación  

Otro  de  los  aspectos  sobre  los  cuales  la  industria  debe  poner  el  énfasis  es  sin  dudas  la  investigación,  algo  que  específicamente  se  da  en  la  zona  norte  del  país,  donde  se  realizan  distintos  tipos  de  estudios.

Mario  Schindler  especifica  que  son  varias  las  empresas  que  han  instalado  bases  de  investigación  y  desarrollo  en  Arica,  donde  las  condiciones  climáticas  permiten  generar  varias  generaciones  en  un  año,  lo  que  para  efectos  del  desarrollo  de  una  variedad  es  valiosísimo  ya  que  reduce  los  tiempos  hasta  tener  una  variedad  comercial.  “El  rol  que  juega  Arica  es  importante  para  Chile,  pero  también  para  el  mundo,  porque  muchas  variedades  que  se  siembran  han  pasado  en  alguna  parte  de  su  ciclo  por  esta  región;  donde  particularmente  las  especies  que  se  investigan  son  maíz,  soya  y  canola”.  Agrega  que  la  investigación  ha  llegado  al  desarrollo  de  hortalizas,  que  han  sido  un  aporte  significativo  para  la  agricultura  de  la  zona  norte  de  nuestro  país.

Tarea pendiente   

Desde  hace  varios  años  que  se  viene  discutiendo  la  aprobación  de  UPOV  91,  pero  todavía  no  se  ha  logrado  su  promulgación  para  que  se  convierta  en  ley.  Para  ello  el  Director  Ejecutivo  de  Anpros  comenta  que  es  necesario  que  se  elabore  una  nueva  ley  de  obtentores  vegetales  que  interprete  lo  que  señala  la  disposición  del  convenio  UPOV  91.  “Nosotros  pensamos  que  son  un  buen  aporte  para  avanzar  en  este  tema  tan  necesario  para  Chile  y  para  toda  la  agricultura  chilena”.

semillas 2A  su  juicio  el  nuevo  convenio  es  una  legislación  moderna  y,  al  mismo  tiempo,  una  tarea  pendiente  para  Chile.  “Tenemos  Tratados  de  Libre  Comercio  para  los  cuales  esto  es  una  obligación  incumplida”.    Según  explica  Schindler,  UPOV  91  promueve  el  fitomejoramiento  a  nivel  nacional,  en  su  desarrollo  por  parte  de  investigadores,  ya  que  entrega  la  seguridad  de  no  ser  pirateados  una  vez  que  salen  al  mercado.  Además  de  potenciar  y  aumentar  de  manera  significativa  la  investigación  a  nivel  nacional  y  el  desarrollo  de  nuevas  variedades,  ya  que  el  obtentor  cuenta  con  la  certeza  de  que  el  fruto  de  su  inversión  y  años  de  trabajo  luego  no  será  pirateado  de  inmediato.  “Además  entrega  señales  a  todos  los  fitomejoradores  del  mundo  de  que  Chile  está  modernizando  su  legislación  en  materia  de  propiedad  intelectual  vegetal,  de  que  puedan  ingresar  sus  variedades  a  nuestro  país  sin  temor  que  sean  pirateadas”.

¿UPOV  91  es la gran solución?

Si  bien  al  reclamar  un  avance  sobre  la  legislación  relativa  al  convenio  suena  como  si  a  partir  de  eso  todo  quedaría  solucionado,  esto  no  es  más  que  una  falsa  ilusión.  Es  un  gran  paso  adelante,  indica  Schindler,  “pero  la  verdad  es  que  no  garantiza  nada”.En  la  práctica  la  protección  de  la  propiedad  intelectual  vegetal  es  sumamente  difícil,  por  lo  que  hay  varias  disposiciones  y  una  de  ellas  es  que  se  extienda  a  la  cosecha  si  el  material  de  propagación  fue  adquirido  legalmente,  que  se  extienda  hasta  el  periodo  de  protección  y  eso  aumenta  en  algunos  años  la  protección  de  las  variedades  que  se  inscriban  en  el  registro  de  variedades  protegidas  del  SAG.

Schindler  añade  que  la  postura  de  la  asociación  es  que  se  siga  otorgando  el  privilegio  al  agricultor  sin  ningún  tipo  de  restricciones  a  los  pequeños  y  se  acote  a  los  medianos  y  grandes  agricultores,  como  lo  establece  UPOV  91,  dentro  de  límites  razonables  salvaguardado  los  derechos  del  obtentor.  “Llevar  esto  a  la  práctica  y  a  que  permita  a  los  obtentores  defender  sus  derechos  va  a  seguir  siendo  muy  complejo”.

La  industria  semillera  se  encuentra  en  un  proceso  de  desarrollo  y  de  investigación,  con  la  meta  de  volver  a  los  tiempos  exitosos.  El  objetivo  es  volver  a  cifras  como  los  651,1  millones  de  dólares  exportados,  pero  para  ello  necesita  modernizar  la  legislación  y  aprovechar  los  beneficios  de  toda  la  tecnología  disponible.  Una  vez  que  se  logre,  para  el  Director  Ejecutivo  de  Anpros,  Mario  Schindler,  la  industria  tiene  un  solo  camino  por  delante:  el  del  crecimiento.

 

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Add Comment Register



Danos tu Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

best wordpress themes - wordpress themes 2012 - wordpress travel themes
1