Estás leyendo
Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez

Los frutales de nuez en Chile, en general y salvo algunas excepciones como los almendros, se cosechan a fines de verano y principalmente en otoño (marzo, abril y mayo). A pesar de que todavía nos encontramos en una etapa de desarrollo productivo y una buena parte de los parámetros de calidad todavía no se han definido, es relevante iniciar o comenzar a reflexionar sobre algunos aspectos importantes al momento de iniciar la cosecha.

En esta etapa estamos en el llenado de frutos y la producción aún puede ser alterada por la presencia de algunos patógenos de importancia que afecten los frutos, el riego y sus efectos en los aspectos fisiológicos de las plantas, el exceso de radiación solar, la adecuación del suelo, la carencia de algún nutriente o desbalances nutricionales, entre otros temas relevantes.

Algunos problemas en esta época que se pueden mencionar y que pueden afectar la cosecha son, por ejemplo, en nogales la presencia de polillas como Ectomyelois ceratoniae en la zona norte y Región Metropolitana o el desarrollo de BAN (Brown Apical Necrosis) principalmente desde la VI Región hacia el sur. El BAN causado por hongos puede incluso provocar la caída y afectación de frutos hasta la cosecha. En avellanos, destaca la presencia del chinche Leptoglosus chilensis o el pulgón Aphis corylis y algunos problemas fúngicos y fisiológicos en los frutos en la zona sur.

ESTIMACIÓN DE COSECHA

Es muy importante tener un orden de magnitud de la cosecha que se obtendrá, pero es normal que muchos productores de castañas, nueces o avellanas europeas no sepan muy bien la producción de sus huertos. No es fácil evaluar la producción en árboles de tal magnitud y la forma de hacerlo bien es sacrificar la producción de algunos árboles promedio. La forma más efectiva es contar el total de frutos del árbol haciéndolos caer al suelo.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez
El desarrollo de BAN (Brown Apical Necrosis), principalmente desde la VI Región hacia el sur, puede provocar la caída y afectación de frutos hasta la cosecha.

Por ejemplo, en nogales con una densidad de 286 plantas por hectárea, 2.500 frutos por planta, significan una producción de 7,1 a 8,5 ton/ha, dependiendo del peso promedio de frutos de ese huerto en específico. En avellanos, un cultivar Tonda di Giffoni de 1.800 frutos por planta, con 2,8 frutos por glomérulo, peso promedio de 2,5g por fruto y 667 plantas por hectárea, por ejemplo, podemos obtener 4,5 kg/planta, lo que implica 3 ton/ha y 1380 kg/ ha de semilla o pepa.

En castaños esto es un poco más difícil porque el fruto o aquenio se encuentra dentro de un involucro o erizo. Para definir la producción se debe obtener un promedio de frutos por involucro y tener el peso promedio de las castañas en las condiciones de cultivo. Variedades como Marrone Cuneo, Marrone di Val di Susa o Bouche Rouge presentan distinto potencial. Muchas veces hay un porcentaje importante de involucros sin frutos que hay que considerar.

PUNTOS CRÍTICOS

Se busca identificar los puntos críticos de la cosecha y pesquisar de forma exacta los momentos en que se generan los problemas. Esto es especialmente importante en la producción de nueces —sobre todo en momentos en que el mercado está más estrecho—, de forma de lograr una cosecha rápida, expedita y eficiente, que evite la pérdida de calidad en este proceso. La cosecha se realiza en una época en que hay mayores probabilidades de precipitaciones, las cuales pueden afectar irremediablemente la calidad al retrasar los procesos y producir el desarrollo de hongos tanto internos como externos, o incluso problemas fisiológicos, como en el caso de Chandler con nueces amarillas o nueces oscuras.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez
El side by side es un método de cosecha que puede ser considerada si existieran dificultades como piedras o microrrelieves en el suelo, o bien la posibilidad de que máquinas muy pesadas provoquen huellas y surcos en el suelo, afectando la “segunda pasada”.

Es muy importante tener claro que la producción total (PT) en nogales, castaños y avellanos europeos está dada, en gran medida, por tres factores que se relacionan entre sí: la cantidad de centros frutales (CF) existentes en el árbol (en el caso del nogal es la cantidad de dardos presentes en la planta mientras que en el avellano europeo es por la cantidad de brotes laterales con flores), el número de frutos por centro frutal (NF) y el peso promedio por fruto seco (PF) obtenido.

Estimar producción y volúmenes de cosecha en cada etapa para determinar las necesidades de mano de obra o maquinaria para la cosecha mecanizada es trascendental. La logística es muy importante cuando los volúmenes son relevantes. Necesidades de bins, tractores, carros porta bins y carros contenedores de frutos, sobre todo si se utiliza mano de obra o side by side en el caso de nogales, castaños y avellanos.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez
Cosecha de nueces en condiciones de montaña en la comuna de Upeo, Curicó.

En avellanos y castaños la cosecha sólo se realiza desde el suelo, ya que no hay forma todavía de hacerlo de otra manera, a pesar de algunas pruebas con máquinas cabalgantes. En castañas la dificultad está en los problemas fungosos internos, y como es un fruto que en general se enfría para ser exportado, el proceso debe considerar el menor tiempo posible con las castañas en el suelo. También se puede secar principalmente para la elaboración de harina de castaña, que es un proceso que también se ve afectado si no se planifica muy bien la cosecha, acortando la permanencia de los frutos expuestos a la humedad en el terreno del huerto.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez

Los volúmenes de cosecha y montos diarios o semanales son importantes de estimar, para definir las necesidades de proceso y sobre todo necesidades de volumen de secado. Se debe considerar una capacidad de secado de dos o tres veces más importantes en zonas más al sur, donde las condiciones de temperatura y humedad relativa dificultan el secado. En general el secado de nueces en régimen en la RM puede demorar unas 12 horas en pleno régimen de secado, mientras que en la VII y VIII Región este proceso puede llegar a demorar 72 horas al inicio de la cosecha y 24 a 36 horas en plena cosecha.

Te podría interesar
Debido a la crisis sanitaria, este año Fruittrade pasa a ser FruitCARE

EL FACTOR SUELO

Otro punto crítico, sobre todo en avellanos y castaños, es el manejo y condición del suelo. Si existen dificultades como piedras, microrrelieves en el suelo que pueden “ocultar” los frutos o una textura de suelo que provoque que los neumáticos se entierren o máquinas muy pesadas que no se puedan desplazar, esto debe ser considerado al proyectar la cosecha. En nogales este tema se puede manejar a través de la cosecha a mano o con side by side.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez

En avellanos la cosecha manual es menos eficiente y cara por lo que la cosecha debe ser mecanizada. Sin embargo, máquinas de origen norteamericano como barredoras (sweepers) o cosechadoras (harvesters) requieren de suelos muy planos y sin lomajes ya que son muy bajos y no pueden trabajar de buena forma con condiciones de suelo húmedo. En este caso máquinas de cosecha europeas están mucho mejor diseñadas para este tipo de terreno, ya sea en nogales, castaños o avellanos.

El control de malezas o manejo de la cobertura vegetal en esta época debe realizarse para evitar problemas al momento de la cosecha. Si no se logra de buena forma puede afectar y disminuir el volumen de cosecha hasta en 15% o más. Cortes periódicos o la utilización de herbicidas es muy necesaria para evitar tener una gran cantidad de materia seca en el suelo que pueda atollar o dificultar la operación de maquinaria o la mano de obra.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez
Los volúmenes de cosecha y montos diarios o semanales son importantes de estimar, para definir las necesidades de proceso y sobre todo necesidades de volumen de secado. En la imagen, una planta de procesos en Ñuble.

Muchas veces hay una gran cantidad de hojas o frutos de la temporada anterior, ya sea por problemas fitosanitarios, una mala cosecha o una mala descomposición de las hojas. Es muy relevante realizar una limpieza antes de la cosecha, para evitar contaminar o afectar la calidad de los frutos entregados a los compradores, que puedan afectar el precio promedio de los frutos de la temporada.

Aspectos a considerar al iniciar la cosecha de frutos de nuez
Máquina para control de sierpes en avellanos.

Mantener árboles con buena condición fisiológica hasta el final de la temporada permite evitar la caída de las hojas antes de terminar la cosecha. Una caída prematura de las hojas puede dificultar sustancialmente la cosecha, ocultar los frutos y aumentar las pérdidas. Este problema puede ocurrir tanto en nogales como en castaños. En avellanos esto puede ocurrir también, aunque más intenso en el sur de la zona de producción de esta especie, desde la Araucanía al sur principalmente. En este sentido también pueden ser importantes algunos reguladores de crecimiento, como el Etephon en nogal, producto que puede adelantar la madurez de cosecha.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.