Estás leyendo
El camote surge como una opción cada vez más sólida en la Región del Maule

El camote surge como una opción cada vez más sólida en la Región del Maule

El camote surge como una opción cada vez más sólida en la Región del Maule

En los últimos años hemos observado en las góndolas de supermercados, ferias libres y en los pequeños negocios de barrio oferta de camote, una raíz tuberosa que reapareció en Chile como alternativa para contribuir a la alimentación saludable de las personas. Este fenómeno viene asociado a los cambios en los hábitos de la población chilena, que busca alimentos saludables y nutritivos, y también al enriquecimiento de la cultura culinaria en Chile, debido al fuerte flujo migratorio desde países donde es común el consumo de esta raíz.

Si bien, se cuenta que en Chile se cultivaba antes de la llegada de los españoles por los atacameños, diaguitas y picunches, la superficie cultivada en estos momentos es de solo unas pocas hectáreas al año. Sin embargo, sus importaciones han aumentado considerablemente en los últimos años, principalmente desde Perú. En el 2013 fueron un poco más de 138 mil kg, y en 2019 llegó a más de 1,5 millones de kg: un crecimiento de más de once veces en seis años.

ESTABLECIMIENTO EN MAULE

En el año 2014, el Dr. Rolando García, fundador y Director Ejecutivo de SynergiaBIO, en su momento académico e investigador en una universidad regional, y conocedor de las potencialidades del cultivo, junto a su equipo de especialistas liderados por el Ingeniero Agrónomo Eglis Greck Rodríguez, demostraron que era posible el cultivo de esta especie a escala comercial en la Región del Maule.

El camote surge como una opción cada vez más sólida en la Región del Maule

Desde el 2015, esta empresa biotecnológica introdujo desde el Centro Internacional de la Papa, en Perú, variedades que fueron multiplicadas mediante el cultivo de tejidos in vitro. Luego, la empresa agrícola La Tropical hizo una prueba de variedades en distintas zonas de la región. La iniciativa fue co-financiada por el Gobierno Regional del Maule, a través del Fondo FIC, y permitió conocer cuál era la época de plantación, la respuesta a los diferentes tipos de suelo, la densidad de plantas por hectárea, el efecto de la zona edafoclimática y las variedades, el ciclo del cultivo, los rendimientos de estas, el manejo agronómico, y por último cómo se haría la guarda y postcosecha de los camotes.

A continuación, y a través del consorcio IFAN financiado por CORFO, se avanzó en el escalamiento productivo y se pudo avanzar en la agregación de valor para el cultivo, a través de la generación de prototipos de colorantes naturales para la industria alimentaria. Además, se estudió la aceptación de estas variedades por el mercado (fresco y para snacks).

La experiencia acumulada ha permitido demostrar que es posible plantar en casi toda la región y con diferentes tipos de suelos (Tabla 1). Además, que la mejor época para el cultivo va desde el final de la primavera hasta el final del verano e inicio del otoño. Los rendimientos de estas variedades estuvieron entre 15 y 27 T/ha.

Te podría interesar
Montague, productor de frutas líder en Australia utilizará innovación de AgroFresh

El camote surge como una opción cada vez más sólida en la Región del Maule
Tabla 1. Variedades de camote (Ipomaea batata L (Lam)) con sus rendimientos obtenidos en diferentes localidades en la Región del Maule.

A partir de los conocimientos y experiencias adquiridos en estos años La Tropical ha ido creciendo, y ya en el 2020 plantó 12 ha de camote, con rendimientos que superaron las 30 T/ ha. Según el Ing. Eglis Greck, gerente de la empresa, “el camote es un cultivo muy dócil, que no presenta plagas ni enfermedades importantes en Chile, tiene un consumo bajo de agua y fertilizan tes, e incluso, con un buen manejo se pueden lograr producciones totalmente orgánicas. Además, el sistema de guarda de semilla desarrollado por nosotros es muy barato, por las condiciones que tiene Chile durante el periodo de otoño- invierno, se pueden conservar las semillas sin la necesidad de acudir a un frigorífico”.

GENÉTICA

El camote surge como una opción cada vez más sólida en la Región del Maule

En este sentido, el Dr. Rolando García, plantea que la “semilla” producida por métodos biotecnológicos, en este caso los “plantines”, aseguran genuinidad genética, un material rejuvenecido, con una calidad fitosanitaria óptima, libre de virus y bacterias que puedan afectar el cultivo. Según García, “las tecnologías desarrolladas por nuestra empresa para la conservación del germoplasma en condiciones in vitro, permiten contar con material suficiente durante todo el año. Estas técnicas biotecnológicas de cultivo in vitro, la experiencia del equipo de I+D y las relaciones de colaboración que tenemos en todo el mundo sientan las bases para desarrollar un programa de mejoramiento genético de camote en Chile. Actualmente SynergiaBIO cuenta con 52 variedades de camote, las cuales se utilizarán para ensayos de campo y para los programas de mejoramiento genético.”

Ambas empresas no se conforman con la producción del camote y quieren ir más allá, agregando valor a través de las amplias posibilidades que ofrece esta especie, para la obtención de pigmentos naturales con actividad nutracéutica y polvos deshidratados naturalmente fortificados con bajo índice glicémico.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.