Estás leyendo
El problema de la crisis hídrica: una gran oportunidad de cambio

El problema de la crisis hídrica: una gran oportunidad de cambio

Mundoagro
El problema de la crisis hídrica: una gran oportunidad de cambio

Chile enfrenta un escenario de sequía muy severo y lo que parece ser un problema de escasez hídrica a largo plazo. Actualmente, existen múltiples propuestas para enfrentar este escenario, pero la urgencia de la situación obliga a implementar acciones de corto plazo que, sin grandes inversiones, puedan impactar positiva y sustantivamente la eficiencia en el uso y conservación del recurso hídrico.

Según cifras del banco mundial, en promedio, en la agricultura se ocupa el 70% del agua que se extrae en el mundo. Sin embargo, necesitamos de la agricultura porque es lo que comemos, sin ella no hay alimentación. Entonces, el esfuerzo debe concentrarse en cómo aumentamos la eficiencia en el uso del recurso hídrico, siendo una de las alternativas, maximizar la productividad del agua de riego. Existe conocimiento, información y tecnologías suficientes para aumentar esta productividad. Sin embargo, aún existen brechas significativas en cómo el conocimiento y la información llegan a los productores, principalmente a los medianos y pequeños, y en cómo estos la utilizan.

En ese contexto se desarrolla la propuesta de UC Davis Chile de implementar un Centro de Extensión en Eficiencia Hídrica, con foco en el uso de agua de riego, acorde a las necesidades y realidad nacional y basado en la experiencia que ha tenido California al enfrentar una sequía y un escenario de escasez hídrica semejantes al nuestro.

La experiencia de California

En todos los desafíos que ha enfrentado con éxito la agricultura en California, el sistema de Extensión Cooperativa de la Universidad de California, UC Cooperative Extension, ha sido un factor clave.

Las oficinas del UC Cooperative Extension son centros de resolución de problemas, el puente entre las dificultades locales y el poder de la investigación de la universidad. “En los centros existen asesores (farm advisors) que trabajan en terreno con los productores, son solucionadores de problemas, catalizadores, colaboradores y educadores. A través de los centros se ha ayudado por años a los agricultores a implementar métodos de cultivo más eficientes, resolver problemas de manejo de plagas e implementar, estrategias inteligentes de uso del agua. Todo lo anterior en asociación con agencias gubernamentales federales, estatales, del condado y locales, así como con individuos y entidades privadas”, señaló Leticia Rojas, Innovation and Extension Coordinator de UC Davis Chile.

En la Universidad de California Davis, los especialistas, investigadores y académicos incorporan a su trabajo las necesidades y problemas que en los centros se han identificado, desarrollando nuevo conocimiento y tecnologías que permitan facilitar la toma de decisiones de los productores y enfrentar amenazas como la escasez hídrica y el cambio climático, y realizando un trabajo de extensión permanente.    

Además del UC Cooperative Extension, en la lucha contra la sequía y la escasez hídrica, el Sistema de Información para el Manejo del Riego de California (CIMIS), ha sido una herramienta fundamental para apoyar las mejores decisiones de los productores.

CIMIS pertenece al Departamento de Recursos Hídricos de California (DWR), que administra una red de más de 145 estaciones y fue desarrollado en conjunto con la Universidad de California Davis. Fue diseñado para ayudar a los regantes a administrar sus recursos hídricos de manera más eficiente, permitiendo ahorrar agua, energía y dinero.

CIMIS proporciona datos de dos fuentes; Estaciones CIMIS y CIMIS Espacial (incluye datos de satélite). Ambos tipos de datos se envían por correo electrónico a los usuarios. Los datos entregados incluyen parámetros, como radiación solar, temperatura del aire, temperatura del suelo, humedad relativa, velocidad y dirección del viento, además de los parámetros derivados, como presión de vapor, temperatura del punto de rocío, referencia y evapotranspiración (ETo). Los datos son usados por UC Cooperative Extension para generar información que permita a los productores mejorar sus decisiones de riego.

En California no solo está la tecnología disponible, lo más importante es que existe un sistema de extensión que asegura el acceso y adecuado uso de esas tecnologías, del conocimiento y de la información disponible. Y, además, se trabaja permanentemente para dar soluciones a los problemas de los productores.    

La propuesta de UC Davis Chile

UC Davis Chile está trabajando para lograr ser un agente clave para dar solución a los problemas de las empresas y los productores, focalizándose en acciones que generen valor económico, social y/o ambiental al sector.

En la propuesta del Centro de Extensión en Eficiencia Hídrica, el gran desafío es generar valor mejorando la productividad del agua de riego, para enfrentar de mejor manera la sequía y el déficit hídrico, reconociendo las capacidades y recursos que tenemos en Chile y aprovechando la experiencia de California para acelerar los procesos de adopción, innovación y desarrollo productivo.

En Chile existe mucho conocimiento e información de cómo hacer más eficiente el uso de agua de riego. Conocimiento desarrollado por las distintas universidades y centros de investigación, como el INIA] y el CRHIAM (Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería), entre otros. Existen muchas organizaciones e instituciones públicas y privadas que están trabajando en el tema, incluidas las organizaciones de usuarios del agua. Además, hay instituciones como la CNR e INDAP que apoyan con financiamiento la tecnificación de los sistemas de riego y el desarrollo de obras para aprovechar de mejor forma el agua. Además, están las empresas proveedoras de servicios, equipos e insumos para riego, que también juegan un rol porque difunden nuevas tecnologías y buenas prácticas. Los propios agricultores realizan sus ensayos y pruebas, cuyos resultados muchas veces sólo son difundidos a sus más cercanos o simplemente no salen del predio. Tenemos una Red Agroclimática Nacional (RAN), que integra en un solo portal en Internet: Agromet, la información relacionada con el clima y su efecto sobre los distintos procesos productivos, proveniente de varias redes previamente existentes, con cobertura a lo largo de todo el país.

El modelo de intervención del Centro propone articular y coordinar la acción de las distintas instituciones y organizaciones, a partir de la identificación de los problemas, necesidades y motivaciones de los productores y de la búsqueda de soluciones.

Te podría interesar
Aplicación móvil de Frutas chilena es premiada en Fruit Attraction

El productor es el actor clave del proceso de cambio y por esto, su actitud es fundamental. Los problemas puedan estar presentes, pero no siempre existe el interés real de querer solucionarlos, por diversas barreras, de conocimiento, culturales, económicas, etc. Sin embargo, afortunadamente, existen métodos para romper las barreras de adopción y, trabajar con aquellos productores que son más reacios a los cambios. El sistema de extensión de California ha venido desarrollando estos métodos hace más de 100 años, con muy buenos resultados y hoy todo ese conocimiento y experiencia está a nuestra disposición.

En términos de objetivos técnicos, a través del Centro se trabajará para incrementar la productividad del agua de riego (water productivity), considerando la eficiencia del riego, pero también el desempeño de los cultivos (plant performance) y el contenido de agua en el suelo (soil water management). Debemos incorporar otros elementos además del riego para maximizar la eficiencia del sistema productivo, que es finalmente lo que importa y determina las decisiones de los productores.

Junto con identificar las brechas y trabajar para mejorar la productividad del agua de riego, se debe promover la toma de consciencia respecto de la escasez del recurso. Pese a la gran sequía que enfrenta el país, en muchas ocasiones los productores que aún disponen de este no tienen conciencia de que se acabará, o bien, de que no todos lo tienen disponible en la cantidad que se necesita y otros simplemente no tienen.

El Centro permitirá facilitar el acceso a tecnologías, pero también mejorar la eficiencia en la entrega de información actualizada para que los productores puedan tomar sus propias decisiones. La tecnología es un aspecto que requiere utilizarse de manera adecuada, es una ayuda pero, de todas formas, se requiere desarrollar las capacidades, “alguien que riega por goteo, pero lo usa mal, puede ser tan poco eficiente, como uno que riega por surco o tendido”, comentó Rojas.

Aquí también se realizarán capacitaciones y actividades como talleres, charlas técnicas y días de campo. Se desarrollará material de extensión, además de un programa de acompañamiento, que permita a los productores y a quienes están a cargo del riego, efectivamente adoptar tecnologías y mejorar sus prácticas agronómicas. También se desarrollará un programa de entrenamiento para asesores, que permita mejorar sus capacidades de extensión y su conocimiento técnico.

La oportunidad

La situación hídrica que enfrentamos sólo es posible abordarla con cooperación, porque son muchos sectores que ejercen presión sobre el recurso y debemos ponernos de acuerdo para conservarlo.

El Centro de Extensión será un facilitador para promover la articulación entre las distintas instituciones y actores ocupados del uso eficiente del recurso, permitiendo transformar la crisis en una oportunidad para iniciar una forma de trabajo distinta, donde la cooperación es la clave para unirnos en torno a un objetivo, trabajando juntos y aumentado los resultados de cada uno de nuestros esfuerzos y de los recursos involucrados, cooperación que puede ser replicada en cada uno de los desafíos que como sector debemos abordar.

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.