Estás leyendo
Productores de Olivos y viñedos mejoran gestión del riego

Productores de Olivos y viñedos mejoran gestión del riego

Mundoagro
Productores de Olivos y viñedos mejoran gestión del riego

La actividad agrícola en la región de Coquimbo busca mejorar la condición estructural de déficit hídrico. Es por ello que un grupo de investigadores pertenecientes al Centro de Estudios de Zonas Áridas, CEZA, de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile junto con la Fundación para la Innovación Agria (FIA), presentaron los avances del proyecto “Estrategias agronómicas de gestión del riego que permitan aumentar la productividad y la sustentabilidad de los sistemas frutícolas ante el proceso de aridización”.

Maurice Streit, ejecutivo de innovación agraria de FIA indica “el principal objetivo de este proyecto es identificar las estrategias de manejo agronómico que presenten una respuesta positiva y consistente durante tres temporadas, que sean factibles de implementar técnicamente y aseguren la sustentabilidad de la producción en el largo plazo. Además, se están desarrollando análisis de rentabilidad de las estrategias exitosas, para ampliar la base de información disponible para los agricultores y con ello disminuir la incertidumbre que frena el proceso de innovación”.

Olivos

El proyecto ha implementado distintos manejos agrícolas orientados a utilizar de manera eficiente el agua aplicada en olivos. Oscar Seguel, coordinador del proyecto y profesor de la Universidad de Chile comentó “uno de esos sistemas fue el riego deficitario controlado, que es una estrategia de reducción del aporte hídrico a la planta en distintos estados fenológicos, generando un estrés que no ocasiona pérdidas de rendimiento y calidad del producto”.

Seguel agrega que este tipo de manejo ha sido utilizado en distintos tipos de frutales para optimizar la eficiencia de uso de agua en términos de la razón rendimiento/agua, por lo que no solo genera una disminución en la cantidad de agua a utilizar, sino también un ahorro de energía y en los costos de producción, lo cual hace más competitiva la producción agrícola.

Poda y aplicación de enmienda en viña

Te podría interesar
Productores de avellano europeo destacan apertura de mercado chino

El equipo de investigadores aplicó dos tipos de enmiendas de suelo (ácido húmico y bacterias fijadoras de nitrógeno) y tres niveles de poda (sin poda, poda mediana y poda severa). Si bien son resultados preliminares y generados en una primera temporada, lo cierto es que se está llegando a la combinación adecuada para mejorar la resistencia del viñedo al estrés hídrico.

 

Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.