Estás leyendo
Todo terreno

Todo terreno

Mundoagro
Todo terreno

Para mí el deporte siempre ha sido una parte muy importante de mi vida. Cuando estaba en el colegio practicaba judo. Luego me cambié a otro colegio, en el que le ponían mucho énfasis al atletismo, y como era de los más altos de la generación, me hicieron pasar por distintas pruebas.

Primero fue el salto largo, después los 800 metros planos y luego las vallas. Nunca estuve ni cerca de destacar en esas pruebas, y hasta recuerdo que en 800 metros en un Campeonato Interescolar, ayudado por las barras de los colegios, me lancé a toda velocidad desde el principio, pasé la primera vuelta a la pista con una ventaja desproporcionada, pero rápidamente me fundí, me pasaron todos y salí en el último lugar.  Cuando tuve mi debut en las vallas ni siquiera pude terminar la carrera, y tuve que abandonar luego de pegarle fuerte a una valla. Creo que fue la primera y última vez que participé en esa prueba. Terminé siendo un lanzador de jabalina.

Todo partió porque mi hermano mayor lanzaba jabalina, y era de los buenos. Llegaba a la casa con sus medallas y de alguna manera me llamó tanto la atención que empecé a lanzar coligues en el patio de la viña de mis padres. Estuve todo un verano entrenando solo, por completo autodidacta con tan sólo 14 años.

De vuelta en el colegio tomé una jabalina de verdad y ahí le gané a todos. De ahí en adelante creo que he tenido unos de los mejores años de mi vida, y todo gracias al deporte. Gané mis primeras medallas, fui seleccionado nacional, viajé por el mundo, saqué una medalla a nivel sudamericano y hasta llegué a tener el récord nacional de mi especialidad. 

El deporte me ha abierto muchas puertas en la vida, y no solo eso, me ha pulido como persona y como profesional. La disciplina y perseverancia que desarrollé con los años han sido la mejor escuela que pude haber tenido. Después de varios años trabajando en el área comercial de dos importantes viñas chilenas, decidí emprender con mi propio negocio. Con mi mejor amigo de la universidad abrimos el primer centro de flotación de Chile, Float.

A pesar de que el trabajo y luego el emprendimiento me fueron consumiendo lentamente, siempre he intentado mantener el deporte como estilo de vida. La jabalina la dejé hace varios años, y a cambio me acerqué a las montañas a través del trekking. En éste encontré algo que el atletismo no me podía entregar, y esto tenía que ver con un espacio de conexión con la naturaleza, que entregaba mucha paz, al mismo tiempo que es una excelente forma de mantener un muy buen estado físico. Nunca es tarde para encontrar tu deporte.

Te podría interesar
El juguete de aventura - Diego Matas

Lo importante es probar distintas cosas y ver qué es lo que más se acomoda a tu estilo de vida. Para mí, hoy el deporte es la mejor manera de botar el estrés, limpiar tu mente, energizarte y promover la creatividad.

En este sentido, el trekking es muy amigable ya que vas a tu ritmo, puedes llegar hasta donde quieras, es muy barato practicarlo (un par de buenos zapatos y mochila para partir) y además permite conocer lugares maravillosos, de los que en Chile tenemos de sobra. Solo es necesario dar el primero paso.  

Francois Pouzet es socio de Viña Tipaume.

Todo terreno
Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.