Estás leyendo
Un plan para todo el año

Un plan para todo el año

Mundoagro
Un plan para todo el año

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE UN BUEN MANEJO DE LAS RESERVAS EN POSTCOSECHA Y QUÉ HERRAMIENTA EXISTEN?

UNO DE LOS MOMENTOS CLAVES en los frutales de hoja caduca es la etapa de postcosecha. En dicho momento ocurren procesos de diferenciación floral, lo que determinará la base productiva para la siguiente campaña. Dependiendo de la especie, encontraremos con plantas sin fruta u otras en pleno proceso de crecimiento y llenado de fruta, por lo que la estrategia de postcosecha deberá ajustarse a los requerimientos de cada especie. Sin embargo, el punto de encuentro de todas ellas serán las reservas. Las reservas hacen referencia a la producción, movilización y acumulación de azúcares (almidón) y nutrientes minerales, en especial nitrógeno (arginina), fósforo y potasio. Su mayor acumulación se relaciona con un mejor desarrollo durante inicios de la campaña siguiente, dado que en las primeras etapas de floración/brotación, el crecimiento será sustentado principalmente por las reservas que la planta haya sido capaz de generar, movilizar y acumular en las distintas estructuras de la planta (raíces, brotes y yemas). Los azúcares producidos y nutrientes asimilados durante el periodo estival, se comenzarán a movilizar a las diferentes estructuras de reserva en la medida que el otoño se aproxima y el follaje comienza a caer. En la medida que el período de receso se acerca a su fin, los tejidos movilizan los nutrientes y los azúcares hasta los puntos donde se utilizarán, dando la partida a la nueva temporada.

Un plan para todo el año

Figura 1. Movilización y acumulación de nitrógeno en yemas de cerezo. Modificado de Ouzounis y Lang, 2011.

Lo anterior puede ser observado en la Figura 1, donde la acumulación de nitrógeno ocurre previo a la caída de hojas, luego el nivel se mantiene estable hasta que la primavera se acerca, y la movilización y concentración de nitrógeno en las yemas se activa, promoviendo así la brotación. En el caso del almidón ocurre un fenómeno similar, donde la movilización de azúcares simples y su acumulación como almidón en yemas se mantiene incluso posterior a la caída de hojas, alcanzando su máxima concentración en el momento que la especie cumple los requisitos de horas frío, y comienza un proceso de degradación de almidón y movilización de azúcares simples a los puntos donde se iniciarán los procesos de brotación/floración.

¿CÓMO AUMENTAR RESERVAS?

El primer paso es a nivel aéreo: mantener a la planta lo más cómoda posible ante el ambiente estresante de verano. Para ello el uso de bloqueadores solares y bioestimulantes es fundamental (e.g. Stimulate®, Bio-Forge®, etc), así como todo lo relacionado a un adecuado manejo del riego. Sin embargo, el punto que será clave será la nutrición y el desarrollo radicular, para lo cual debemos centrarnos en la aplicación de nutrientes vía suelo/foliar durante el período de postcosecha, en especial algunos como nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, boro y zinc (dependerá de la especie), además de emplear estrategias de desarrollo radicular y equilibrio hormonal, siendo un exponente el producto Rootfeed Concentrate®, mezcla de N-amínico, calcio, magnesio y ácido indol butírico (AIB), formulado que permite estimular el desarrollo de nuevas raíces, que serán las encargadas de producir la hormona citoquinina, así como aumentar la eficiencia de absorción de nutrientes. Adicionalmente, el N-amínico presente en la formulación será un aporte directo a las reservas, así como también el calcio y el magnesio.

Un plan para todo el año

Figura 2. Acumulación de almidón en yemas de arándano cv. Duke durante temporada 2018.

Otro punto importante es el manejo de caída de hojas ya que una fracción importante de nutrientes se encuentra almacenada en las hojas, y previo a su caída éstas movilizan azúcares y nutrientes hacia yemas, brotes, y raíces. Sin embargo, en muchos huertos después de realizar manejos para incrementar las reservas, terminan aplicando productos como sulfato de zinc o urea para acelerar la caída de hoja y forzar la entrada a receso, lo que genera un impacto directo en la acumulación de reservas, ya que elimina las hojas antes de que estás terminen de movilizar su contenido a los diversos tejidos.

Te podría interesar
La Ruta del Vino llega al celular a través de ChileVisit

Un plan para todo el año

Figura 3. Acumulación de arginina en yemas de cerezo cv. Lapins durante temporada 2018.

El manejo que año a año se ha vuelto más masivo es el uso de productos como Nitrate Balancer®, formulado diseñado para acelerar y aumentar la eficiencia del proceso de movilización de azúcares y nutrientes desde las hojas a los órganos de reservas. De ese modo, se podrán aplicar productos para quemar el follaje y asegurar al mismo tiempo una adecuada acumulación de reservas (Figura 2 y 3). Una adecuada nutrición y manejos de postcosecha serán claves para asegurar la base del éxito de una nueva campaña, sin embargo, debe ir todo en complemento y enmarcado en un manejo agronómico general.


Ver comentarios (0)

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada.